Ciento volando de catorce


Como parte de los ecos de la reunión cofrádica me traje un paquete de libros de poemas (Borges, Benedetti, y Sabina –si el compositor) y junto con ellos más deudas.

Bueno, entre el estrés de los diversos cursos que al IFE se le ocurrió inscribirnos  (es que, ¡ejem!, estamos estrenando campus virtual y creo que se engolosinaron) y la bendita insistencia de Laura por intercambiar opiniones respecto al libro de Sabina llamado “Ciento volando de catorce” (que incluye un disco con algunos sonetos leídos por el mismo Joaquín), me di la oportunidad de hojearlo hoy que venía a la oficina.

Abrí el libro al azar… y me atrapó el primer soneto. Tengo el mal hábito de leer de adelante hacia atrás, y leí el soneto anterior… y también me gustó, pero no solo eso: empezó a mover algo dentro de mi, sentimientos, emociones, recuerdos, vivencias, dolores, anhelos, risas, llantos, y seguí leyendo siempre hacia atrás.

No pretendo que esta entrada sea una crítica poética porque ni soy crítica (Dios me libre) ni soy poética (brincos diera), solo quiero compartir algunos de los sonetos que inmediatamente me atraparon, quizás no son los mejores, quizás hay otros, de hecho no he terminado de leer el libro (o sea, todavía no llego al inicio jajajaja) pero ha sido tanta mi emoción por descubrirlo que aquí me tienen.

Espero lo disfruten, sol@s (como yo) o acompañad@s (y resaltó aquellas frases que me hicieron eco en mi cabecita loca jajajajaja):

 

MATAR LAS TARDES

 

Esta no es la embajada del reproche

Ni el vademécum de lo que perdí,

Para que llueva, para ser de noche

Es condición sine qua non to be

Or not to be, como intuyó el bolero

Calavera de un príncipa danés,

Se equivoca la urgencia y el te quero

Que no vuelve la ausencia del revés.

Escribo sólo por matar las tardes,

Por no ponerme a deshacer maletas,

Por no arrastrarme por las estaciones,

Por no andar, como el rey de los cobardes,

Mustio, con un ramito de violetas,

En el sepelio de las decepciones.

 

 

ESTE YA

 

Este ya no camufla un hasta luego,

Esta manga no esconde un quinto as,

Este precito no juega con fuego,

Este ciego no mira para atrás.

Este notario avala lo que escribo,

Estas vísperas son del que se fue,

Ahórrate el acuse de recibo,

Esta letra no la protestaré.

A éste escándalo huérfano de padre

No voy a consentirle que taladre

Un corazón falto de ajonjolí.

Este pez ya no muere por tu boca,

Este loco se va con otra loca,

Este masoca no llora por ti.

 

 

SIN ROMPER CRISTALES

 

Pasó por fin, se te cruzó un buen chico

(dime su gracia si te da la gana)

Y rechacé el papel de indiano rico

Mecenas del divorcio de tu hermana.

La noche que perdiste el miedo al miedo

Fue tan corta que dura todavía,

Por más que yo, maldito José Alfredo,

Te diera más de lo que no tenía.

Me costará ¿qué quieres que te diga?

Ser elegante sin romper cristales,

Ahora que ni siquiera eres mi amiga.

No enseñan a olvidar las autoescuelas,

Pero, hasta los feroces animales

Lloran cuando los dejan a dos velas.

 

 

PUNTOS SUSPENSIVOS

 

Lo peor del amor, cuando termina,

Son las habitaciones ventiladas,

El solo de pijamas con sordina,

La adrenalina en camas separadas.

Lo malo del después son los despojos

Que embalsaman los pájaros del sueño,

Los teléfonos que hablan con los ojos,

El sístole sin diástole ni dueño.

Lo más ingrato es encalar la casa,

Remendar las virtudes veniales,

Condenar a galeras los archivos.

Lo atroz de la pasión es cuando pasa,

Cuando, al punto final de los finales,

No le siguen dos puntos suspensivos.

 

 

JUEGATE LA VIDA

 

Ultramarino amor, bruja granita,

Recién conversa al puente de Triana,

Purasangre, tirana, gabachita,

Pies dorados con pe de peruana.

Lo peor de lo malo de lo horrible

Es la guerra incivil de nuestro ombligo,

Lo que no puede ser es imposible,

Atrévete ser tú, ti, se, sinmigo.

Que chanchullo el encono que no arde,

Si quieres olvidarme lo comprendo,

Yo también huyo en trenes a medida.

Tierra por medio pon, mañana es tarde

Y brinda al sol que tienes aplaudiendo,

Pero, si vienes, juégate la vida.

 

 

SOCORRO PIDO

 

Si nos hundimos antes de nadar

No soñaran peces con anzuelos,

Si nos rendimos para no llorar

Declarará el amor huelga de celos.

La primavera miente y el verano

Cruza, como un tachón, por los cuadernos;

La noche se hará tarde, tan temprano,

Que enfermarán de otoño los inviernos.

Si me pides perdón socorro pido,

Si te sobra un orgasmo me lo ingresas

En el banco del semen del olvido.

 

 

BENDITOS MALDITOS VIII

 

Benditas sean las rubias calentonas

Que se bajan las bragas con cualquiera,

Las niñeras que salen respondonas

Y arrinconan al niño en la escalera,

Las enfermeras que suben la fiebre,

Les tetas de pezón hospitalario,

Los gatos que no dan gato por liebre,

Los misterios gozosos del rosario,

Los frívolos culitos cariñosos

Que perdonan los polvos atrasados

Y no juegan a ricos y famosos,

Los húmedos chochitos de las putas

Que consuelan a más desconsolados

Que las madres teresas de calcutas.

 

 

BENDITOS MALDITOS I

 

Benditas sean las bajas pasiones

Que no se rajan cuando pintan sables,

Que labios que aprovechan los rincones

Más olvidados, más inolvidables.

Bendito sea el libro de la calle,

Los viejecitos verdes con petaca,

Las medias con costura, qué detalle,

Los quitapenas que dejan resaca,

Las marujitas que pierden al bingo,

Los descendientes de los animales,

Los miércoles con ropa de domingo,

Los adustos, los dandys insolventes,

Los justos que parecen subnormales,

Los iguales a mí, los diferentes.

 

 

ASÍ ESTOY YO SIN TI

 

Como Búster en el apartamento,

Con más miedo que Fredo en el padrino,

Como el marido fiel de lo que el viento

Se llevó con guión de Tarantino,

Como helado de fresa y chocolate,

Como el acorazado de frankestein,

Como un primate en empire state,

Como el magnate de citizen Kane,

Como el angel azul sin escolares,

Como Harpo sin arpa ni bocina,

Mister president call me Norma Jean.

Como polvo de arroz sin calamares,

Como Tarzampanó sin Gelsomina,

Como el bastón de Charly sin Chaplin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s