La direrencia entre las niñas y las mujeres



Ya tiene rato que no agrego nada interesante a mi blog (bueno, creo que nada es realmente interesante jajaaj) pero me llegó este corre y me gustó tanto, por su contenido, que no dudé un segundo en incorporarlo a mi diario. 

Creo que todas empezamos siendo niñas, algunas se quedan en ese rol, pero algunas otras decidimos quitarnos la piel de niña y arropar la de la mujer.

Crecer y aprender son, ambos, procesos dolorosos. Duele aprender. Y duele crecer. A veces pienso que es lo que puede detenernos, el miedo al dolor. Pero creo que los pasos del crecimiento a veces tienen cierto sabor a sal.

LA DIFERENCIA ENTRE LAS NIÑAS Y LAS MUJERES.

 
Las niñas quieren controlar al hombre en sus vidas.
Las mujeres, saben que si el hombre es realmente suyo,no hay
necesidad de control.

 
Las niñas te gritan porque no las llamas
Las mujeres están demasiado ocupadas para darse cuenta que
no las has llamado

 
Las niñas tienen miedo de estar solas.
Las mujeres lo utilizan como tiempo para su crecimiento
personal.

 
Las niñas ignoran a los buenos hombres.
Las mujeres ignoran a los malos.

 
Las niñas te hacen que vuelvas a casa.
Las mujeres hacen que quieras volver a casa.

 
Las niñas dejan su agenda abierta y esperan a que su hombre
hable para hacer planes.
Las mujeres hacen sus planes y cariñosamente notifican a los
hombres para que ellos se integren como mejor les convenga.

 
Las niñas monopolizan el tiempo de su hombre.
Las mujeres se dan cuenta de que un poco de espacio, hace
del tiempo juntos algo más especial.

 
Las niñas creen que un hombre que llora es débil.
Las mujeres ofrecen su hombro y un pañuelo.

 
Las niñas lastimadas por un hombre, hacen que todos los
hombres paguen por eso.
Las mujeres saben que fue sólo un hombre.

 
Las niñas se enamoran y persiguen sin descanso.
Las mujeres saben que algunas veces el que tu amas, no te
amará y continúan su camino sin rencor.

 
En fin, tú decide niña o mujer.

Gracias…


 
Es lo menos que puedo expresar. Pensé que ayer sería un día normal como cualquier otro (no es mi ideal eso de cumplir años entre semana laboral).

Temía ponerme melancólica como me suele suceder en vísperas de cada aniversario pero no fue así, todo el día me sentí serena y tranquila pero al mismo tiempo feliz, pero no eufórica, sino en el sentido de que me sentía en armonía, en equilibrio.

No recibí ningún regalo físico o material (y apenas caigo en la cuenta de eso) pero ni lo tuve presente y ahora realmente me importa poco porque fueron los detalles que me alegraron el día, el que la gente que quieres se acuerde de ti y que de una u otra forma te manifieste ese cariño lo que me hizo sentir muy, muy AFORTUNADA de tenerlos a mi alrededor.

homerDesde el primer mensajito de la mañana que recibí de mi Corazón rojo y más tarde los de sus hermanos y familia, las llamadas de mis hermanos y mis padres, los mensajes de mis amigas y amigos, mi "coma" me invito la comida del día (se me hizo un lindo detalle), los abrazos de los compañeros de la oficina, las felicitaciones de mis superiores, las mañanitas sorpresa que me cantaron todos mis compañeros varones lidereados por mi jefe y el posterior "conbebio" que se sacaron bajo la manga y armaron de improviso hicieron que el día fuera realmente especial.

No se me malinterprete. No es vana presunción, nada mas alejado de la realidad. Al contrario, estas líneas son dedicadas en agradecimiento a ustedes que hicieron que ayer fuera un día especial y me hicieron sentir especial.

Risa¡¡MUCHAS GRACIAS DE CORAZÓN!!Abrazo a la derecha