“Entonces fue una bala por mujeres”


“Entonces fue
una bala por mujeres”

Carlos Loret de Mola

Emisión de “Primero Noticias”
del 26 de Enero de 2010

 

SR.
CARLOS LORET DE MOLA:

 

Con
esa sentencia lapidaria usted, como  conductor de noticias, redujo un crimen (donde
un futbolista paraguayo fue baleado en la cabeza) aún en investigación a un
“lío de faldas” pasando del papel de entrevistador a juez al minimizar la
información proporcionada por el Procurador Miguel Ángel Mancera cuando señaló
como hipótesis de la agresión el hecho de que una mujer rubia de origen cubano
aparece en el video.

 

En
la entrevista se sugirió que la mujer estuvo platicando en la mesa del presunto
autor material y posteriormente con el cuñado del futbolista en la mesa
respectiva.

 

A
grandes rasgos el Procurador informó las acciones de investigación llevadas
hasta hoy en la mañana pero en un arrebato de exceso de simplismo usted
sentenció: “Entonces fue por un lío de mujeres” y de esta forma aplicó un matiz
que tendrá repercusiones en un caso que será seguido por una gran cantidad de
hombres jóvenes dentro de nuestro país por tratarse de una persona popular en
un deporte tradicionalmente masculino.

 

Minutos
después se comenzó a difundir en internet la entrevista desarrollada en su
programa de Primero Noticias con
estos encabezados: “PGJDF indaga lío por mujeres en caso Cabañas” en
el Universal en línea (7:52 am)* y los mismos encabezados se repiten en páginas
como “Ve futbol”, “Zocalo”, “El imparcial”, “Frontera”,
Debate”, “La red noticias”, “El Siglo
de Torreón
”, “Vanguardia”, y así
se repite el titular de las noticias conforme se difunde por la red y que hacen
eco a la entrevista ante Usted.

 

La
crítica no es ociosa y no debería ser vista como un comentario de feminismo
caduco y a ultranza. Le comparto unos datos:

 

La
hoy extinta
Comisión Especial sobre el Feminicidio en México
publicó en agosto de 2009 que aproximadamente han muerto asesinadas 12 mil
mujeres** en todo el país en la última década donde el 90% de los delitos
contra las mujeres quedan impunes***.

 

Estamos inmersos en una cultura que favorece la
violencia de género. Las cifras son claras y contundentes. Sin embargo, la violencia no solo significa agresión
física. Implica también la promoción, difusión y reforzamiento de estereotipos
y prejuicios de género que sirven de “pretexto” para justificar el maltrato
hacia la mujer.

 

De esta forma, la responsabilidad social de
cualquier persona que esté al frente de un medio de comunicación masivo es
enorme puesto que dichos comentarios tendrán eco en diferentes sectores de
nuestra sociedad en un lapso de tiempo sumamente corto.

 

Ahora bien, si a lo anterior le agregamos que somos
un país analfabeta funcional puesto que carece del hábito de la lectura y que
suele creer a pie juntillas las noticias publicitadas en los medios de
comunicación masiva entonces dicha responsabilidad social se vuelve
imprescindible.

 

El lenguaje crea cultura. Y es triste ver como se
sigue fomentando un lenguaje y una cultura donde las mujeres (como lo señaló Usted y hacen eco las noticias en la
red) somos la justificación, al final de cuentas y después de todo, de algunos actos
de violencia. Y no es cierto.

 

Poca importancia tuvo para Usted que hasta el día
de hoy se estén desarrollando las investigaciones sin que haya conclusiones de
por medio. Poco importaron las otras hipótesis que pudiera estar manejando la
Procuraduría. Y poco importó siquiera conocer la personalidad e historias de
vida de los afectados que pudieran explicar los lamentables acontecimientos y
que darían un matiz más real al caso como: celotipía no atendida,
intermediación de estimulantes como alcohol o drogas, historia de vida de
abusos y maltratos por parte del agresor, y un largo etcétera que en ningún
caso justifica la violencia hacia el jugador pero mucho menos explicaría que el
detonante o causante haya sido simplemente una mujer.

 

No es justo y no debemos permitirlo. Por este medio
le solicito de la manera más atenta el uso de un lenguaje a la altura de su
responsabilidad social, de un lenguaje exento de comentarios sexistas como el
anterior donde se sigue promoviendo estereotipos que fomentan  una cultura de violencia de género así como el
reconocimiento público de lamentable error.

 

Aprender y crecer implica en ocasiones cometer
errores. Desearía que recibiera estos comentarios para su crecimiento
profesional. No somos perfectos sin embargo sí somos perfectibles. Se entiende
por completo este traspiés puesto que estamos inmersos en una cultura de
cientos de años en donde se ha fomentado la violencia de género.

 

Por lo tanto, antes de tomarlo como una crítica sin
sentido o fuera de proporción me gustaría que lo recibiera con la intención de
que la responsabilidad de generar una cultura más equitativa y consciente hacia
el respeto de los derechos fundamentales de todos los seres humanos es un
trabajo común, colectivo, proactivo y congruente de nuestros dichos y nuestros
hechos en nuestro quehacer cotidiano.

 

Esperando que esta carta llegue a sus manos, me
despido.

 

Atentamente

 

REBECA GARZA

 

*http://www.eluniversal.com.mx/notas/654219.html

www.zocalo.com.mx/…/caso-cabanas-posible-lio-de-mujeres/

www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/…/426377.aspx

www.frontera.info/EdicionEnLinea/Notas/…/426377.aspx

www.debate.com.mx/eldebate/…/ArticuloGeneral.asp?IdArt

www.larednoticias.com/noticias.cfm?n=40138

www.elsiglodetorreon.com.mx/…/496302.indaga-pgdf-lio-por-mujeres-en-caso-cabanas.html

www.vanguardia.com.mx/…liomujerescabanas/457979

 **
es.noticias.yahoo.com/…/tts-oestp-violencia-genero-balance-ca02f96_1.html

***http://www.cimacnoticias.com/site/09112507-Organizaciones-inte.40197.0.html

Nosotros los mexicanos…


Interesante reflexión sobre qué hacemos para mejorar este país. Si todos somos parte del problema entonces todos somos parte de la solución.

México Mágico II


Para iniciar la semana con ese ingenio picaresco propio de las tierras mexicas. Algunas fotografías son verdaderamente hilarantes. Disfrútenlas.

Rebe.

Feliz Año Nuevo


 

FELIZ AÑO NUEVO
de Frei Betto
(Trad. de J.L.Burguet)


Feliz Año Nuevo a los artesanos de utopías, cuyas manos callosas
desentierran girasoles de los pantanos de la ambigüedad; a las mujeres
buscadoras de afectos recónditos, divas milagrosas del bien-amar
gratuito; a los niños sobrevivientes en los corazones de todas las
edades; y a los guardianes de silencios meditativos.


Feliz Año
Nuevo a los magos de la delicadeza y a los que tejen lazos de cintas
con las líneas del tiempo; a los auscultadores del rumor de ángeles y a
los portadores de altivez luminosa montados en caballos de fuego.


Feliz
Año Nuevo a los peregrinos de caminos desprovistos de oscuridad; a los
buscadores de conchas en las playas solariegas de la saciedad ética; a
los desatadores de nosotros en los pliegues del espíritu; a los
heraldos de buenas nuevas y a los espantadores del infortunio.


Feliz
Año Nuevo a quien se asoma a la ventana del alma para contemplar su
propio amanecer; a los navegantes cuyas velas se mueven gracias al
soplo del Espíritu; a los sembradores de horizontes translúcidos; a las
bordadoras de ternura en el suelo pedregoso de nuestras desventuras.


Feliz
Año Nuevo a los acampados en el vasto territorio de la insensatez,
rehenes de egos inflados; a los acróbatas de extravagantes conjeturas,
esclavos de sus altisonantes ilusiones; a los autores de la
incongruencia cívica, inveterados jugadores del escarnio.


Feliz
Año Nuevo a los corazones seducidos por el toque del amor divino; a los
voluntarios de la generosidad, indicadores de caminos en las vías
laberínticas de nuestros desaciertos; a los profetas inflexibles a la
embriaguez de la rutina, intrépidos cultivadores de la esperanza.


Feliz
Año Nuevo a los confiteros de dulces anuncios entre tantas
desilusiones; a los artistas de la sobriedad, ajenos a las luces
llamativas de la hipocresía; a los orfebres de la belleza preñada de
densidad subjetiva; a los maestros de la sabiduría impelidos por la
brisa suave impregnada de sabor a miel.


Feliz Año Nuevo a los
filósofos desalfabetizados de erudición, atentos a los vuelos de la
inteligencia para trascender la razón; a los adeptos a la mística vacía
de imágenes y palabras; a los gitanos de Dios cuyos pasos recorren las
sendas mistéricas de la amorosidad inefable.


Feliz Año Nuevo a
quien se niega a proferir el discurso ácido de la designificación del
otro; a los habitantes de aldeas líricas, en cuyo amanecer suenan
cantos compasivos; a los eremitas del desconsuelo, alimentados por el
Verbo que se hace carne; a los hábiles alpinistas de la imaginación, en
cuyas artes la vida se transmuta en alegorías.


Feliz Año Nuevo a
los cazadores de confidencias, atentos a los detalles de la gentileza;
a los orfebres de la elegancia, cuyas palabras exhalan fragancias
perfumadas; a los centinelas del asombro, agraciados por el don de
identificar la vida como milagro; a los artífices de la fantasía,
transustanciadotes de nuestras emociones más telúricas.


Feliz
Año Nuevo a quien calla los despropósitos ajenos, incapaz de
transformar la propia lengua en piedra de tropiezo; a los navegantes de
devaneos románticos, embriagados de poesía; y a los arquitectos del
futuro, dedicados al proyecto de la ceremonia nupcial de la libertad
con la justicia.


Feliz Año Nuevo a los artistas de la insensatez
capaces de imprimir a la vida carácter lúdico; a los aplicados
caballeros de la filosofía de la risa, de los cuales emana el júbilo de
vivir; y a los acongojados encendedores de luminarias, discípulos
indignados de Diógenes.


Feliz Año Nuevo a quien trasiega a
despecho de los pusilánimes, entregado a la osadía de reinventar la
existencia después de cada fracaso; y al guardia del farol en pleno mar
revuelto, cuyo haz de luz abre vías doradas en la superficie de las
aguas; y a las mujeres de corazones acunados por la preferencia de
Cupido.


Feliz Año Nuevo a los ojos vigilantes al ocaso
ambiental, en los que las lágrimas serán resecadas por el hollín de
chimeneas lucrativas; a los desenjauladores de pájaros, intrépidos
pilotos de vuelos alucinados; y a los serviciales de la gratitud,
militantes del altruismo compasivo.


Feliz Año Nuevo a quien tuvo
un año infeliz, herido por dolores y lágrimas, empantanado por
desesperanzas y sendas oscuras: Dios quiera que ahora pueda rescatar lo
mejor de sí, religarse al Trascendente y hacer del amor la razón de su
renacer a la vida.