¡Sigue la Ruta de tu Credencial para Vot ar!


Cómo nace una Credencial para Votar con Fotografía

Cuando un ciudadano solicita su Credencial por primera vez, la actualiza o pide su reposición, entre otros casos, se inicia un viaje fantástico a través de las vías de la calidad, la confianza y la seguridad.

Esta es una breve historia de cómo nace una Credencial para Votar con Fotografía:

En primer lugar, el funcionario del Módulo de Atención Ciudadana llena un Formato único de Actualización y Recibo (FUAR) con la información que le proporciona el ciudadano solicitante, el cual sirve para que sus datos se incluyan en una base de datos y es entonces cuando inicia el recorrido hacia una nueva Credencial.

Al concluir la jornada laboral en el Módulo de Atención Ciudadana, se realiza un encriptamiento de los datos y se envían a través de la RedIFE desde cualquier punto del país, hasta el Centro de Cómputo y Resguardo Documental, en Pachuca, Hidalgo.

En éste se revisan los datos y se comparan con las bases existentes. En caso de ser una inscripción, se incluye en el Padrón Electoral y si es una actualización, la información se sustituye en el registro del ciudadano. Una vez verificados los datos, la solicitud se incluye en la producción de Credenciales que viaja, una vez más por la RedIFE, al Centro Nacional de Producción.

Ahí se imprime la nueva Credencial en un papel especial, se lamina, se le adicionan diversos candados de seguridad, se corta y se verifican los parámetros de control de calidad, para garantizar que sea una Credencial digna de su titular; después se empaqueta y se entrega al Centro Nacional de Distribución.

Finalmente, la nueva Credencial viaja de regreso hasta el Módulo en el que fue solicitada y se guarda junto con su FUAR en espera de que el ciudadano solicitante vaya por ella, la revise, la firme, le ponga su huella y se la lleve a casa, como el documento idóneo para ejercer su derecho a votar y su mejor y más confiable medio de identificación.

credencial ruta