When the winds blow


Ante la desesperanza lo único a lo que podemos abrazar es el amor y la solidaridad.

Conmovedora historia sobre los días después a una explosión nuclear que sucede en una supuesta tercera guerra mundial. La historia se centra en dos personas mayores, una pareja que vive en las afueras de Londres. Ambos siguen expectantes los acontecimientos políticos previos a la detonación y se preparan para lo inminente. Aparentemente nadie informa de la gravedad de la situación porque sugieren medidas de protección como proteger las ventanas, crear una guarida con las puertas de la casa, etc.

Sin embargo, el quid de la historia no solamente está en la detonación sino en cómo la pareja enfrenta los días posteriores a ella, cómo se cuidan mutuamente, como siguen discutiendo como compañeros, y cómo poco a poco va sucediendo lo inevitable.

Es una película profundamente hermosa, con inolvidables personajes y enmarcada con la inolvidable música de Roger Waters.

Manifiesto para la Insurrección Transfeminista


Hacemos un llamamiento a la insurrección TransFeminista.

Venimos del feminismo radical, somos las bolleras, las putas, las trans, las inmigrantes, las negras, las heterodisidentes… somos la rabia de la revolución feminista, y queremos enseñar los dientes; salir de los despachos del género y de las políticas correctas, y que nuestro deseo nos guíe siendo políticamente incorrectas, molestando, repensando y resignificando nuestras mutaciones. Ya no nos vale con ser sólo mujeres. El sujeto político del feminismo “mujeres” se nos ha quedado pequeño, es excluyente por sí mismo, se deja fuera a las bolleras, a las trans, a las putas, a las del velo, a las que ganan poco y no van a la uni, a las que gritan, a las sin papeles, a la marikas…

Dinamitemos el binomio género y sexo como práctica política. Sigamos el camino que empezamos, “no se nace mujer, se llega a serlo”, continuemos desenmascarando las estructuras de poder, la división y jerarquización. Si no aprendemos que la diferencia hombre mujer, es una producción cultural, al igual que lo es la estructura jerárquica que nos oprime, reforzaremos la estructura que nos tiraniza: las fronteras hombre/mujer. Todas las personas producimos genero, produzcamos libertad. Argumentemos con infinitos géneros…

Llamamos a la reinvención desde el deseo, a la lucha por la soberanía de nuestros cuerpos ante cualquier régimen totalitario. ¡Nuestros cuerpos son nuestros!, al igual que lo son sus límites, mutaciones, colores, y transacciones. No necesitamos protección sobre las decisiones que tomamos en nuestros cuerpos, transmutamos de género, somos lo que nos apetece, travestis, bollos, superfem, buch, putas, trans, llevamos velo y hablamos wolof; somos red: manada furiosa.

Llamamos a la insurrección, a la ocupación de las calles, a los blogs, a la desobediencia, a no pedir permiso, a generar alianzas y estructuras propias: no nos defendamos, ¡hagamos que nos teman!

Somos una realidad, operamos en diferentes ciudades y contextos, estamos conectadxs, tenemos objetivos comunes y ya no nos calláis. El feminismo será transfronterizo, transformador transgenero o no será, el feminismo será TransFeminista o no será…