Hostigamiento y acoso sexual


¿Cuáles son los efectos del Hostigamiento y Acoso Sexual en la persona que lo sufre?, ¿como afecta su desempeño laboral?. ¿Cual debe ser la actitud de las funcionarias y funcionarios de carrera con respecto al Hostigamiento y Acoso Sexual?

Considero que los efectos del hostigamiento y acoso sexual que sufre la persona deben ser vistos como lo que es, una forma de violencia agravada por la subordinación jerárquica de la victima con respecto de la persona victimaria (independientemente del género de cada cual). En este sentido, indudablemente la persona agredida pasaría por alguna de estas etapas: confusión, temor, culpa, frustración, vulnerabilidad, dolor, tristeza, depresión, agresión (tanto a la persona victimaria como a otras más indefensas), rumores que perjudiquen la imagen de la persona victima , etc., lo que finalmente se manifestará laboralmente como baja productividad, inasistencia, falta de atención, tensión en las relaciones laborales tanto con la persona victimaria como otras dentro del área de trabajo, incluso, puede ser detonante a que sucedan accidentes dentro del área laboral o que la agresión encuentre salida en una contra-agresión física.

Por lo anterior, considero que las y los funcionarios públicos debemos atender los casos de hostigamiento y acoso sexual en tres vertientes:

1. La prevención: mediante una cultura de irrestricto respeto a la diversidad humana, en donde ni la forma de vestir, ni la forma de ser, ni la forma de comportarse sea condicionante para que las personas dentro del área laboral pongan en duda la dignidad de la persona, y por ende, el respeto hacia su persona.

2. La denuncia: tengo la percepción que aún hoy en día gran parte de las denuncias de los casos de hostigamiento y acoso sexual no logran concretarse porque no se encuentran los canales de forma accesible dentro de una organización (¿ante quién se hace la denuncia cuando quien agrede es la jefa o el jefe? ¿cómo se denuncia cuando no existen testigos porque el hostigamiento sucedió dentro de las cuatro paredes de una oficina? ). Sino llegamos al consenso que a nivel organizacional se debe atender la problemática del hostigamiento y acoso sexual como un asunto importante y no como “un lío de faldas” difícilmente las personas que sufran de esta agresión denunciarán. Son conocidos los casos donde en instancias superiores minimizan las denuncias de hostigamiento y acoso sexual porque a) No es bueno que se “politice este asunto”, b)No es bueno para la imagen de la institución, c)No saben cómo atenderlo.

3. La sanción: se debe establecer un canal y una figura ajena a la estructura de mandos (por donde fluyen las instrucciones) que reciba las quejas y denuncias de hostigamiento y acoso sexual. Las figuras superiores jerárquicas no pueden ser juez y parte de denuncias de acoso y hostigamiento sexual. Es importante trabajar en una figura dentro de las instituciones a un nivel de procuraduría interna que promueva, vigile y, en su caso, sancione las violaciones a la dignidad de las personas dentro del interior de un organismo.

¿Qué es y para qué es la perspectiva de género?


Con base en la lectura QUÉ ES Y PARA QUÉ ES LA PERSPECTIVA DE GÉNERO describe en el Foro Unidad ¿Qué es y para qué es la perspectiva de género? ¿Cómo explicarías la situación actual de la sociedad mexicana en cuanto a la perspectiva de género, en el ámbito profesional, educativo y cultural?.

La perspectiva implica tener una mirada feminista al abordar tanto los asuntos públicos como privados. Y como mirada feminista entiendo que se incorpore en México:

· En primer lugar la visibilización de las mujeres (y me atrevería a sugerir las diversas manifestaciones sexogenéricas que también han sido invisibilizadas a lo largo de la historia) desde el lenguaje, el análisis de los asuntos públicos y privados y sus correspondientes soluciones así como las políticas públicas que se deriven.

· En donde se asuma en la práctica cotidiana que tanto hombres y mujeres como personas racionales y autónomas debemos participar de forma equitativa en los espacios de poder tanto públicos como privados.

· Por lo anterior, esta mirada feminista no debe perder de vista todos los factores explícitos (normativos, por ejemplo) e implícitos (como culturales o simbólicos) que limitan las oportunidades de acceso a estos espacios de poder a las mujeres o a las opciones alternativas sexo genéricas y favorece, por otra parte, el acceso y acumulación de poder a un solo grupo (hombres, principalmente heterosexuales y blancos o mestizos en el caso de México).

· Por lo tanto, efectiva igualdad así como el efectivo ejercicio de la libertad de todas las formas de ser mujer y de todas las formas de ser hombre requerirán no solo trabajar en el espacio público (mediante la aprobación de leyes más incluyentes que penalicen la discriminación o favorezcan la igualdad o mediante la creación de instituciones y/o programas públicos o acciones afirmativas) sino también él ámbito privado donde ciertas prácticas domésticas que atentan contra el libre ejercicio de la igualdad y la libertad se tendrán que seguir trasladando al espacio público como asuntos de interés general (como el maltrato y la violencia doméstica a cualquier integrante de la familia en cualquiera de sus formas; como el maltrato en el noviazgo, la violencia entre pares escolares llamda bullying o por jerarquía escolar, entre otros ).

· En este sentido, la perspectiva de género tendrá que ser de una forma de ver las cosas en las que se tendrá que incorporar en la formación a todas las personas adultas (principalmente servidores y servidoras públicos) y preparar desde la infancia a niños y niñas para que se convierta en una forma de ver y atender los asuntos de la vida cotidiana.

que_es_para_que_perspectiva_de_genero.pdf

Igualdad y no discriminación


Las autoras del Concepto de Género aportan una visión de la sociedad anglosajona a la problemática de la subordinación de la mujer al hombre. A partir de las lecturas “EL CONCEPTO DE GÉNERO” y “EL GÉNERO: UNA CATEGORÍA ÚTIL PARA EL ANÁLISIS HISTÓRICO” comenta en el Foro UNIDAD 1: El concepto de género (1)¿Cuáles de sus conceptos son aplicables a la sociedad mexicana actual? y ¿Cuáles serían los elementos propios de nuestra realidad?

¿Cuáles de sus conceptos son aplicables a la sociedad mexicana actual?

Las autoras señalan que el “género es un elemento constitutivo de las relaciones sociales basadas en las diferencias que distinguen los sexos y el género es una forma primaria de relaciones significantes de poder”. Después señalan que “como elemento constitutivo de las relaciones sociales basadas en las diferencias percibidas entre los sexos, el género cuatro elementos interrelacionados”:

1. Los símbolos culturales disponibles que evocan representaciones múltiples.

2. Los conceptos normativos que manifiestan las interpretaciones de los significados de los símbolos, en un intento de limitar y contener sus posibilidades metafóricas (doctrinas religiosas, educativas, legales y políticas) que afirman categóricamente el significado de varón y mujer, masculino y femenino.

3. Nociones políticas y referencias a las instituciones y organizaciones sociales que incluyen no solo a la familia como sistema de parentesco sino también el mercado del trabajo (economía), la educación y la política.

4. La identidad subjetiva en donde el psicoanálisis ofrece una teoría importante sobre la reproducción del género, como una descripción de la “transformación de la sexualidad biológica de los individuos a medida que son aculturizados”.

Considerando lo anterior, pienso que el concepto de género de las autoras y sus cuatro elementos interrelacionados se hacen presentes en el contexto mexicano, si bien, me parece que se debe abundar en el cuarto elemento relacionado con la identidad subjetiva en donde las diversas condiciones humanas seguramente incidirán justamente en la construcción de géneros tanto convencionales como alternativos (me refiero a las diferentes condiciones sexogenéricas como las diferentes orientaciones sexuales, las experiencias y vivencias intersexuales como transgenéricas y transexuales)

¿Cuáles serían los elementos propios de nuestra realidad?

Considero que el primer elemento interrelacionado con el concepto de género (los símbolos culturales disponibles que evocan representaciones múltiples) se tendrían que enriquecer con la incorporación de las diferentes cosmovisiones de los diferentes pueblos indígenas en su compleja interacción con la herencia europea. Seguramente, estas relaciones nos permitirán comprender mejor las diferencias de grado de algunos géneros convencionales así como la existencia de géneros llamados alternativos (como por ejemplo, las muxes de Juchitán, Oaxaca).

Seguramente las cosmovisiones de los pueblos indígenas no solamente incidirán en este primer elemento, debido a que necesariamente su interacción moldeará a los otros tres elementos constituyentes del concepto de género.

el_concepto_de_genero.PDF

el_genero_una_categoria.PDF

Que es la perspectiva de genero.pdf

Sobre Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (LGIMH)


¿De qué manera la LGIMH promueve el trato igualitario entre ambos géneros? ¿Cuáles son sus artículos más significativos para el cumplimiento de sus objetivos?

 

En que establece lineamientos y mecanismos institucionales para lograr la igualdad sustantiva en los ámbitos públicos y privados a través de promover el empoderamiento de las mujeres.

 

Los artículos más significativos me parecen los siguientes:

 

El artículo 3, en donde establece que la transgresión a los principios y programas de la LGIMH será sancionada por lo dispuesto por la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos y, en su caso, por las Leyes aplicables de las Entidades Federativas.

 

El artículo 12 señala las obligaciones del Gobierno Federal para promover la igualdad entre los hombres y las mujeres como elaborar y  conducir la Política Nacional en Material de Igualdad entre Mujeres y Hombres; coordinar las acciones de transversalidad de la perspectiva de género; garantizar la igualdad de oportunidades mediante acciones afirmativas, si es necesario, entre otros.

 

Los artículos 14 y 15 señalan las obligaciones de los Estados y el DF en la materia como expedir las disposiciones necesarias para para promover los principios, políticas y objetivos que sobre la igualdad entre mujeres y hombres prevén la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y esta Ley; incorporar en los presupuestos de egresos los recursos para el cumplimiento de la política local en materia de igualdad; crear y fortalecer mecanismos institucionales en la materia así como políticas públicas locales con una proyección de mediano y largo plazo armonizadas con los programas nacionales, etc.

 

El artículo 16 señala las obligaciones de los Municipios en la materia como implementar la política municipal en materia de igualdad entre mujeres y hombres, en concordancia con las políticas Nacional y locales correspondientes; coadyuvar con el Gobierno Federal y con el gobierno de la entidad federativa correspondiente, en la consolidación de los programas en materia de igualdad entre mujeres y hombres; proponer al Poder Ejecutivo de la entidad correspondiente, sus necesidades presupuestarias para la ejecución de los programas de igualdad; diseñar, formular y aplicar campañas de concientización, así como programas de desarrollo de acuerdo a la región en la materia; y, fomentar la participación social, política y ciudadana dirigida a lograr la igualdad entre mujeres y hombres, tanto en las áreas urbanas como en las rurales.

 

El artículo 17 habla justamente sobre cómo debe ser la Política Nacional en Materia de Igualdad. De este artículo destaco lo siguiente: asegurar que la planeación presupuestal incorpore la perspectiva de género, apoye la transversalidad y prevea el cumplimiento de los programas, proyectos y acciones para la igualdad entre mujeres y hombres; fomentar la participación y representación política equilibrada entre mujeres y hombres; promover la igualdad de acceso y pleno disfrute de los derechos sociales, civiles así como eliminar los estereotipos establecidos en función de sexo.

 

Los artículos 18 a 22 destacan porque abordan los instrumentos de política en materia de igualdad entre mujeres y hombres y que son el Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres y la Observancia en Materia de Igualdad entre Hombres y Mujeres. Se señala que el Ejecutivo Federal será el encargado de aplicar el Sistema y el Programa mediante el Instituto Nacional de las Mujeres mientras que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos será la encargada de la Observancia en el seguimiento, evaluación y monitoreo de la Política en materia de igualdad entre mujeres y hombres.

 

Los artículos del 23 al 28 hacen referencia al Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres  y Hombres en donde destaco lo siguiente: la definición me parece muy ambigua como si se hablara de un ente poco concreto o tangible ya que lo define como “el conjunto orgánico y articulado de estructuras, relaciones funcionales, métodos y procedimientos que establecen las dependencias y las entidades de la Administración Pública Federal entre sí, con las organizaciones de los diversos grupos sociales y con las autoridades de los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, a fin de efectuar acciones de común acuerdo destinadas a la promoción y procuración de la igualdad entre mujeres y hombres” y se le adjudica la coordinación a INMUJERES  a través de una Junta de Gobierno quien será el ente específico que propondrá los lineamientos para la Política Nacional al Ejecutivo Federal, coordinará los programas de igualdad entre mujeres y hombres de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, coordinará la formación y capacitación del personal en la materia, impulsar la participación de la sociedad civil, etc. Con lo que respecta al Sistema Nacional destaco lo siguiente: la celebración de acuerdos de coordinación entre los Estados y el DF y el Instituto, o en su caso, con las dependencias de la Administración Pública Federal para la consolidación de este Sistema así como convenios entre la Federación y el Sector Privado.

 

Los artículos del 29 al 31 se refieren al Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres mismo que será propuesto por INMUJERES y tomará en cuenta las necesidades de los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, así como las particularidades de la desigualdad en cada región. Este Programa deberá integrarse al Plan Nacional de Desarrollo así como a los programas sectoriales, institucionales y especiales a que se refiere la Ley de Planeación. Señala que este programa se revisará cada tres años.

 

Los artículos del 32 al 42 hacen referencia a los objetivos y acciones de la Política Nacional y que son los siguientes:

 

a)   De la igualdad entre mujeres y hombres en la vida económica nacional. Para lo anterior se promoverá la revisión de los sistemas fiscales que relegan la incorporación de las personas al mercado laboral en razón del sexo, fomentar la incorporación a la educación y formación de las personas que en su sexo están relegadas, perfeccionar y coordinar los sistemas estadísticos nacionales, financiar acciones de información y concientización para fomentar la igualdad, entre otros.

 

b)  De la participación y representación política equilibrada de las mujeres y los hombres. Lo anterior mediante el favorecimiento del trabajo parlamentario con perspectiva de género, evaluar mediante la CNDH la participación equilibrada entre mujeres y hombres en los cargos de elección popular; promover la participación y representación equilibrada dentro de los partidos políticos; fomentar la participación equitativa en altos cargos públicos; desarrollas estadísticas desagregadas por género sobre puestos decisivos en  los sectores público, privado y de la sociedad civil y fomentar la participación equilibrada durante los procesos de selección, contratación y ascensos en el servicio civil de carrera de los tres poderes de gobierno.

 

 

c)   De la igualdad de acceso y el pleno disfrute de los derechos sociales para las mujeres y hombres. Aquí destaco lo siguiente: supervisar la integración de la perspectiva de género al concebir, aplicar y evaluar las políticas y actividades públicas, privadas y sociales que impactan la cotidianeidad, y revisar permanentemente las políticas de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género.

 

d)   De la igualdad entre mujeres y hombres en la vida civil. Esto incluye, mejorar los sistemas de inspección del trabajo en lo que se refiere a las normas sobre la igualdad de retribución; promover investigaciones con perspectiva de género en materia de salud y de seguridad en el trabajo; impulsar la capacitación a las autoridades encargadas de la procuración y administración de justicia en materia de igualdad entre mujeres y hombres; apoyar las actividades de interlocución ciudadana respecto a la legislación sobre la igualdad para las mujeres y los hombres; fomentar las investigaciones en materia de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, entre otros.

 

 

e)   De la eliminación de estereotipos establecidos en función del sexo. Este me parece el objetivo menos claro dentro del programa puesto que como acciones establece solamente el desarrollar actividades de concientización sobre la importancia entre mujeres y hombres así como vigilar la integración de una perspectiva de género en todas las políticas públicas. La gran omisión dentro de este apartado es el papel que juegan los medios de comunicación masiva así como las campañas publicistas de las empresas privadas, principalmente, en la promoción de estereotipos de género.

 

Los artículos 43 y 45 también me parecen muy importantes porque, entre otras cosas, se refieren al derecho a la información y la participación social en material de igualdad entre mujeres y hombres donde queda asentado el derecho que tienen las personas a tener acceso a toda las políticas, instrumentos y normas sobre igualdad entre mujeres y hombres.

 

Finalmente, los artículos 46 al 49 hacen referencia a la Observancia en Materia de Igualdad entre Mujeres y Hombres que, como dijimos, será competencia de la CNDH. En donde se señala que esta observancia tiene por objeto la construcción de un sistema de información con capacidad para conocer la situación que guarda la igualdad entre hombres y mujeres, y el efecto de las políticas públicas aplicadas en esta materia y que será realizado por personas de reconocida trayectoria y especializadas en el análisis de este tema. Asimismo, la CNDH podrá recibir quejas, formular recomendaciones y presentar informes especiales en la materia objeto de esta ley.

“Programa de los asuntos de la mujer y la igualdad entre mujeres y hombres” de CNDH


La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tiene dentro de sus programas de atención el “Programa de los asuntos de la mujer y la igualdad entre mujeres y hombres” que tiene estos antecedentes:

 

a)   En 2006 se creó el Programa de Igualdad entre Mujeres y Hombres adscrito a la Segunda Visitaduría.

 

b)  En 2010 el Programa de Asuntos de la Mujer que estaba adscrito a la Primera Visitaduría se incorporó al programa anterior llamándose ahora “Programa de los asuntos de la mujer y la igualdad entre mujeres y hombres”.

 

 

Este programa tiene las siguientes atribuciones:

 

a)   La observancia en el monitoreo, seguimiento y evaluación de la política nacional en materia de igualdad entre mujeres y hombres.

b)  Construir un Sistema de Información para dar a conocer al público en general, la situación que guarda la igualdad entre mujeres y hombres y el efecto de la aplicación de las políticas públicas de este tema en la población.

 

c)   A través del Sistema de Información de Igualdad se pretende mostrar los programas y acciones que las dependencias públicas de los tres niveles de gobierno están aplicando de acuerdo a sus facultades, la armonización legislativa existente, así como los aspectos relevantes de la materia y el marco legislativo nacional e internacional que se va produciendo sobre la igualdad.

 

 

Sobre la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres (CEDAW)


¿De qué manera la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres (CEDAW) genera los mecanismos para asegurar el acceso de las mujeres a una vida sin discriminación?

 

De manera concreta en los siguientes artículos:

 

En el artículo 7: en donde obliga a los Estados Partes a garantizar los derechos políticos de todas las mujeres de votar y ser votadas y participar en el ejercicio de todas las funciones públicas, de participar en referéndums, de ocupar cargos públicos, y participar en ONG que se ocupen de la vida pública y política del país.

 

El artículo 8: garantiza la igualdad de condiciones para que la mujer participe en la política internacional así como en las ONG internacionales.

 

El artículo 10 garantiza la igualdad de derechos en la educación considerando mismas orientaciones educativas, mismos programas de estudios, misma estructura educativa, perspectiva de género en todos los niveles y en todas las formas de enseñanza.

 

El artículo 11 garantiza la igualdad de derechos laborales como mismas oportunidades de empleo y mismos criterios de selección, a elegir libremente la profesión o empleo, a la igual renumeración y prestación, a la misma seguridad social, a la misma protección y seguridad en el trabajo, sancionar los despidos por motivos de embarazo o licencia de maternidad o por el estado civil, protección a las licencias de maternidad pagadas y sin menoscabo de otros derechos, protección durante el embarazo, etc.

 

El artículo 12 solicita adoptar medidas que generen igualdad de condiciones para el acceso a los servicios de atención médica, incluyendo especialmente las necesidades propias del embarazo, el parto y el postparto así como la lactancia.

 

El artículo 13 obliga a los Estados Partes a generar igualdad de oportunidades en otras esferas de la vida económica y social  como el derecho a prestaciones de familiares, el acceder al sistema bancario y financiero así como participar en actividades de esparcimiento, deportes y de vida cultural.

 

El artículo 14 habla sobre las acciones afirmativas que se obligan los Estados Partes para atender los problemas especiales de la mujer rural: procurando que participen en la elaboración y ejecución de los planes de desarrollo a todos los niveles, acceso adecuado a la atención médica incluida la planificación familiar, a la seguridad social, al acceso a todos los tipos de  educación y formación incluida la alfabetización funcional, a organizar grupos de autoayuda y cooperativas a fin de fortalecer la igualdad de acceso a las oportunidades económicas, acceder al sistema bancario, financiero, comercial y tecnológico, entre otros.

 

El artículo 15 fortalece la igualdad jurídica de las mujeres con respecto a los hombres anulando cualquier instrumento jurídico que limite la capacidad jurídica de la mujer. De igual forma, el libre tránsito y elección de residencia y domicilio de la mujer.

 

El artículo 16 fortalece la igualdad de la mujer dentro de la figura del matrimonio y la familia  como el mismo derecho a contraer matrimonio y elegir libremente a la pareja así como los mismos derechos y obligaciones durante el matrimonio y durante su disolución, a elegir libre y responsablemente el número de hijos así como su intervalo, los mismos derechos a la tutela, curatela, custodia y adopción de hijos, derechos personales como elegir apellido, profesión y ocupación, los mismos derechos en materia de propiedad y administración de bienes. Asimismo, anula el matrimonio de niños y solicita se establezca en las leyes la edad mínima para celebrar matrimonios, entre otras disposiciones.

 

El artículo 17 habla sobre el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer compuesto de 23 personas expertas de gran prestigio moral y competencia por la Convención y elegidos por los Estados Partes de entre sus nacionales y que ejercerán sus funciones a título personal  con la finalidad de examinar los progresos de lo señalado en la CEDAW.

 

Los artículos 18 a 22 hablan sobre el informe que el Comité someterá al Secretario General de la ONU sobre las medidas legislativas, judiciales, administrativas o de otra índole que se adopten para hacer efectivas las disposiciones, sobre la conformación del Comité, sobre sus funciones y periodicidad de sesiones, entre otras actividades del Comité.

 

El artículo 23 que si alguna legislación de algún Estado Parte o cualquier otra convención, tratado o acuerdo internacional vigente en ese Estado conduce al logro de mayor igualdad entre hombres y mujeres, será la que se tome en cuenta.