Samuel P. Huntington


“Un régimen democrático se instaura no por medio de las tendencias si no se la gente… Las democracias fueron creadas no por causas sino por los causantes. Los factores que contribuyeron a la ruptura o al debilitamiento de los regímenes autoritarios (fueron)… la prevalencia de normas democráticas en el mundo y en muchos países concretos; la ausencia general de una legitimación ideológica para los regímenes autoritarios distintos de los sistemas de partido único; derrotas militares; problemas económicos y deficiencias derivadas de la crisis del petróleo, la ideología marxista-leninista y políticas económicas poco sagaces e ineficaces; buenos resultados en el logro de algunos objetivos que redujeron la necesidad del régimen, o intensificaron los desequilibrios sociales y las exigencias de participación política; el desarrollo de divisiones entre las coaliciones gobernantes en los regímenes autoritarios… y los efectos “bola de nieve”.

Los factores que contribuyeron a la aparición… de regímenes democráticos en países que previamente habían tenido regímenes autoritarios: ante todo, los niveles más elevados de bienestar económico, que llevaron a una amplia alfabetización, educación y urbanización, una clase media más amplia, y el desarrollo de valores y actitudes de apoyo a la democracia; cambios, al mismo tiempo, a nivel popular y en los niveles directivos de la Iglesia Católica, que llevaron a la iglesia a oponerse a los regímenes autoritarios y a apoyar a la democracia; el cambio de las políticas de apoyo al desarrollo de la democracia de la CE, EUA y, a mediados de los ochentas la URSS y los efectos “bola de nieve”.

Samuel P. Huntington

Poema de Safo


Igual parece a los eternos dioses
Quien logra verse frente a ti sentado:
!Feliz si goza tu palabra suave, Suave tu risa!
A mí en el pecho el corazón se oprime
Solo en mirarte: ni la voz acierta
De mi garganta a prorrumpir; y rota
Calla la lengua.

Fuego sutil dentro mi cuerpo todo
Presto discurre: los inciertos ojos
Vagan sin rumbo, los oídos hacen
Ronco zumbido.
Cúbrame toda de sudor helado:
Pálida quedo cual marchita hierba
Y ya sin fuerzas, sin aliento, inerte
Parezco muerta.

Safo

3er. Encuentro Feminismo del Siglo XXI, Baja California 2013 Invitación


“Gente Diversa AC”, grupo con quien tengo el honor de haber trabajado previamente, hace la siguiente cordial invitación.

Día: Sábado 19 de enero 2013

Horario: 11-17 horas

Lugar: Marmoleros sur 1808

Objetivo: sumar esfuerzos con personas interesadas y comprometidas con el movimiento feminista en Baja California para definir una agenda y estrategias conjuntas que permitan el adelanto de las mujeres en la región.

Agenda de Trabajo

Ronda de presentaciones-expectativas

Metodología.

I. Hacia la Agenda de las Mujeres 2013:

1.1 Balance del Impacto de los Mecanismos para el Adelanto de la Mujeres:

· INMUJERES

· Instituto Estatal de la Mujer

· Comisiones de Equidad y Género

· Unidades de Género

· Unidades de Violencia-PAIMEF

1.2 Análisis y Propuestas

1.3 Acuerdos

II. Hacia el Encuentro Nacional Feminista.
2.1 Informe de Laura Gutiérrez sobre pre encuentro nacional en Guadalajara

2.1 Análisis y Propuestas:
Fortalecer el movimiento de mujeres y feministas a través de una Red de Organizaciones
2.3 Acuerdos

III. Tareas y compromisos de los acuerdos tomados.

IV. Asuntos Generales

Ola


Me llamó la atención desde que lo ví y tuve el deseo de traducirlo. Es un ejercicio que aunque reconozco que no soy buena me resulta siempre enriquecedor y excitante. No sé si haya sido fiel a la idea del autor, en verdad me he esforzado. Si hay algo que corregir estoy a sus órdenes. Es un poema de DH Lawrence.

OLA

Y parecía que era ella como el mar, algo más que oscuras olas crecientes y agitadas, agitadas en un gran oleaje, de modo que toda su oscuridad se movía, y era ella un Océano rodante en su muda masa oscura. Ah, y muy debajo las profundidades se separaron y rodó en medio de largas olas que viajaron justo, y siempre, en lo más vivo de ella, el fondo se abrió y rodó en medio, desde el centro del suave hundimiento, como el buzo fue más y más profundo, tocando abajo, volviéndose más profundamente revelada, la más pesada de sus olas llegó a una orilla lejana, descubriéndose más hundida en la evidente incógnita, y cada vez que alejaban las olas, la abandonaban más, hasta que de repente, en una convulsión suave y temblorosa su cuerpo vital fue tocado, y ella lo supo, la consumación estaba hecha y ella se había ido ya. Se había ido, ya no estaba, había nacido ya una mujer.

DH Lawrence

***************************************

WAVE

And it seemed she was like the sea, nothing but dark waves rising and

heaving, heaving with a great swell, so that slowly her whole darkness

was in motion, and she was Ocean rolling its dark, dumb mass. Oh, and

far down inside her the deeps parted and rolled asunder, in long,

fair-travelling billows, and ever, at the quick of her, the depths

parted and rolled asunder, from the centre of soft plunging, as the

plunger went deeper and deeper, touching lower, and she was deeper and

deeper and deeper disclosed, the heavier the billows of her rolled away

to some shore, uncovering her, and closer and closer plunged the

palpable unknown, and further and further rolled the waves of herself

away from herself leaving her, till suddenly, in a soft, shuddering

convulsion, the quick of all her plasm was touched, she knew herself

touched, the consummation was upon her, and she was gone. She was gone,

she was not, and she was born: a woman.

DH Lawrence

Lo que yo creo


Creo que cuando muera me pudriré, y nada de mi yo sobrevivirá. No soy joven y amo la vida. Pero despreciaría temblar de terror por el pensamiento de la aniquilación. Sin embargo, la felicidad no es menos verdadera porque pueda venir y marcharse, ni el pensamiento y el amor pierden su valor porque no sean eternos. Muchos hombres se han llevado orgullosamente a sí mismos al cadalso; seguramente el mismo orgullo nos enseñaría a pensar verdaderamente sobre el lugar del hombre en el mundo. Incluso aunque las ventanas abiertas de la ciencia al principio nos hagan estremecer de frío en el calor de los mitos humanos tradicionales, al final el aire fresco nos da vigor, y los grandes espacios son esplendorosos por derecho propio.

Bertrand Russell en “Lo que yo creo”