La  democracia:  una  construcción  permanente  


” Debemos  recordar  que  tras  los  prometedores  comienzos  la  democratización  no  evolucionó  siguiendo  un  camino  ascendente  hasta  nuestros  días.  Hubo  subidas  y  recaídas,  movimientos  de  resistencia,  rebeliones,  guerras  civiles,  revoluciones.  Durante  algunos  siglos  […  ]  [se]  invirtió  alguno  de  los  avances  anteriores.  Volviendo  la  vista  atrás  sobre  el  ascenso  y  caída  de  la  democracia,  está  claro  que  no  podemos  contar  con  que  las  fuerzas  sociales  aseguren  que  la  democracia  siga  siempre  avanzando.  [  …  ]  La  democracia,  tal  parece,  es  un  tanto  incierta.  Pero  sus  posibilidades  dependen  también  de  lo  que  nosotros  hagamos.  Incluso,  aunque  no  podamos  contar  con  impulsos  benignos  que  la  favorezcan,  no  somos  meras  víctimas  de  fuerzas  ciegas  sobre  las  que  no  tenemos  ningún  control.  Con  una  adecuada  comprensión  de  lo  que  exige  la  democracia  y  la  voluntad  de  satisfacer  sus  requerimientos,  podemos  actuar  para  satisfacer  las  ideas  y  prácticas  democráticas  y,  aun  más,  avanzar  en  ellas.”

 Robert  Dahl

image

Capitalismo y democracia


” El capitalismo crea riqueza, pero no se puede depender de él para garantizar la libertad, la democracia y el Estado de derecho. Las empresas están motivadas por el beneficio, no tienen por objetivo salvaguardar los principios universales. Hasta la protección del mercado requiere mucho más que el beneficio propio: los participantes en el mercado compiten para ganar, y si pudieran eliminarían a la competencia”

George Soros

image

Los  cimientos  de  la  democracia  


No  hay  nada  misterioso  respecto  de  los  cimientos  de  una  democracia  saludable  y  fuerte.  Las  cosas  básicas  esperadas  por  nuestro  pueblo  de  sus  sistemas  político  y  económico  son  simples.  Ellas  son:  

•  La  igualdad  de  oportunidad  para  los  jóvenes  y  los  demás.  

•  Un  empleo  para  los  que  pueden  trabajar.  
•  La  seguridad  (social)  para  los  que  la  precisan.  

•  El  fin  del  privilegio  especial  para  unos  pocos.  

•  La  preservación  de  las  libertades  civiles  para  todos.  y  ampliamente  compartido.  

•  La  participación  en  los  frutos  del  progreso  científico,  en  un  estándar  de  vida  constantemente  creciente.
 
Éstas  son  las  cosas  sencillas  y  básicas  que  nunca  deberían  perderse  de  vista  en  el  tumulto  y  complejidad  increíble  de  nuestro  mundo  moderno.  La  fuerza  interior  y  duradera  de  nuestros  sistemas  económico  y  político  depende  del  grado  en  que  cumplen  con  estas  expectativas.  

image

Franklin  Delano  Roosevelt,  “Discurso  de  las  Cuatro  Libertades”,  enero  de  1941

La democracia: un ideal


La democracia es, antes que nada y sobre todo, un ideal […] Sin una tendencia idealista una democracia no nace, y si nace, se debilita rápidamente. Más que cualquier otro régimen político, la democracia va contra la corriente, contra las leyes inerciales que gobiernan los grupos humanos. Las monocracias, las autocracias, las dictaduras son fáciles, nos caen encima solas; las democracias son difíciles, tienen que ser promovidas y creídas.
Giovanni Sartori