“La metamorfosis” como obra erótica y de masoquismo


“(…) Kafka, quien, para no dejar dudas de su profesión de fe, no sólo parodió La Venus de las pieles en La metamorfosis, sino que tomó el mismo nombre para que la identificación fuera completa. En su viaje por Italia, disfrazado de criado de Fanny von Pistor, Leopold tomó el nombre de Gregorio —Gregor—, que fue el nombre que tomó Federico Kusinski como esclavo de Wanda Dunaiev en La Venus de las Pieles, un nombre derivado de “Sacher-Masoch”, al que Kafka le agregó el apellido “Samsa”, para que el nombre de su personaje “Gregor Samsa” se derivara por completo de “Sacher-Masoch”, y no quedaran dudas de sus intenciones, ni de la identidad de la dama del retrato vestida de pieles, que Gregorio ve cuando despierta en su cuarto la mañana de la transformación.

La metamorfosis es una obra cumbre del masoquismo en la que Kafka conjuga La Venus de las pieles y Crimen y castigo para rendir un sentido homenaje a sus maestros Sacher-Masoch y Dostoievski113. En esta magnífica pieza de la literatura erótica, escrita en la cima de su entusiasmo por Felice y cuando atravesaba el período más intenso y fecundo de su vida literaria, Kafka vive un fantástico matrimonio con su musa que es parodia del contrato de La Venus de las pieles donde el esclavo Gregorio se transforma en un monstruoso insecto — de inspiración dostoievskiana— y Wanda Dunaiev está representada por el retrato de la Dama de las pieles que Gregorio pone en un lindo marco dorado y cuelga enfrente de su cama. Pero esa orgía ultrasensualista no tiene nada que ver con el matrimonio, en la prosaica y dura realidad, donde la opulenta Venus es una mujer de cuarenta años, que en vez de un látigo y un abrigo de pieles, lleva un delantal de cocina, cuyas tiras levanta al caminar, personaje que, en El proceso, será la señora Grubach, ante cuya presencia K. solía dirigir “la vista a la cinta de su delantal, que se hundía de forma inútilmente profunda en su imponente cuerpo”.

Guillermo Sánchez Trujillo en “El enigma de los manuscritos. Desciframiento de “El Proceso” de Franz Kafka”.

El presentimiento del único biógrafo


” Kafka sentía una necesidad imperiosa de escribir sobre su vida personal más íntima, pero era a la vez un hombre afecto al secretismo como pocos e incapaz de exponer su corazón al desnudo ante la mirada curiosa de los lectores. La manera  como resolvió el dilema honra su genialidad: utilizó, cual cazador furtivo, Crimen y castigo para que fueran los ocultos personajes de Dostoievski los que contaran su biografía íntima, y dejó a sus propios personajes la tarea de representar una obra magnifica, cautivante y misteriosa, que no impidiera a los lectores más agudos sentir la historia latente, ya que Kafka amaba más el juego que el secreto. Para Kafka era muy fácil ocultar herméticamente la historia íntima que encierra la novela; hubiera bastado con no utilizar de manera literal el texto de Crimen y castigo para que las huellas de Dostoievski desaparecieran, y con ellas la conexión entre la ficción y la realidad. Pero Kafka hizo lo contrario, y por eso esta literatura críptica ofrece
generosa las claves para descifrarla. Al fin y al cabo, la historia secreta exigía para su disfrute —pleno y póstumo—, que los lectores reconocieran a las víctimas, al verdugo y los hechos que entrecruzaron sus vidas.”

Guillermo Sánchez Trujillo en “El enigma de los manuscritos. Desciframiento de “El Proceso” de Franz Kafka”.

“El Proceso” y ” Crimen y Castigo”


” Esto sugiere, a su vez, una hipótesis: que Kafka trabajaba por locaciones como los cineastas, que graban las escenas que corresponden a un mismo espacio, para luego, en el proceso de edición, colocarlas en el lugar correspondiente. En el caso de Kafka las locaciones son los capítulos de Crimen y castigo, que Kafka agota de una vez, escribiendo en forma simultánea, o en sucesión, todas las escenas que salen de un mismo capítulo o locación. En otras palabras: está claro que Kafka trazó el plan general de la obra a partir de un gran bloque del que salen las bases de la estructura, los capítulos de la primera parte y los extremos de la novela. Ese gran bloque es la segunda parte de Crimen y castigo, principalmente sus tres primeros capítulos”.

Guillermo Sánchez Trujillo en “El enigma de los manuscritos. Desciframiento de “El Proceso” de Franz Kafka”.

San Petersburgo en “El Proceso”


“La ciudad de Kafka es Praga, sin duda; y la ciudad de El proceso es San Petersburgo, pero la ciudad de K., la verdadera ciudad de K., es la literatura, porque de literatura está hecha y literatura es. Así se resuelve la paradoja de la obra kafkiana que, teniendo un marcado acento  autobiográfico, es, sin embargo, literatura de literatura, liberada así de los límites que se había impuesto la literatura del siglo XIX con sus ideales de objetividad, y que legitima lo inverosímil a partir de esa misma literatura “objetiva” que su obra supera y trasciende. Ahí radica la grandeza de Kafka, que lleva la literatura a niveles hasta entonces desconocidos, con una obra al tiempo abstracta y figurativa, de la que emana una atmósfera misteriosa e imprecisa, que la experiencia humana sólo nos permite entrever en el mundo de los sueños, logrando así la “resolución de estos dos estados, aparentemente contradictorios, que son el sueño y la realidad, en una especie de realidad absoluta, de superrealidad, por decirlo así”, que era para André Breton el futuro del arte auténtico, del cual resulta ser Kafka el precursor”.

Guillermo Sánchez Trujillo en “El enigma de los manuscritos. Desciframiento de “El Proceso” de Franz Kafka”.

Sobre las violencias basadas en género hacia la población trans


Sobre la Violencia Basada en Género hacia la Población Trans

 

Las personas transgénero o transexuales (personas trans) somos aquellas que nos fue asignado un rol social masculino o femenino al nacer pero que no corresponde con nuestra identidad de género, es decir, la percepción subjetiva sobre el género al que sentimos pertenecer.

En este sentido nos identificamos y vivimos, total o parcialmente, de acuerdo al género que sentimos pertenecer.

Hablar de la población trans es hablar de historias de violencias basadas en género tradicionalmente invisibilizadas por una cultura donde lo masculino y lo heterosexual son el centro la norma que determina y sanciona aquello que se aleja de una supuesta “normalidad”.

Somos personas donde se vuelve evidente “que el cuerpo es un texto socialmente construido” (Preciado, 2002), donde la idea de alineación entre los conceptos de sexo, género y orientación sexual se resquebraja y se manifiesta la riqueza de la diversidad humana.

Un hombre trans puede ser definido como una persona que se le asignó un sexo femenino al nacer pero que se identifica y vive o necesita vivir como hombre. Y este hombre trans puede ser heterosexual, homosexual o bisexual, por ejemplo.

Una mujer trans, por el contrario, es una persona que se le asignó el sexo masculino al nacer pero que vive y necesita vivir como una mujer. Y esta mujer trans también puede ser heterosexual, lesbiana o bisexual, por ejemplo.

También, dentro de esta diversidad existen personas que no caen dentro del sistema binario hombre-mujer, y se le ha llamado “Queer”. Por ejemplo, recientemente en Australia se ha reconocido legalmente el género neutro.

En contraposición a las personas trans, en el campo de estudios de género, se llama cisexual a aquellas personas cuya identidad de género corresponde con su sexo asignado al nacer, es decir, personas en cuyo cuerpo se alinea el sexo asignado y la identidad de género.

Las personas trans nos encontramos en una posición donde se da la intersección de múltiples formas de violencia y discriminación:

  1. La Transfobia que es un miedo irracional, la aversión, o la discriminación en contra de las personas cuya identidad de género, apariencia, o comportamientos se desvían de las normas sociales (Serano, 2007).
  2. El Cisexismo que es la creencia en que el género con el que se identifican las personas trans es inferior o menos auténtico, que el de las personas cisexuales (Serano, 2007).
  3. La Homofobia como aversión hacia la orientación erotico-afectiva de una persona trans hacia otra de su mismo género (sea trans o cis).

Julia Serano, transfeminista de California, señala que no existe un grupo de minoría sexual más calumniado o peor entendido que las mujeres trans.

Las mujeres trans vivimos adicionalmente un tipo de violencia que viven y padecen las mujeres cisgénero: la misoginia como tendencia a rechazar y rebajar lo femenino y la feminidad. A esta intersección entre misoginia y transgenerismo, Julia Serano la denomina “transmisoginia”.

Algunas maneras en que se manifiestan las anteriores formas de violencia hacia hombres y mujeres trans son:

  1. La Malgenerización (Serano, 2007): que es cuando nos referimos hacia la persona trans usando el género equivocado, por ejemplo, cuando nos dirigimos hacia una mujer trans en masculino llamándole “el transexual”. Otras formas más agresivas de malgenerización y cisexismo se da cuando, por ejemplo, las mujeres trans son recluidas en centros varoniles como los reclusorios, vulnerando su seguridad.
  2. La Patologización: cuando la identidad trans es continuamente objeto de estudio por parte de la ciencia médica y sigue formando parte de los manuales para diagnosticar enfermedades mentales desnaturalizando la identidad trans.
  3. La Criminalización: cuando las personas trans, pero especialmente las mujeres trans, son detenidas arbitrariamente por causas como “faltas a la moral y buenas costumbres” o por “ejercer la prostitución” a partir de su expresión sexo-genérica.
  4. La Objetivación (Serano, 2007): cuando el asunto de nuestros cuerpos se genitaliza y nuestros tratamientos de reemplazo hormonal se convierten en objetos, separándolos de la persona y su dignidad inherente, y son abordados por las personas o los medios de comunicación de una forma pública y sensacionalista en donde se propagan ideas distorsionadas de la identidad trans o bien, se anula la identidad masculina o femenina de la persona.
  5. La Hipersexualización (Serano, 2007): cuando entre las personas y los medios de comunicación se propaga la idea que las personas trans transicionamos con la finalidad de “engañar” o “atraer” a las personas heterosexuales y cisexuales. Este tipo de violencia ha sido utilizada para justificar otras agresiones físicas como las mutilaciones, las brutales golpizas y los crímenes por odio pues difunde la idea que las personas trans somos personas “timadoras”
  6. La Hiperfeminización (Serano, 2007): que es un tipo de violencia dirigido únicamente hacia las mujeres trans y consiste en la propagación de la idea de que las mujeres trans somos poseedoras o nos esforzamos por poseer rasgos de personalidad que suelen ser asociados de forma despectiva con lo femenino: como seres débiles, pasivos, confundidos, por ejemplo. Esta idea propaga una supuesta frivolidad de la feminidad de la mujer trans por medio de imágenes donde se maquilla, usa zapatos de tacón y vestido. Puede ir acompañada de la hipersexualización donde se destaca la exuberancia de la mujer trans cosificándola al insistir en el tema de las cirugías o donde se destaca que la persona no “parece ser”(“no pasa”) como la mujer que dice ser.

Así como el movimiento feminista trabajó arduamente para que se reconociera la violencia doméstica, la violencia sexista y el lenguaje excluyente como temas de interés público a favor de una cultura de igualdad entre hombres y mujeres, ahora es importante poner en la agenda la discusión de las otras formas de violencias que diariamente viven las personas que no nos ajustamos al sistema binario de género y que actualmente siguen siendo socialmente aceptadas justificando, de esta forma, distintas formas de discriminación, de negación o privación de derechos fundamentales, incluso asesinatos con la agravante de la indiferencia del aparato de Justicia del Estado, del sensacionalismo de los medios masivos de comunicación y de la indiferencia de la sociedad.

Por Luisa Rebeca Garza López

 

 

 

 

Serano, Julia. “Whipping Girl. A Transsexual Woman On Sexism And The Scapegoating Of Feminity”(2007).

Taller: “Sensibilizar y prevenir sobre las Violencias Basadas en Género hacia las Personas Trans” (propuesta)


Nombre del taller: “Sensibilizar y prevenir sobre las Violencias Basadas en Género hacia las Personas Trans”

 Por Luisa Rebeca Garza López

 Objetivo general: Las personas participantes aprenderán a identificar y prevenir las violencias basadas en género hacia las personas trans en la vida cotidiana.

 Objetivos específicos:

1. Conocer e identificar los conceptos básicos relacionados al sexo, género identidad de género y la condición transgénero.

2. Identificar las violencias basadas en género hacia las personas trans.

3. Obtener herramientas para el desarrollo de proyectos de prevención y sensibilización y ejercitarán propuestas para sensibilizar y prevenir las violencias basadas en género hacia las personas trans.

4. Desarrollar una propuesta de prevención y/o sensibilización de las violencias basadas en género hacia la población trans de la comunidad.

Población objetivo: población en general, mayor de 16 años, que sepa leer y escribir. Especialmente dirigida a grupos de 15 a 20 personas.

 Evaluación inicial del taller:

1. Consistirá en una evaluación de las actitudes hacia las personas trans y las violencias de género que viven.

Sugerencia: se recomienda obtener un consentimiento escrito de las personas para poder ser grabadas durante las sesiones.

 Sesión 1: Socialización de las personas y establecimiento de las reglas del Taller.

1. Objetivo de la sesión: Crear un ambiente de integración entre las persona del grupo que favorezca la participación.

2. Tiempo: 1.5 horas.

3. Material a utilizar: Sillas, una hoja de papel bond o una cartulina para cada participante, tarjetas en blanco, plumones de colores, masking tape o cinta para pegar, videocámara.

4. Aspectos teóricos a abordar: Ninguno.

5. Aspectos prácticos a abordar:

a. Presentación de la persona facilitadora.

b. Realizar una actividad de socialización que permita que se conozcan las personas participantes y al mismo tiempo recupere que existen diferencias físicas entre esas personas.

c. Solicitar a cada persona su nombre o cómo le gusta que le llamen y que lo anoten en la tarjeta blanca que se les dará y la coloquen en un lugar visible para aprender los nombres de cada persona.

d. Entregar a las personas las hojas blancas y los marcadores de colores para que se dibujen a sí mismo y a las personas que aman y con las que conviven, sus ocupaciones, a qué grupos pertenecen en su comunidad. Al término los pegan y cada persona señalará que dibujo le gustó o le llamó la atención y por qué, después se pondrá el nombra de quien lo dibujo. Se hará lo mismo con todos los dibujos. Al final se invitará al grupo a pensar en qué se parecen unas personas del grupo y en qué se diferencian y opinar sobre las ventajas de que en la sociedad existan diferentes formas de ser y de vivir.

e. Para finalizar, se les preguntará a las personas participantes qué les motivo inscribirse al curso, qué esperan aprender del curso y qué proponen como reglas de convivencia para lograr lo que ellas esperan del curso. Se anotará todo en hojas de papel bond que se pegaran en el aula y que estará permanentemente en cada sesión de trabajo como recordatorio de las reglas de convivencia que las personas participantes establecieron.

 

Sesión 2: Sexo, Género, identidad de género y orientación sexual.

1. Objetivo de la sesión: identificar los conceptos de sexo, género, sistema sexo-género, heteronormatividad, heterocentrismo, intersecionalidad, identidad de género y orientación sexual y la diversidad humana que surgen a partir de estos conceptos elaborar una propuesta de concientización hacia la comunidad sobre la importancia de conocer estos conceptos.

2. Tiempo: 2.5 horas.

3. Material a utilizar: computadora, retroproyector, bocinas, copias de alguna noticia, hojas papel bond, masking tape y crayones de colores.

4. Aspectos teóricos a abordar: Sexo, Género, sistema sexo-género, heteronormatividad, heterocentrismo, intersecionalidad, diferencia entre sexo y género, identidad de género, orientación sexual, diferencia entre identidad de género y orientación sexual, reconocer a partir de estos conceptos la riqueza de la diversidad humana: que existen personas heterosexuales, homosexuales, bisexuales, transgénero, intersexuales, asexuales.

5. Aspectos prácticos a abordar: lecturas, videos y la elaboración de un cartel.

6. Producto de la sesión: un cartel donde se sensibilice sobre las diferencias entre sexo, género, identidad de género y orientación sexual.

7. Estructura:

a. Recuperar la experiencia:

i. Preguntar a las personas participantes su opinión de que existan personas trans o personas gays, lesbianas o bisexuales.

ii. Recoger sus opiniones.

iii. Presentación un video donde quede manifiesta la diversidad de personas por identidades sexogenéricas u orientaciones sexuales, por ejemplo, de una marcha de la diversidad. Preferentemente donde se conozcan las opiniones de las personas que participan en la marcha, qué reclaman, qué exigen, etc.

iv. Al término del video, preguntar: qué les hace sentir el video que acaban de ver, qué les hace pensar, identifican algún tipo de violencia que mencionen que viven, qué consecuencias tiene en la vida de estas personas el que vivan esas violencias que ustedes mencionan.

v. Compartir una historieta o folleto en donde a través de una historia sencilla el personaje principal cuente a través de su vivencia las diferencias entre sexo, género, orientación sexual e identidad de género.

vi. Preguntar al grupo si conocen alguna historia similar en su familia o en su comunidad o con sus amistades y cómo los han tratado.

b. Dialoguemos con la experiencia de las otras personas:

i. Presentar la historia en video o en lectura donde diversas personas transexuales heterosexuales, transexuales lesbianas u homosexuales, o transexuales bisexuales cuentan sus historias.

ii. Presentar también la historia en video o en lectura historias de personas gays o lesbianas que no son trans y que cuenten su historia.

iii. Preguntar en qué se parecen estas historias y en qué son diferentes. ¿Alguna vez hemos confundido un concepto con otro?

iv. Explicar durante los conceptos de Sexo, Género, sistema sexo-género, heteronormatividad, heterocentrismo, intersecionalidad, diferencia entre sexo y género, identidad de género, orientación sexual, diferencia entre identidad de género y orientación sexual, reconocer a partir de estos conceptos la riqueza de la diversidad humana: que existen personas heterosexuales, homosexuales, bisexuales, transgénero, intersexuales, asexuales.

c. Aplicar la experiencia:

i. Preguntar a las personas si es importante que la comunidad conozca la diferencia de estos conceptos.

ii. Hacer equipos de dos a tres personas y solicitarles que realicen un cartel donde se sensibilice a la comunidad donde viven sobre la importancia de reconocer la diferencia entre sexo, género, orientación sexual e identidad de género así como entre las personas gays, lesbianas, bisexuales y trans.

iii. Cada equipo presentará su cartel y la persona facilitadora se comprometerá a pasarlo a computadora respetando sus colores y diseños para que pueda ser impreso y difundido en los lugares que las personas participantes decidan.

d. Evaluemos la sesión:

i. Preguntarles a las personas asistentes que han aprendido hasta el momento y cómo lo han logrado.

ii. Aplicar una evaluación explicando qué es y para qué sirve: qué les han parecido los temas, que les han parecido las actividades, qué se les hizo más interesante, más difícil, más aburrido, qué les ha parecido la participación del grupo, han sido puntuales, se han sentido con confianza de hablar y opinar, que les ha parecido el trabajo que cada persona ha realizado, consideran que se han dado a entender bien, la persona facilitadora se ha sabido ganar su confianza, sienten que han sido tratados y tratadas con respeto.

iii. Pedir a las personas participantes de manera voluntaria algún consejo para mejorar el taller, si lo desean, y al finalizar la persona instructora comparte su experiencia con el grupo de la primera sesión.

iv. La persona facilitadora sistematiza en algún documento la información cuantitativa y cualitativa más relevante de esta evaluación.

 

Sesión 3: Violencias basadas en género hacia las personas trans.

1. Objetivo de la sesión: Conocer las violencias basadas en género que viven las personas trans de la comunidad.

2. Tiempo: 2.5 horas.

3. Material a utilizar: papel bond y marcadores de colores, papeles de colores, tijeras, revistas, periódico, resistol y cinta adhesiva computadora, retroproyector, bocinas, copias de alguna noticia.

4. Aspectos teóricos a abordar: concepto de violencias basadas en género, homofobia, transfobia, cisexismo, malgenerización, patologización, criminalización, objetivación, hipersexualización, hiperfeminización, crimen de odio, LGBTTTIQ, interseccionalidad.

5. Aspectos prácticos a abordar: Historia de caso, análisis de propagación de violencias basadas en género en medios de comunicación impresos y electrónicos.

6. Producto de la sesión: elaborar una “Manual del____ incluyente” donde se aborden recomendaciones sobre cómo tratar con respecto y dignidad a las personas trans en la vida cotidiana.

7. Estructura:

a. Recuperar la experiencia:

i. Invitar al taller a una o varias personas trans de diferentes géneros o bien compartir el video de la experiencia de diversas personas trans para conocer su experiencia de vida en sus comunidades, cómo ha sido su infancia, como la ha tratado la familia, como ha sido su formación académica, su acceso al trabajo, como es su vida en la comunidad, como es su vida sentimental y amorosa, como es su acceso a la salud, como es su situación legal, que problemas se enfrente y que apoyos ha recibido de la comunidad.

ii. Preguntarles a las personas asistentes qué opinan de esta historia, conocían todas estas situaciones que se han presentado, qué opinión tenían antes de las personas trans.

iii. Aprovechar los espacios de preguntas y respuestas para abordar los conceptos de violencias basadas en género, homofobia, transfobia y cisexismo.

b. Dialoguemos con la experiencia de las otras personas:

i. Presentar recortes de periódicos o revistas o impresiones de internet de noticias policíacas, de espectáculos de política, especialmente de la localidad o del país que contengan noticias sobre personas trans.

ii. Preguntarles a las personas asistentes qué opinan sobre esas noticias, preguntarles si están de acuerdo a cómo son abordadas las noticias o no, creen que respetan la dignidad de las personas a las que se refiere, si ustedes fueran de la persona de la que hablaran en esas noticias cómo se sentirían.

iii. Aprovechar los espacios de preguntas y respuestas para hablar de los conceptos de malgenerización, patologización, criminalización, objetivación, hipersexualización e hiperfeminización como formas de violencias basadas en género hacia las personas trans. Completar la explicación con los siguientes conceptos: crimen de odio, LGBTTTIQ, interseccionalidad.

iv. Aprovechar el espacio para compartir que el Estado tiene la responsabilidad de respeta, proteger y promover los derechos humanos de todas las personas sin distinción y mencionar alguna ley que pueden invocar para exigir el alto de las violencias o actos de discriminación que existe en la comunidad o en el país.

c. Aplicar la experiencia.

i. Preguntar a las personas si consideran importante que la gente de la comunidad conozcan sobre estas diferentes formas de violencias basadas en género, ya sea medios de comunicación locales, funcionarios o funcionarias públicas, escuelas, empresas, familias o la población en general

ii. Formar equipos de tres personas, entregarles papel bond y marcadores de colores, papeles de colores, tijeras, revistas, periódico, resistol y cinta adhesiva para que decidan a que parte de la comunidad les interesa sensibilizar y/o prevenir las violencias basadas en género que vive la población trans aprendidos en la sesión.

iii. Se les propondrá elaborar un manual sobre con recomendaciones sobre cómo sensibilizar y/o prevenir las violencias basadas en género y se llamará “Manual del vecindario incluyente”si piensan dirigir las recomendaciones a sus vecinos y vecinas, o “Manual de la policía incluyente” si se piensa dirigir a la policía, o “Manual de la radio incluyente” si se piensa dirigir a la radio local, dependiendo a quién se dirige el mensaje.

iv. Al finalizar, cada equipo presentará su “Manual de ____ incluyente” y compartirán por qué decidieron abordar determinados conceptos y por qué decidieron dirigirlo a ese público en particular. Se recibirán observaciones y recomendaciones para mejorarlo de las personas asistentes.

v. La persona facilitadora se comprometerá a pasar todos los manuales a formato electrónico respetando los colores y diseños que han realizado así como el contenido y elaborará un tríptico que posteriormente les presentará para que pueda ser difundido en donde lo deseen.

d. Evaluemos la sesión.

i. Preguntarles a las personas asistentes que han aprendido hasta el momento y cómo lo han logrado.

ii. Aplicar una evaluación explicando qué es y para qué sirve: qué les han parecido los temas, que les han parecido las actividades, qué se les hizo más interesante, más difícil, más aburrido, qué les ha parecido la participación del grupo, han sido puntuales, se han sentido con confianza de hablar y opinar, que les ha parecido el trabajo que cada persona ha realizado, consideran que se han dado a entender bien, la persona facilitadora se ha sabido ganar su confianza, sienten que han sido tratados y tratadas con respeto.

iii. Pedir a las personas participantes de manera voluntaria algún consejo para mejorar el taller, si lo desean, y al finalizar la persona instructora comparte su experiencia con el grupo de la primera sesión.

iv. La persona facilitadora sistematiza en algún documento la información cuantitativa y cualitativa más relevante de esta evaluación.

 

Sesión 4: Sensibilización y Prevención de violencias basadas en género hacia las personas trans.

1. Objetivo de la sesión: elaborar una estrategia para sensibilizar y prevenir las violencias basadas en género hacia las personas trans.

2. Tiempo: 3 horas.

3. Material a utilizar: papel bond y marcadores de colores, papeles de colores, tijeras, revistas, periódico, resistol y cinta adhesiva computadora, retroproyector, bocinas, copias de alguna noticia.

4. Aspectos teóricos a abordar: campaña de sensibilización, prevención, sensibilización, plan, planificación, prevención primaria, prevención secundaria, prevención terciaria, programa y proyecto.

5. Aspectos prácticos a abordar: experiencia de una persona diseñadora gráfica o de publicidad o bien una persona activista con experiencia en campañas de prevención y/o sensibilización, video(s) de una campaña de prevención de violencias basadas en género a la población trans.

6. Producto de la sesión: Proyecto de sensibilización y prevención de las violencia basadas en género hacia las personas trans.

7. Estructura:

a. Recuperar la experiencia:

i. Presentar algunos videos como ejemplos de campañas sobre sensibilización y prevención de violencia de género hacia la población trans u otro grupo. Ejemplos:

 

http://www.youtube.com/watch?v=zGbrnSECrek

http://www.youtube.com/watch?v=dZH_buW9mwU

http://www.youtube.com/watch?v=YRIRffBUlPE

http://www.youtube.com/watch?v=kihTTsBvyI8

http://www.youtube.com/watch?v=_ybpxPd9IkQ

http://blabbeando.blogspot.mx/2011/11/year-ago-argentina-became-first-country.html#.UdihQ_lWz8X

ii. Preguntar las personas asistentes qué opinan de estas campañas, que les gustó, qué no les gustó, si alguna vez han tenido la oportunidad de participar en alguna campaña de sensibilización o prevención de algo o si han conocido algo a alguien.

iii. Durante las preguntas y respuestas abordar los siguientes conceptos: campaña de sensibilización, prevención y sensibilización.

b. Dialoguemos con la experiencia de otras personas.

i. Invitar a una persona diseñadora gráfica o de publicidad o bien una persona activista con experiencia en campañas de prevención y/o sensibilización que comparta su experiencia y recomendaciones para elaborar una campaña de prevención y/o sensibilización.

ii. Junto con la persona invitada abordar los siguientes conceptos: plan, planificación, prevención primaria, prevención secundaria, prevención terciaria, programa y proyecto.

iii. Permitir que las personas participantes pregunten sus dudas y realicen sus comentarios al respecto.

c. Apliquemos la experiencia.

i. La persona facilitadora les mostrará a las personas participantes los productos que elaboraron en las sesiones 2 y 3 (carteles y manuales incluyentes), les pedirá que los revisen y comenten si les gustan o no les gustan, que mejorarían o cambiarían de ellos, y en dónde creen que pudieran ser difundidos y bajo qué estrategia.

ii. La persona facilitadora les entregará hojas de papel bond, marcadores de colores, resistol, tijeras, revistas y periódicos para recortar.

iii. La persona facilitadora les solicitará que se vuelvan a conformar en equipos de 3 personas y les entregará el material elaborado en las sesiones 2 y 3 desarrollen una propuesta sensibilización o prevención de acuerdo al material.

iv. Después del tiempo asignado, cada equipo presentará su propuesta de proyecto, compartirán por qué lo han decidido armar de esa forma, el resto de las personas compartirán sus opiniones sobre cada proyecto y realizarán sugerencias para mejorarlos.

v. Al finalizar, la persona invitada y la persona facilitadora les compartirán lo que les ha gustado de todos los proyectos y lo que puede todavía ser mejorado.

vi. La persona facilitadora les propondrá lo siguiente:

1. Si están de acuerdo en continuar con los proyectos que proponen después del curso.

2. Si están de acuerdo en juntar todas las propuestas de prevención y sensibilización en una sola gran campaña.

3. Si están de acuerdo en realizar una exposición en un lugar público o representativo de la comunidad sobre los productos que han elaborado así como para presentar el proyecto final de prevención y sensibilización de violencias basadas en género hacia la población trans.

4. Si están de acuerdo en editar los videos de todas las sesiones para hacer una campaña vía redes sociales sobre lo que aprendieron en el taller y los trabajo que proponen para atender las violencias basadas en género hacia las personas trans.

5. Si las respuestas son afirmativas, les propondrá que establezcan una fecha donde reunirse nuevamente para establecer un calendario de actividades para elaborar el proyecto final y el video así como para determinar la fecha de presentación del proyecto final, el video y la exposición.

d. Evaluemos la sesión.

i. Preguntarles a las personas asistentes que han aprendido hasta el momento y cómo lo han logrado.

ii. Aplicar una evaluación explicando qué es y para qué sirve: qué les han parecido los temas, que les han parecido las actividades, qué se les hizo más interesante, más difícil, más aburrido, qué les ha parecido la participación del grupo, han sido puntuales, se han sentido con confianza de hablar y opinar, que les ha parecido el trabajo que cada persona ha realizado, consideran que se han dado a entender bien, la persona facilitadora se ha sabido ganar su confianza, sienten que han sido tratados y tratadas con respeto.

iii. Pedir a las personas participantes de manera voluntaria algún consejo para mejorar el taller, si lo desean, y al finalizar la persona instructora comparte su experiencia con el grupo de la primera sesión.

iv. La persona facilitadora sistematiza en algún documento la información cuantitativa y cualitativa más relevante de esta evaluación.

 

Evaluación final del taller:

1. Consistirá en una evaluación de las actitudes hacia las personas trans y las violencias de género que viven.

Trabajo sexual y violencias basadas en género


Trabajo sexual y violencias basadas en género
Rebeca Garza

Violencias basadas en género a las que se ven sometidas las trabajadoras sexuales.

Las trabajadoras sexuales cisgénero y transgénero se ven sometidas a diferentes formas de violencia:

  • Violencia psicológica*: Como “cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, infidelidad, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la víctima a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio”.
  • Violencia física*: como “cualquier acto que inflige daño no accidental, usando la fuerza física o algún tipo de arma u objeto que pueda provocar o no lesiones ya sean internas, externas, o ambas”.
  • Violencia patrimonial*: como “cualquier acto u omisión que afecta la supervivencia de la víctima. Se manifiesta en: la transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades y puede abarcar los daños a los bienes comunes o propios de la víctima”.
  • Violencia económica*: como “toda acción u omisión del Agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral”.
  • Violencia sexual*: como “cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la Víctima y que por tanto atenta contra su libertad, dignidad e integridad física. Es una expresión de abuso de poder que implica la supremacía masculina sobre la mujer, al denigrarla y concebirla como objeto”.
  • Feminicidio*: como “la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres”.

Demandas y reivindicaciones de las trabajadoras sexuales.(**)(***)

“Nihil de nobis, sine nobis”
(Nada sobre nosotras sin nosotras)

Si bien existen diversas posiciones a favor y en contra de la legislación del trabajo sexual desde diversas ámbitos intelectuales, feministas, de legisladores y legisladoras y a través de diferentes perspectivas, me parece muy importante recuperar las voces, demandas y reivindicaciones de las personas que viven y ejercen día a día el trabajo sexual. ¿Qué opinan al respecto?.

Algunas demandas que he encontrado de mujeres cis y mujeres trans que ejercen el trabajo sexual son las siguientes:

  •  Que se reconozca el derecho de cualquier persona de ejercer libremente el trabajo.
  •  Derecho a emigrar y a la libre circulación diferenciando el trabajo sexual libremente ejercido de las verdaderas eedes de trata de personas.
  •  Que se reconozca la actividad a la prostitución libremente ejercida como una actividad económica legítima con condiciones de higiene, seguridad y tranquilidad.
  •  Que se reconozca y respete la dignidad de las personas que ejercen el trabajo sexual así como su capacidad de decidir, a qué quieren dedicarse y cómo o con quién desean establecer acuerdos comerciales.
  • Que se desarrollen espacios públicos cuya ubicación sea negociada entre las personas trabajadoras sexuales y las personas del vecindario donde ejercer libremente el trabajo sexual con condiciones de higiene, seguridad y tranquilidad.
  • Que se persiga y sancione efectivamente a las mafias que obligan y fuerzan a las mujeres a prostituirse y las explotan en un régimen de esclavitud.
  • Que se destinen recursos económicos y materiales para generar alternativas de empleo que puedan acoger voluntariamente las personas que, por los motivos que deseen, decidan abandonar el ejercicio del trabajo sexual procurando que el ingreso por estas opciones de trabajo permitan aspirar a una vida digna.
  • La despenalización en las calles y en los locales debido a que los antecedentes penales en combinación con la criminalización y el estigma se vuelven en barreras que impiden a algunas personas dejar de ejercer el trabajo sexual.
  • Protección por parte del Estado hacia todas las formas de violencia, especialmente de agentes del Estado como la brutalidad policíaca, la corrupción, el racismo, la transfobia, el sexismo, etc.
  • Proteger la autodeterminación, de tal forma que quienes deciden ejercer el trabajo sexual puedan decidir con quién y cómo desean trabajar por lo que hay en ciertos sectores una oposición a las zonas, licencias y burdeles legalizados que son considerados como una forma de proxenetismo estatal.
  • Derecho a formar un sindicato donde todas las personas trabajadoras sexuales puedan defender sus derechos colectivamente, como el derecho a una pensión.
  • Reivindican el sexo consentido entre adultos por lo que solicitan la no criminalización de sus clientes.
  • Derecho a la salud gratuita y accesible para todas las personas que ejercen el trabajo sexual.
  • Generar medidas de protección para que la niñez y la juventud no recurra a la prostitución para sobrevivir de una vida de indigencia.

Líneas de trabajo para sensibilizar y prevenir las violencias basadas en género hacia las trabajadoras del sexo.

  1. Diferenciar el trabajo sexual libremente ejercido del que no lo es.
  2. Respetar la autodeterminación de la persona.
  3. Trabajar el empoderamiento de las personas que ejercen el trabajo sexual difundiendo el conocimiento de las leyes que protegen el libre ejercicio de cualquier trabajo, en países donde la prostitución no está recordando la máxima legal de “en ley lo que no está prohibido está permitido para la ciudadanía y lo que no está expresamente establecido como facultad escrito no está permitido para las autoridades”. De esta forma, se tendrán elementos legales para disuadir los abusos de autoridad y, en su caso, denunciarlos . Por ejemplo, las mujeres trabajadoras sexuales en México adicionalmente al artículo 5 de la Constitución Mexicana que protege el ejercicio de cualquier profesión pueden invocar a la “Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia” a nivel federal así como a la misma ley que existe en casi todo los estados de la República Mexicana.

¿Cuáles son los enfoques legislativos sobre la prostitución en México?****

En México, al no existir una prohibición expresa en la ley la prostitución no está penalizada. Al contrario, el artículo 5 de la Constitución Mexicana señala que “ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos. El ejercicio de esta libertad sólo podrá vedarse por determinación judicial, cuando se ataquen los derechos de tercero, o por resolución gubernativa, dictada en los términos”. En este sentido, el libre ejercicio del trabajo está protegida por la Carta Magna.

Lo que sí está prohibido es la explotación sexual de una persona por otra, delito llamado “lenocinio”.

Si bien, se puede ejercer en México la prostitución en cualquier lado a pesar de los intentos de generar “zonas de tolerancia” el ejercicio del trabajo sexual ha sido sancionable como falta administrativa (multa y máximo 24 hrs de arresto) cuando se ejerce en la vía pública y los vecinos se quejen, sino hay queja de vecinos aparentemente está absolutamente prohibido que la persona que ejerce el trabajo sexual en la vía pública sea molestada.

 

*Ley General de Acceso a una Vida Libre de Violencia de México. Artículo 6. Última reforma del 15 de enero de **2013. http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGAMVLV.pdf
Manifiesto por los derechos de las prostitutas. Colectivohetaira.org. Febrero de 2006. 5 de julio de 2013. http://www.colectivohetaira.org/web/documentos/250-manifiesto-por-los-derechos-de-las-prostitutas-.html
***Colectivo inglés de prostitutas. Elestantedelaciti.wordpress.com. 22 de febrero de 2013. 05 de julio de 2013. http://elestantedelaciti.wordpress.com/2013/02/22/colectivo-ingles-de-prostitutas/
****¿Es necesario legalizar la prostitución en México?. Boe.com.mx. 12 de junio de 2012. 05 de julio de 2013. http://www.boe.com.mx/2012/06/12/las-notificaciones-y-su-formalidad-como-elemento-de-seguridad/