» Esto sugiere, a su vez, una hipótesis: que Kafka trabajaba por locaciones como los cineastas, que graban las escenas que corresponden a un mismo espacio, para luego, en el proceso de edición, colocarlas en el lugar correspondiente. En el caso de Kafka las locaciones son los capítulos de Crimen y castigo, que Kafka agota de una vez, escribiendo en forma simultánea, o en sucesión, todas las escenas que salen de un mismo capítulo o locación. En otras palabras: está claro que Kafka trazó el plan general de la obra a partir de un gran bloque del que salen las bases de la estructura, los capítulos de la primera parte y los extremos de la novela. Ese gran bloque es la segunda parte de Crimen y castigo, principalmente sus tres primeros capítulos».

Guillermo Sánchez Trujillo en «El enigma de los manuscritos. Desciframiento de «El Proceso» de Franz Kafka».