El poder de las miradas


(...) Sin duda, hay dolores humanos que no se pueden evitar, pero hay muchos dolores que son evitables o que pueden vivirse de manera totalmente distinta. Entre muchas otras cosas, para eso sirve –o en todo caso, debe servir– el poder. El poder del Estado, como tal y como voluntad política, sirve para aumentar la... Leer más →

La normalización y naturalización de la discriminación


(...) Quizá la manera en que asumimos la discriminación, como normal, natural e incluso necesaria, es lo que más me ha impactado de lo que he logrado ver en los últimos años. Normal, porque no parece ser un problema social ni un tema de interés para la gran mayoría de las instituciones públicas y privadas.... Leer más →

La importancia de que las y los servidores públicos combatan la homofobia y la transfobia en las políticas públicas.


(...) El derecho a la no discriminación y a la igualdad de trato es una responsabilidad del Estado mexicano establecida en su marco jurídico, y es una obligación asumida ante la comunidad internacional mediante la firma y ratificación de diversos instrumentos internacionales de derechos humanos,11 en virtud de los cuales en México se debe respetar,... Leer más →

Tolerancia o Respeto


(...) Una sociedad democrática y diversa tiene que reconocer sus prejuicios para poder combatirlos a partir del reconocimiento de los derechos humanos de las personas. Cuando se habla de combatir o erradicar la discriminación y particularmente cuando se señala la existencia de prácticas homofóbicas, es recurrente la exhortación a la tolerancia o el respeto frente... Leer más →

La diversidad como parte de la condición humana


(...) La sola existencia de “blancos” y “negros” en sí misma no debería ser fuente de prejuicios. Es la creencia en la superioridad de unos u otros lo que introduce la discriminación. De ese modo la coexistencia de diferentes religiones –judía, católica, evangélica, etc.– en sí misma puede verse como “natural”, pero la construcción de... Leer más →

Prejuicios


" Los prejuicios se caracterizan por oponer una fuerte resistencia no sólo a ser reconocidos como tales sino a modificarse cuando se muestra, con argumentos o con datos empíricos, su falsedad o su irracionalidad. Se trata en verdad de creencias bien atrincheradas, derivadas de las opiniones generalizadas en nuestro entorno, de experiencias singulares falazmente generalizadas... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: