A Sylvia Rivera, fundadora del movimiento LGBTIQ


“De muchas formas, Sylvia fue la Rosa Parks del movimiento transgénero moderno, término que ni siquiera se acuñó hasta dos décadas después de Stonewall”

Riki Wilchins

Hoy, 28 de junio de 2014  se conmemora el 46 aniversario por la continua lucha por el reconocimiento de los derechos civiles de la población transexual, lesbiana, gay, bisexual, intersexual y queer, y en donde se reivindica la importantes aportaciones a la lucha por las personas transexuales, especialmente las mujeres transexuales, como Sylvia Rivera, considerada en el mundo entero como “la madre de todas las personas TLGB (Transexuales, Travestis, Transgéneros, Lesbianas, Gays y Bisexuales)”.

Es grato ver que las diferentes marchas, México por ejemplo, son encabezadas por importantes mujeres trans como reconocimiento a sus valiosas contribuciones a la lucha por nuestros derechos civiles.

En México actualmente existen importantes avances y logros:

Ha habido un lucha de años por el reconocimiento a la identidad de género de todas las personas trans. En el año 2008 lograron que en el DF  se aprobara por primera vez una reforma en el código civil para que muchas personas trans pudiéramos acceder a un reconocimiento legal de nuestra identidad fuera de juicios largos, costosos y dolorosos como lo eran antes.  Y, justamente hoy el Gobierno del DF presenta otra iniciativa para facilitar los procedimientos de rectificación de actas de nacimiento con la finalidad de que este derecho sea más accesible dado los altos costos que aún requiere.

Recuerdo el valiente trabajo de mujeres trans como  Gloria Hazel Daveport y las personas que integran “Humana Trans AC”, a Agnes Torres (asesinada impunemente en Puebla en el año 2011), Diana Sánchez Barrios y las personas que integran la AC que dirige y preside “Prodiana, Movimiento Social por una Vida con Calidad”, Angie Rueda e integrantes del “Frente Trans”, Karen Quintero y quienes integran la AC ” Trasngénero Hidalgo”, Alehli Ordónez, y quienes integran  la Coalición T-47, y tantas y tantas personas transexuales y no transexuales quienes han puesto tiempo, lágrimas y dinero, para que todas y todos alcancemos estos beneficios.

En materia del matrimonio igualitario se han logrado avances a través del trabajo que impulsan destacadas personas como Alex Alí Méndez Díaz quien por medio de diversos amparos que ha interpuesto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra las constituciones de diversos estados  ha permitido que parejas del mismo sexo puedan casarse. También ha evidenciado la homofobia de quienes legislan así como la indiferencia de las y los servidores públicos quienes siguen negándose a reconocer los derechos de la comunidad de la diversidad sexual, siendo omisos al Artículo 1 de la Constitución Mexicana que con la reforma de 2010 ha vuelto a los derechos humanos la palanca de cambio para hacer valer diversos derechos  a través del principio pro persona.

El siglo XXI parece ser testigo de una nueva lucha por derechos civiles que conjuntará los movimientos feministas, gays, transexuales, bisexuales, lésbicos e intersexuales a favor de una consigna elemental: El derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos y nuestra propia vida.

Espero que este Siglo XXI vea la reconformación de sociedades más solidarias y no solo respetuosas sino interesadas en la riqueza de la diversidad de sus integrantes en donde, sin criminalización, sin patologización y sin  persecusión pero con apoyo de las instituciones públicas competentes se garanticen:

  • El reconocimiento legal a la identidad de género independientemente del rol social asignado al nacer desde la infancia.
  • El acompañamiento institucional subvencionado (educativo, médico, jurídico) a las niñas y los niños  y adolescentes transexuales y sus familias para que el derecho a la identidad de género armonice con los derechos a la educación, a la salud, al empleo, etc. Así como a las personas adultas.
  • La  certeza y tranquilidad de poder amar libremente. Quien desee unirse en matrimonio pueda hacerlo ante la ley. Así como la clase social o la raza fueron las barreras a superar para el amor en el siglo pasado, las identidades de género y las orientaciones sexuales lo serán para éste nuevo siglo.
  • Tener la libertad y el acompañamiento médico y jurídico de decidir cuándo procrear y cuándo no hacerlo. O de adoptar y cuándo no hacerlo. Las familias no se valorarán por el género ni las prácticas sexuales de sus integrantes sino por el amor, apoyo y cuidados que se procuren mutuamente.
  • Tener la tranquilidad y la seguridad que a nadie se le limitará, agrederá o asesinará en ningún espacio público o privado por cualquiera de estas intersecciones: mujer-gay-indígena-lesbiana-transexual-bisexual-bisexual-con discapacidad-con VIH. Y si sucede, tener la certeza que no quedará impune, el daño será reparado y la víctima no será revictimizada.

La consolidación de un Estado Democrático necesariamente requerirá de una visión maximalista de la ciudadanía  que transite del reconocimiento de los propios derechos al reconocimiento de los derechos de las demás personas para conformar una identidad cívico-política con responsabilidad, sin embargo, difícilmente se podrá alcanzar esta consolidación mientras a grandes sectores de la población se le siga impidiendo y limitando el ejercicio más básico de autodeterminación: decidir sobre nuestros cuerpos e identidades.

 Rebeca Garza

 

 

Romeos, entre el amor y la identidad


“I’m just a poor wayfaring stranger
I’m traveling through this world of woe
Yet there’s no sickness, toil nor danger
In that bright land to which I go
I’m going there to see my father
I’m going there no more to roam
I’m just a-going over Jordan
I’m just a-going over home”

“Romeos” es una película que aborda de manera acertada las grandes diferencias entre identidad de género y orientación sexual, conceptos que frecuentemente siguen confundiéndose y generando confusión entre las personas.

Lukas es un chico trans alemán (FtM*, como se suele decir) que lleva 25 semanas de tratamiento hormonal por lo que es evidente algunos cambios: voz gruesa, pelo en ciertas partes del cuerpo, un poco de mayor musculatura. Definitivamente nadie pensaría que al nacer fue asignado como niña.

Lukas recién llega a Colona a un internado y le es ubicado en el pabellón de chicas donde, como una historia secundaria, se nos muestra sus dificultades de tener que estar dando explicaciones sobre su proceso de transición, donde exigirá que se le asigne en el pabellón de chicos ante el morbo, apatía y burocracia de las autoridades, donde se le malgenerizará (llamarle “ella” en vez de “él), etc.

Sin embargo, la directora (Sabine Bernardi) centra la historia en el encuentro entre Lukas y Fabio, un chico italiano, sexy, gay, quien tiene la fama de estar en la fiesta y romper corazones.

El inicial interés de Lukas a Fabio es el cuerpo masculino que Fabio muestra orgulloso y Lukas se esfuerza en desarrollar con arduo ejercicio. Posteriormente, surge la atracción mutua.

Fabio desconoce del proceso de transición que vive Lukas, por lo que éste le rehuye. Pero la tensión sexual es cada vez más fuerte.

Justamente esta intersección entre la orientación sexual (gay de ambos) y la identidad de género (transexualidad de Lukas y cisexualidad de Fabio) que explota y desarrolla “Romeos”. Y en eso radica, creo yo, su riqueza argumental.

Resalto el valiente papel de Lukas que hace el actor Rick Okon, chico trans en la vida real, quien justamente por su experiencia de vida le brinda al personaje una profundidad que difícilmente le daría un actor/actriz cisexual.

En su creación de Lukas transmite al mismo tiempo tristeza y alegría, inseguridad y valentía,  enojo y euforia, temor y exploración, solidaridad y egoísmo, entre otras emociones que se entienden dada las diferentes situaciones que enfrenta.

La decisión de Bernardi de incorporar a un actor transexual para interpretar a un personaje transexual en 1997 ahora en 2014 se vuelve, cada vez más, una exigencia, hacia la industria del entretenimiento. No sólo de la población trans, sino de los grupos que tradicionalmente han sido vulnerados e invisibilizados como la población con discapacidad.

17 años después la serie de Netflix reivindicaría esta exigencia al asignar a Laverne Cox, mujer y activista afroamericana transexual,  el papel de Sophia Burset en la aclamada serie “The Orange is the New Black“, visibilizando la importancia de que los castings incorporen personas que verdaderamente reflejen la diversidad de personajes que se pretenden desarrollar y al mismo tiempo catapultó el activismo y discurso transfeminista de Laverne en 2014 cuando aparece en la portada de la revista Time.

*Female to male

 

Bent, el amor en tiempos de guerra


Spoiler: Contiene información de la trama de la película

“Bent” es una película de 1997 que se desarrolla en Berlín en tiempos el Holocausto. Nunca había escuchado hablar de ella y ha sido una grata sorpresa. Está basada en una obra de teatro y eso explica el por qué de su montaje donde el guión -los diálogos- son una parte muy importante de ciertas escenas. Esto puede jugar a favor de la película -para algunas personas – o en contra- para otras que la pueden acusar de “lenta”.

Cuenta la historia de Max (Clive Owen jovencísimo), judío gay, quien es enviado a un campo de concentración nazi. El motor de Max es el amor, me parece. Cae en el campo de concentración al postergar su escape de Berlín ya con boleto en mano mientras se permanece a lado de su pareja ideando la forma de salir juntos.

El tránsito hacia el campo de concentración se vuelve un viaje doloroso por muchas razones, entre ellas la negación de su homosexualidad ante los militares con la finalidad de evitar el Triángulo Rosa, considerado el estigma más degradante que pudiera marcar el régimen nazi.

Posteriormente conoce a Horst (Lothaire Bluteau), enfermero quien al contrario de Max, no solo no se avergüenza ni le atemoriza la persecusión sino que le enseñará, a mi parecer, hermosas lecciones: el amor hacia la propia persona, la dignidad ante la adversidad, el poder de las palabras y el erotismo más allá de los cuerpos.

No recuerdo otra película que aborde historias de vida, ficticias o reales, sobre el triángulo rosa en la Alemania Nazi.

ESCENAS PARA RECORDAR

La escena inicial es maravillosa. Greta (Mick Jagger), travesti con dinero e influyente, canta “Streets of Berlin” sobre un columpio que cuelga a lo alto. A sus pies se desarrolla una fiesta de besos y cuerpos, que anticipa el caos de la guerra.

La escena donde Max y Horst hacen el amor con palabras. Es hermosa, casi poética y anticipa la famosa escena de la película “Her” donde Theodore hace el amor con Samantha, un Sistema Operativo.

La escena final que contiene un gran acto de amor.

 

“Miss Representation”, sobre el poder de los medios de comunicación para domesticar el poder de las mujeres


Miss Representation explora cómo la imagen de la mujer que muestran los medios predominantemente contribuye a la subrepresentación de las mujeres en los cargos de liderazgo.

“Los medios pueden ser un instrumento de cambio. Pueden mantener el status quoy reflejar cómo es la sociedad. O, con esperanzas,  pueden despertar a la gente y cambiar sus mentes”.

“Cuando las mujeres son mentoras de otras mujeres puede haber un poder increíble”.

Excelente documental que explora la relación entre el papel domesticador de los medios masivos, el mantener la agenda política y económica de quienes detentan el control de las imágenes y los sonidos, aniquilando simbolicamente -invisivilizando, cosificando o minimizando- movimientos como el feminismo y la igualdad que a la postre deviene en democracias disruptivas donde se cierran espacios de participación a la diversidad humana.

Ah, esta en Netflix.

Miss Representation Extended Trailer Spanish sub: http://youtu.be/5dkps5Qn8lE

Niñez transexual: por una infancia feliz y sin conflictos


Sexo Sentido: Me ha conmovido sobremanera este documental que aborda el tema de la transexualidad infantil arropada con amor y comprensión por padres, madres, hermanos, hermanas y amistades.

Indispensable para comprender parte de la diversidad humana. La actual lucha por derechos civiles necesariamente debe considerar las necesidades específicas de la niñez trans como acceso a documentos de identidad, despatologizar la identidad transgénero, subvención gubernamental para acceder a tratamientos hormonales y quirúrgicos, protocolos de transición en escuelas y otras instituciones públicas que aseguran el acesso a una vida digna, etc.

“Por una infancia feliz y sin conflictos”

http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-sexo-sentido/2616594/

Maysoon Zayid, la inspiradora historia de una mujer con parálisis cerebral… y que te hará reír… y te conmoverá


Un monólogo de la comediante Maysoon Zayid, mujer de New Jersey, musulmana, con parálisis cerebral y cuenta cómo con el amor y apoyo de su familia y un gran esfuerzo personal ha alcanzado cada uno de sus sueños. Una historia inspiradora y admirable, pero aderezada con el toque Zayid: ¡Hilarante”.

“La discapacidad es tan visual como la raza. Si alguien en silla se rudas no puede hacer de Beyoncé, entonces Beyoncé no puede hacer de alguien en silla de ruedas.  Las personas discapacitadas somos la minoría más grande y los más subrepresentados en el mundo del entretenimiento”. Maysoon Zayed.

Una Magnífica Mujer Sacude Su Cuerpo En El Escena…: http://youtu.be/68co9RejfII