Reivindico mi derecho a ser un monstruo por Susy Shock


Escuchar y leer este manifiesto de Susy Shock, activista y performance argentina, ha sido inspirador, emocionante y me hizo recordar lo que sentí cuando supe por primera vez de los trabajos de la también talentosa artista argentina Effy Beth (Elizabeth Mía Chorubczyck,) quien falleció el año pasado.

La reivindicación de la individualidad, fuera de los moldes y reglas rígidos de la normalidad, de los convecionalismos sociales y culturales sigue siendo un acto verdaderamente revolucionario.

Y así como los movimientos feministas impulsaron los cuestionamientos a lo que se creía como un orden natural de las cosas, estos movimientos transfeministas o queer, por llamarles de algún modo porque al parecer aún no existe un consenso, también cuestiona nuestro binario sistema sexo-género y la supuesta naturalidad de los sexos.

El debate es rico, apasionado, emocionante pero sobre todo enriquecedor para expandir la mirada hacia las infinitas posibilidades de ser y expresarnos en plenitud.

Reivindico mi derecho a ser un monstruo por Susy Shock

¡Yo, yo pobre mortal !

Equidistante de todo

Yo, DNI 20598061

Yo, primer hijo de la madre que después fui 

Vieja luna de esta escuela de los suplicios

Amazona de mi deseo, perra en celo de mi sueño rojo

Yo reivindico mi derecho a ser un monstruo

Ni varón, ni mujer ni XXY ni H2O 

Yo monstruo de mi deseo, carne de cada una de mis pinceladas

Lienzo azul de mi cuerpo, pintora de mi andar

No quiero más títulos que encajar

No quiero más cargos ni casilleros, ni el nombre justo que me reserve ninguna ciencia

Yo, mariposa ajena a la modernidad, a la posmodernidad, a la normalidad

Oblicua, Silvestre, bizca, artesanal, 

Poeta de la barbarie con el humus de mi cantar con el arcoiris de mi cantar y con mi aleteo

Reivindico mi derecho a ser un monstruo y que otros sean lo normal 

Que el Vaticano normal, el credo en Dios y en la virgísima normal, los pastores y los rebaños de lo normal, el Honorable Congreso de las Leyes de lo Normal, el viejo Larousse de lo Normal

Yo sólo llevo las prendas de mis cerillas, el rostro de mi mirar, el tacto de lo escuchado y el gesto avispa de besar

Y tendré una teta obscena de la luna más perra en mi cintura

Y el pene erecto de las guarritas alondras

Y siete lunares, setenta y siete lunares, ¡qué digo! setecientos setenta y siete lunares de mi endiablada señal de crear mi bella monstruosidad

Mi ejercicio de inventora de ramera de las torcazas

Mi ser yo,mi ser yo entre tanto parecido, entre tanto domesticado entre tanto metido de los pelos en algo

Otro nuevo título que cargar, baño de damas o caballero

Nuevos rincones para inventar

Yo transpirada, mojada, nauseabunda

Germen de la aurora encantada de la que no pide más permiso y esta rabiosa de luces mayas, luces épicas, luces parias, menstruales, marlenes, dianasacayanas, sin biblias sin tablas sin geografías sin nada

Solo mi derecho vital a ser un monstruo o como me llame o como me salga, como me pueda el deseo y la fucking ganas

Mi derecho a explorarme, a reinventarme, hacer de mi mutar mi noble ejercicio

Veranearme,

Otoñarme,

Invernarme las hormanas,

las ideas,

las cachas,

toda el Alma,

Amén.

Susy Shock

Ello, la nueva red social donde tus datos no se venden


optimized

Por mis amigas de Akntiendz Chik supe de Ello, una  nueva red social que nace con tres consignas: simplicidad, belleza y libre de publicidad. Me llamó mucho la atención y decidí inscribirme para recibir la invitación. Actualmente, como lo fue con gmail, solo se accede con invitación previa.

Hoy me llegó la invitación y después de hacer un breve recorrido me ha gustado su Manifiesto que me permito compartirles:

Tu red social es propiedad de los anunciantes.

Cada entrada que compartes, cada amistad que haces y cada enlace que sigues es rastreado, almacenado y convertido en datos que los anunciantes compran para hacer llegar más anuncios.

Creemos que existen mejores opciones. Creemos en la audacia. Creemos en la belleza, la simplicidad y la transparencia. Creemos que las personas que crean cosas y quienes las usan debieran ser socias.

Creemos que una red social puede ser una herramienta de empoderamiento. No para engañar, coaccionar y manipular sino para conectar, crear y celebrar la vida.

De acuerdo a la información de la red social, Ello surge originalmente como una red social privada creada por un pequeño grupo de personas artistas y diseñadoras.

Ello no vende publicidad ni tampoco los datos de las personas a terceras personas. En Ello se tiene la convicción que los anuncios son de mal gusto, insultan la inteligencia y que es un mejor sitio sin ellos (me agrada mucho esta idea).

Me ha gustado la simplicidad del sitio. Actualmente esta en la versión Beta y, por supuesto, no tiene los millones de personas de Facebook.

Quienes deseen conocerla y solicitar su alta les invito a visitar la página https://ello.co