Libro “Travesti/Una teoría lo suficientemente buena” de ‪@marlenewayar ‬


De: Cristian Daroiche / Fuente: LatFem / Fecha: 22 de diciembre de 2018.

La publicación de “Travesti/Una teoría lo suficientemente buena” marcó un nuevo punto de inflexión para pensar con grandes trazos las identidades, y con detalles finísimos la compleja trama sudaca, marica, travesti, plural y multicolor de las existencias que fugan de las taxonomías estatales y de las que soportan el doloroso peso de la heterosexualidad como régimen político opresor. Una teoría lo suficientemente buena, sin voluntad totalizante, que contrapone a los discursos de autoridad una ética y una estética de la acción.

Este año Marlene Wayar, conocida activista travesti por los derechos humanos y las infancias libres, presentó su primer libro: Travesti/Una teoría lo suficientemente buena (Editorial Muchas Nueces) y como lo (d)escribe Susy Shock en el prólogo “esta teoría trava trans latinoamericana se dispone a pensar y discutir a través de ella” la realidad social.

Marlene Wayar nació en la ciudad de Córdoba, se formó como psicóloga social en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo y luego continuó su carrera en el área de Pedagogía. Es activista travestis en derechos humanos y encaró varios proyectos como El Teje, el primer periódico travesti de Latinoamérica, la “Cooperativa Textil Nadia Echazú” y la “Red Trans de Latinoamérica y el Caribe Sylvia Rivera”. En este año sorprendió a todxs con su primer libro, hecho que se convirtió en uno de los acontecimientos más esperados dentro del movimiento de la disidencia sexual.

La teoría propuesta por Marlene en este libro es una teoría travesti en construcción, una teoría que nos invita a pensar la realidad social asumiendo que hemos fracasado y poder así generar una crítica al régimen hetero-winca-patriarcal. Los fracasos están a la vista: los modos de producción, las formas y los modelos de vida propuestos; las políticas, las organizaciones y sus estructuras y sobre todo el Estado. Considero este eje como uno de los novedosos aportes, ya que nos ofrece la posibilidad de tomar desde ahí una posición para discutir nuevos horizontes, estilos de vida, y nuevas posibilidades de habitar el futuro que nos lleven a lo que Marlene denomina como nostredad.

La nostredad es una nueva subjetividad que despierta a una conciencia social y nos permite la empatía mutua. Una de las etapas vitales claves, asegura Marlene, para la nostredad es la infancia. La infancia, que tiene un lugar relevante en el libro, es presentada como “el tiempo y la cartografía para la indagación, la transformación y la identificación”. Hay que permitir(nos) nuevas infancias, infancias explorativas ( infancias maricas, tortas, travestis) que no sean patologizadas sino al contrario, que se vuelvan modelos de referencia, que ofrezcan nuevos saberes. Los fracasos del mundo también se ven reflejados en las infancias actuales, machucadas por el régimen heterocentrista que cercena toda posibilidad de exploración identitaria.

El actual genocidio llevado a cabo sobre la población trans es otro de los ejes que está presente en el libro de Marlene y sobre esto dialoga, con Susy Shock, Claudia Rodríguez -activista chilena-, Sergio Ciancaglini, Claudia Acuña. La pobreza estructural por causa del régimen heterosexual, los asesinatos diarios, las represiones policiales y la compulsión carcelaria, la discriminación y expulsión, el endurecimiento de las políticas migratorias, los estigmas y la falta de acceso a la vivienda, son algunas de las características de las condiciones de vida de un grupo específico de personas: las travestis. Para Marlene la situación de vida a las que son sometidas las personas travestis y trans puede interpretarse como una forma de genocidio que realiza la sociedad. Por eso es que se vuelve necesario re-pensar algunas premisas de la realidad. Esto se comprueba con el dato de que las personas trans tienen un promedio de vida de 35 años.

El libro de Marlene es un gran aporte tanto político como académico para pensar la actualidad. En un momento del libro, Marlene con Claudia Rodríguez, dicen jugar a construir conocimiento desde sus pobrezas. Y eso es una teoría travesti trans latinoamericana. Una teoría que se construye desde la disidencia, que propone reinventar una ética (política) y una estética, que ya no da por sentadas algunas premisas y que viene a discutirlo todo.  Esa invitación a construir conocimiento se hace extensible a cada unx de nosotrxs, a cada marica, a cada trans, a cada mujer, a cada lesbiana que fueron violentadas, que fueron patologizadas y que sienten con convicción, como Marlene, que este régimen ha fracasado.

*Miembro del grupo de estudios sobre Familia, Género y Subjetividades. Tema de investigación: “Condiciones de vida, sociabilidad y relaciones de parentesco entre las chicas trans que ejercen sexo comercial en las calles de la ciudad de Mar del Plata”.

Publicado por @Rivka_Azatl Rebeca Garza

Este es un blog que nació por el simple deseo de compartir lo que leo, lo que veo, lo que escucho, lo que hago, aquello que me gusta y disgusta también. No tiene mayor pretensión que esa, el simple y profundo deseo de compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: