Stonewall Inn, 50 años


“De acuerdo con anécdotas de Sylvia, “era un bar blanco para hombres de clase media”. En la noche de la redada, la fuerza pública aplicó una ley de Nueva York que exigía que las personas usaran al menos tres prendas de vestir “apropiadas” para su género asignado al nacer. Estuvieron atrapadas como animales, fueron golpeadas y violadas. Terminaron 90 días en la cárcel. Ante la violencia sexual Sylvia dijo, “Golpeé muy bien a la mierda de un hombre”. ¿Cómo sobrevivir a todo esto sola?, pues con la presencia de verdaderos amigos y amigas que te salvan la vida como para ella fue, Marsha P. Johnson, de quien la justicia no señala un culpable de su muerte; ella fue hallada ahogada y golpeada en el río Hudson el 6 de julio de 1992.”