@Brigittelgb Brigitte Baptiste se convierte en la primera mujer #trans en ser rectora de una universidad en Colombia @UniversidadEan


Por Sergio Trujillo / De Fayer Wayer / Fecha: 23 de julio de 2019

Brigitte Baptiste era directora del Instituto Humboldt hasta que aceptó hacerse cargo de la Universidad EAN de la ciudad de Bogotá.

La bióloga Brigitte Baptiste es una de las grandes personalidades de la ciencia en Colombia. Durante los últimos diez años encabezó el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, la principal corporación en el país encargada de estudiar la biodiversidad y promover la sostenibilidad en todo su territorio. La gestión de Baptiste en torno a la protección de los ecosistemas colombianos ha sido muy valorada. Sin embargo, recientemente fue confirmado que sus días a cargo del Instituto Humboldt han llegado a su fin.

Si bien Baptiste ha ejercido como directora desde el 2011, ha estado vinculada a la entidad desde 2001. Argumentando una renuncia por”razones personales”, se despidió del instituto:

“Nunca es fácil decir adiós ni dejar una trayectoria larga de proyectos, de ideas, de retos y, sobre todo, de aventuras, pero me voy muy satisfecha y alegre. Creo que el instituto está en uno de sus mejores momentos. Tengo la certeza de que vendrán cosas mucho más grandes”

Poco después se supo cuál fue la razón tras la renuncia de Baptiste. La Universidad Ean de Bogotá anunció que la bióloga sería su nueva rectora desde el 1 de septiembre.

El reclutamiento de la mayor experta en sostenibilidad del país se dio en medio del proceso de transformación de la universidad, que busca lograr lo que llama “Emprendimiento sostenible”. Según la institución, se busca mejorar la calidad de vida de los estudiantes al tiempo que se genera abundancia para la sociedad y el planeta. Así, comenzará a actualizar programas académicos, fortalecer habilidades blandas en los estudiantes y capacitar en el uso de nuevas tecnologías.

La historia de Brigitte Baptiste

Brigitte desde edades tempranas empezó a sentirse como mujer. Sin embargo, el contexto de la época le hizo reprimir esos pensamientos que fueron expresándose poco a poco desde los 16 años. Fue a los 35 años que decidió no ocultar más su identidad y empezar su transición a su identidad como mujer. No fue hasta 2015 que legalmente pudo cambiar su nombre a Brigitte y ser reconocida como mujer.

Durante el proceso de transición se casó con una mujer con quien tuvo dos hijas.

Durante su vida logró tener un gran historial académico. Terminó siendo bióloga de la Universidad Javeriana y terminó una maestría en conservación y desarrollo tropical en Gainesville, Universidad de Florida.

Además, fue reconocida con un Ph.D. Honoris Causa en Gestión Ambiental de la Unipaz. Durante todo este tiempo debatió sobre delimitación de ecosistemas de los páramos, desarrollo sostenible, ausencia del estado en la protección de recursos naturales, etc.

También fue elegida como una de las 25 expertas globales de la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos. Después de la firma del acuerdo de paz con las FARC, lideró la iniciativa del Instituto Humboldt llamada Colombia BIO. Se trata de un proyecto de exploración científica de zonas del país que antes eran inaccesibles por el conflicto armado.

Por supuesto, también ha ayudado a visibilizar los derechos de la comunidad LGBTI+ desde su propia experiencia personal.

‪@IMBDHelpDesk (‬IMDb) publica los nombres de nacimiento de celebridades#trans; Protestas de la coalicion de Hollywood por @caraNYT


Por: Cara Buckley / De: New York Times / Fecha: 26 de junio de 2019

The actress Laverne Cox in 2016. She has called deadnaming “the ultimate insult.” Credit Credit Alex Wroblewski/The New York Times

El sindicato de actores y actrices está enfrentando un desafío legal al que GLAAD y otros grupos de defensa ahora se han unido.

Una coalición de personas trabajadoras de Hollywood y defensoras de los derechos de los LGBT está llamando al sitio web de la industria IMDb para que deje de publicar los nombres de nacimiento de artistas trans y otros sin su consentimiento, una práctica conocida como “muerte nominal” que los detractores dicen que perpetúa la discriminación.

“Revelar el nombre de nacimiento de una persona transgénero sin su permiso explícito es una invasión de la privacidad que solo sirve para socavar la verdadera identidad auténtica de la persona trans y puede ponerla en riesgo de discriminación, incluso violencia”, dijo Nick Adams, director de representación transgénero en Glaad, la organización que rastrea las representaciones de los medios de comunicación de lesbianas, gays, bisexuales y personas trans.

El miércoles, el grupo anunció que, junto con otras organizaciones de derechos de homosexuales y transgénero, respaldaba un desafío legal que estaba organizando el sindicato de Hollywood SAG-Aftra para evitar que IMDb publique cierta información personal sobre artistas de Hollywood y otros profesionales.

En un comunicado, un portavoz de IMDb dijo que la compañía “está comprometida a ser la fuente más completa de información sobre películas, televisión y celebridades”, y que “se esfuerza por representar la identidad de género de un individuo al tiempo que refleja con precisión las listas de elenco y equipo a medida que aparecen” en los créditos en pantalla de una producción en el momento del lanzamiento original “.

Esta no es la primera vez que el sitio web se enfrenta al problema. En abril, representantes de dos artistas trans le dijeron a IndieWire que IMDb ignoró sus solicitudes para eliminar sus nombres de nacimiento del sitio. Y Adams dijo que GLAAD ha estado presionando a IMDb para eliminar los nombres de nacimiento de las personas trans de su sitio durante años en vano.

El desafío legal involucra una ley antidiscriminatoria de 2017 en California que requirió que los sitios de créditos de entretenimiento como IMDb eliminen las fechas de nacimiento de los artistas a pedido. La ley fue promulgada por SAG-Aftra, que representa a 160,000 artistas y personas trabajadores de cine, televisión y transmisión, pero fue anulada por un juez federal en 2018.

SAG-Aftra está apelando esa decisión, y ahora cuenta con el respaldo de GLAAD, junto con otros grupos, incluido el Grupo de Trabajo Nacional LGBTQ, el Centro de Derecho Transgénero y el Fondo de Educación y Defensa Legal Transgénero, que esperan la protección de la privacidad ofrecida por La ley podría extenderse al tema de los nombres de nacimiento de las personas trans. El estado de California también es atractivo.

“En nuestra opinión, todo es parte de un problema mayor, que es el problema de la divulgación de información privada personal sin el consentimiento de las personas involucradas”, dijo Duncan Crabtree-Ireland, director de operaciones y asesor general de SAG-Aftra.

Entre las personas artistas trans cuyos nombres de nacimiento han sido publicados por IMDb se encuentra Laverne Cox, quien en sus cuentas de redes sociales describió el año pasado la muerte nominal y la malgenerización, dirigiéndose a alguien con un pronombre de género con el que no se identifican, como “el insulto final”.

Cara Buckley es una reportera cultural que cubre los prejuicios y la equidad en Hollywood, y formó parte de un equipo que ganó un Premio Pulitzer en 2018 por informar sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo. @caraNYT • Facebook

Una versión de este artículo aparece impresa el 26 de junio de 2019, Sección C, página 4 de la edición de Nueva York con el título: IMDb publica los nombres de nacimiento de los artistas transgénero. Reimpresiones de pedidos

La transfobia de unas ‘supuestas’ feministas


Por Violeta Assiego / De Diario.es / Fecha: 11 de julio de 2019

Mujeres trans en una manifestación por los derechos LGTBIQ+. EFE
  • Cuando se usa el feminismo para atacar la dignidad de una persona no se está haciendo feminismo, se está instrumentalizando y malversando su capital social para un uso personalista, partidista y contrario a la esencia de su génesis
  • La transexualidad, lo no binario o el ser transgénero no tiene que ver con la moda ni su historia, sino con el machismo y la presión que este ha ejercido sobre las disidencias sexuales y las mujeres para decir qué es lo correcto y lo que está bien
  • Escuchar sus voces y hacerlas nuestras es lo feminista y lo revolucionario; humillarlas, negarlas y encerrarlas en burlescos clichés es lo que viene haciendo toda la vida el patriarcado

Me escribe gente amiga preguntándome qué es eso de “las TERF”. Han visto unos vídeos que circulan por las redes en los que se pueden escuchar varias intervenciones. Todas pertenecen a las charlas celebradas durante las jornadas de Política Feminista, Libertades e Identidades que organizó la Escuela Feminista Rosario de Acuña de Gijón. Las preguntas de estas personas afines y pertenecientes a los movimientos feministas y también LGTBI+ venían cargadas de alarma por el estupor que les provocaba escuchar a estas feministas en sus formas, contenidos y, sobre todo, por la humillación, la sorna y la violencia que transmitían con sus intervenciones.

Las TERF son un movimiento abiertamente crítico con el transfeminismo y el movimiento Queer. De hecho, sus ideas y discursos se nutren de altas dosis de transfobia e intolerancia hacia las personas trans (especialmente las mujeres), la disidencia sexual y quienes se identifican con la teoría Queer. El acrónimo ‘TERF’ responde a las siglas en inglés de la expresión “Trans Exclusionary Radical Feminists” (es decir, feminismo radical trans excluyente), pero no todas las feministas radicales son TERF, esto es importante.

¿Qué pasó en la edición de este año de esta escuela feminista para que saltaran las alarmas y saliéramos en tropel a decir #HastaElCoñoDeTransfobia? Pues que quienes intervinieron, usando el privilegio de su voz dentro del feminismo más hegemónico e institucional, hicieron un despliegue de transfobia y violencia verbal hacia las compañeras trans absolutamente obsceno y doloroso. En esta ocasión, en su negacionismo de que las mujeres trans sean sujeto político del feminismo (en el suyo ya nos quedó claro que no tienen cabida) contorsionaron hasta el extremo sus argumentos, sus comentarios y hasta su sentido del humor. Vamos, que se desfiguraron a sí mismas de tal forma que da la impresión de que perdieron la conciencia del alcance, rechazo y dolor que podían provocar sus palabras. De hecho, imagino a los equipos de Vox (había algún miembro presente) tomando buena nota de estas intervenciones y sintiéndose aprendices de brujo ante esta enseñanza de transfobia e intolerancia a la disidencia sexual.

Cuando se usa el feminismo para atacar la dignidad de una persona no se está haciendo feminismo, se está instrumentalizando y malversando su capital social para un uso personalista, partidista y contrario a la esencia de su génesis: defender los derechos sexuales, reproductivos, civiles y políticos de las mujeres y, también, de las disidencias sexuales que sufren el machismo de la mirada binarista que nos dice cómo se supone qué es ser un hombre y qué es ser una mujer. Desde este feminismo la libre elección, más allá de mitos, es una meta, es un tema de derechos humanos.

Escuchar decir a unas feministas (supuestamente) que las mujeres trans son ‘actrices del género’, que se las nombra como ‘tíos porque son tíos’ o que ‘lo contrario a ser cis es ser feminista’ es mezquino, es ser parte de la violencia injusta e irracional que sufren las mujeres trans. Cuando alguien cree que sus ideas, con mucho envoltorio académico, le avalan para insultar, denigrar y faltar el respeto a otras es que esa persona está a punto de ser engullida por las entrañas del patriarcado opresor, prepotente, clasista, machista, racista, homófobo y tránsfobo que cree que las cosas solo tienen una única versión, la suya, ese que interpreta la diversidad como una amenaza a su estatus social.

En el movimiento en el que yo lucho es incompatible declararse feminista y ser tránsfoba. La realidad trans en el feminismo nos enriquece y nos ofrece referencias y vivencias que nos aportan información muy valiosa sobre cómo se tejen los privilegios y sobre qué creencias se construyen las relaciones de poder en base al género. Negar la identidad de las mujeres trans es algo patriarcal, máxime si se hace deshumanizándolas porque eso es ejercer violencia.

Ver a las mujeres trans como enemigas de la causa feminista es partir de una mirada sexista no deconstruida, una mirada que todas nos tenemos que trabajar, aquí es donde la teoría queer viene a aportar. Hablar del adoctrinamiento del “queerismo” y partir de premisas biologicistas parece tener más que ver con los autobuses naranjas de Hazte Oír que con la idea de la construcción social del género.

La transexualidad, lo no binario o el ser transgénero no tiene que ver con la moda ni su historia. Más bien tiene que ver con el machismo y la presión que este ha ejercido sobre las disidencias sexuales y las mujeres para decir qué es lo correcto y lo que está bien. Las mujeres trans son de las nuestras, por eso hemos salido en tropel a defenderlas en su derecho de que nadie las juzgue ni les diga cómo deben vestirse, maquillarse, comportarse u operarse. Escuchar sus voces y hacerlas nuestras es lo feminista y lo revolucionario; humillarlas, negarlas y encerrarlas en burlescos clichés es lo que viene haciendo toda la vida el patriarcado. No son tíos, son tías y no es aceptable marginalizarlas porque, de hecho, como dice Patricia Simón, las hermanas trans nos hacen y harán mejores feministas.

VIOLETA ASSIEGO

<div id="authorDetailsMoreInfo" class="tx-info" data-text="Activista de DDHH y abogada. Trabaja y colabora con diferentes organizaciones en el análisis, investigación y comunicación de temas relacionados con la discriminación y los derechos humanos. Da charlas y conferencias sobre diversidad sexual y desigualdad social y de género. Coordinadora del blog '1 de cada 10‘.

” style=”margin: 0px; padding: 0px 0px 30px; position: relative; line-height: 16px; box-sizing: border-box”>

Activista de DDHH y abogada. Trabaja y colabora con diferentes organizaciones en el análisis, investigación y comunicación de temas relacionados con la discriminación y los derechos humanos. Da charlas y conferencias sobre diversidad sexual y desigualdad social y de género. Coordinadora del blog ‘1 de cada 10‘.