Paola Jiménez: legislar por los derechos ciudadanos de la comunidad #trans


“¿Qué tan complicado ha sido el proceso legal y administrativo? Es un proceso que requirió de mi tiempo, esfuerzo y dinero. El estado no prevé en su Código Civil local el cambio de identidad, a diferencia de otros estados de la República que ya lo tienen legislado. En Tlaxcala no lo está y tuve que trasladarme a la ciudad de México a hacer mi cambio, regresar a la capital, ir a la Coordinación Estatal de Registro Civil y solicitar que se hiciera el resguardo de mi acta. En seguida me dieron la negativa. Me dijeron “no se puede porque el Código Civil no lo prevé.” Entonces, solicité que me dieran una respuesta por escrito y fue a través de ella que yo tramité un amparo.
Cabe resaltar que ésta es una acción discriminatoria porque en otros estados, donde no está legislado el tema, cuando llegan las chicas de la Ciudad de México con su reconocimiento de identidad, las coordinaciones estatales del registro civil hacen el resguardo del acta, les dicen: “¿sabes qué? son 200 pesos por el trámite, hacemos el resguardo y no pasa nada.” En cambio, en Tlaxcala, se escudan en el código civil y te dicen “sabes qué no lo podemos hacer, hazle como puedas.”
Nos llevan a hacer un recurso de amparo para verse obligados, a través de la resolución de un juez, a hacer válido mi derecho y resguardar mi acta. Ha sido un proceso cansado, hay muchas chicas que al final dejan el trámite. Van a la Cdmx, hacen su cambio, regresan a Tlaxcala, ven esa situación y lo dejan. Hay quienes sí tenemos la determinación de concluir nuestro trámite y estamos ahí en el proceso.  Yo tuve el reconocimiento de mi identidad el 17 de marzo y estamos a julio y aún no tengo respuesta del resguardo de mi acta. Ya tengo el proceso, pero está demorando”