La administración #Trump pide a la Corte Suprema que legalice el despido de personas trabajadoras #trans


Por Antonia Blumberg, HuffPost US / Fecha: 16 de agosto de 2019

La Corte Suprema está considerando tres casos que analizan si las poblaciones LGBTQ están protegidas por la ley federal de derechos civiles.

La administración Trump está pidiendo a la Corte Suprema que establezca un precedente legal que permita que una pets empleadora despida a una persona por ser tran.

En un escrito presentado el viernes, el Departamento de Justicia argumentó que el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 solo protege a los trabajadores de la discriminación basada en su “sexo biológico”.

“El Título VII no prohíbe la discriminación contra las personas transgénero en función de su estado transgénero”, escribió el Departamento de Justicia. “Simplemente no habla de discriminación debido a la identidad de género de un individuo o una desconexión entre la identidad de género de un individuo y el sexo del individuo”.

La Corte Suprema acordó a principios de este año escuchar tres casos que analizan si el Título VII, la ley federal de derechos civiles que prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo, se aplica a los trabajadores LGBTQ.

El breve del viernes se refiere a una de las demandas, R.G. Y G.R. Harris Funeral Homes Inc. v. Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo, en la que una mujer trans fue despedida después de la transición.

Según los informes, Aimee Stephens se había presentado como un hombre cuando comenzó a trabajar en R.G. Y G.R. Harris Funeral Homes en Michigan en 2007. El propietario de la compañía, Thomas Rost, la despidió seis años después, cuando anunció sus planes de transición.

El Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el 6to Circuito dictaminó que el despido de Stephens fue discriminatorio.

“Los hechos no refutados muestran que Funeral Home despidió a Stephens porque se negó a cumplir con la concepción estereotipada de su empleador sobre su sexo”, escribió el tribunal en una decisión de 49 páginas.

“La discriminación contra los empleados, ya sea por su incumplimiento de los estereotipos sexuales o su estado transgénero y transitorio, es ilegal bajo el Título VII”, dijo el tribunal. “Es analíticamente imposible despedir a un empleado en función de su estado como persona transgénero sin estar motivado, al menos en parte, por el sexo del empleado”.

Pero el Departamento de Justicia argumentó el viernes que “el significado público ordinario de” sexo “era sexo biológico” cuando se aprobó la Ley de Derechos Civiles en 1964.

“No abarcaba el estado transgénero, que Stephens y el Sexto Circuito describen como una desconexión entre el sexo biológico y la identidad de género de un individuo”, escribieron los abogados del Departamento de Justicia. “En el contexto particular del Título VII, legislación originalmente diseñada para eliminar la discriminación laboral contra las minorías raciales y de otro tipo, fue especialmente claro que la prohibición de la discriminación por” sexo “se refería al trato desigual de hombres y mujeres en el lugar de trabajo”.

Chase Strangio, abogada de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, que representa a Stephens en su demanda, argumentó que el caso tiene implicaciones más allá de la comunidad trans.

“La gente no se da cuenta de que lo que está en juego se extiende no solo a las comunidades trans y LGB, sino a todas las personas que se apartan de los estereotipos sexuales: las mujeres que quieren usar pantalones en el lugar de trabajo, los hombres que quieren más responsabilidades de tener hijos. Esas protecciones también están en peligro con los argumentos presentados por la administración Trump, presentados en la Corte Suprema ”, dijo Strangio a HuffPost.

Agregó: “No hay una forma coherente de forjar a las personas LGBT sin cambiar el estándar que existe bajo la ley”.

La Corte Suprema también está analizando dos casos de empleadxs despedidxs por su orientación sexual: en Altitude Express Inc. v. Zarda, el instructor de paracaidismo de Long Island, Don Zarda, fue despedido después de que le dijo a un cliente que era homosexual. El año pasado, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el 2º Circuito dictaminó que el despido de Zarda fue discriminatorio. Pero el 11º Circuito, en un caso similar, Bostock v. Clayton County, Georgia, dictaminó que el precedente sugería que el Título VII no protegía contra la discriminación basada en la orientación sexual.

Se espera que el Departamento de Justicia presente informes sobre ambos casos la próxima semana.

Emily Peck contribuyó a este informe.

El colectivo trans de Andalucía a Vox: “Cebarse con las personas #trans es execrable”


De: Lavozdelsur.es / Fecha: 18 de agosto de 2019

El Instituto Andaluz de la Juventud colabora en la organización del primer campamento para jóvenes trans de la comunidad andaluza, algo que el partido de ultraderecha considera un “disparate”

La Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera organiza, junto con la colaboración del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), el primer campamento para jóvenes trans de Andalucía, que se establece como objetivos el fomento de su autoestima, la mejora de sus habilidades sociales, una relación respetuosa con el medio ambiente, la impartición de formación que ayude a superar rechazos y problemas de autoaceptación, dentro de una convivencia entre iguales.

El IAJ ha puesto en marcha 17 campamentos de voluntariado, cinco de ellos centrados en la temática de la inclusión social, y éste aborda la inclusión del colectivo trans, informa la Asociación de Transexuales de Andalucía en un comunicado. Dentro de las actividades, los jóvenes realizarán excursiones, senderismo, ejercicios al aire libre, talleres de formación y debate, así como videoforums.

Ante el anuncio de esta iniciativa, la portavoz adjunta del grupo parlamentario de Vox, Ángela Mulas, calificó de “disparate” que la Administración andaluza colabore con esta actividad, lo que ha provocado una cascada de mofas, insultos transfóbicos y amenazas que atentan contra la dignidad de las personas trans y contra los marcos jurídicos que protegen alcolectivo LGTBI y Trans en Andalucía.

“Cebarse con las personas trans, un colectivo golpeado por la exclusión, el estigma y en el que su juventud vive los más altos índices de acoso y suicidio, no solamente es execrable, si no que vulnera el principio de igualdad y discrimina a las personas trans del disfrute de recursos públicos” afirma la presidenta de ATA-Sylvia Rivera, Mar Cambrollé.

La organización estudia denunciar lo que han calificado como un “atentado a los derechos de las personas transexuales de Andalucía”, y especialmente a las personas más jóvenes, “que son también las más vulnerables en plena transición de su identidad”, entendiendo que pueden ser constitutivos de “delito de odio y transfobia”.

“Este ataque transfóbico por parte de Vox y la ultraderecha más recalcitrante nos reafirman en la necesidad de estos espacios de empoderamiento, desarrollo y libertad para la juventud trans”, ha concluido Cambrollé. ATA Sylvia Rivera “pide a las fuerzas políticas que ahora que los sectores más reaccionarios actúan con toda su intolerancia y odio con ataques transfóbicos estén de frente para pararles con una condena unánime y una defensa cerrada de los derechos humanos”.

El potente mensaje hacia la comunidad #trans que dejó la película de ‘La vida moderna de Rocko’ por Hernán Cordero


Por Hernán Cordero / De Página7.cl / Fecha: 18 de agosto de 2019

Hace unos meses, las redes sociales explotaron ante el anuncio hecho por Netflix, que confirmaba que la épica serie de dibujos animados La vida moderna de Rocko volvería a la pantalla, pero en formato de película.

La espera para ver de nuevo al Ualabí terminó el pasado 09 de agosto, fecha en la que se estrenó la cinta Cambio de chip, que traía de vuelta los clásicos personajes de Nickelodeon. De hecho, tuvieron que pasar más de 15 años para ver las nuevas aventuras de Rocko, Heffer y Filburt.

Te advertimos que ahora vienen spoilers, así que si aún no has visto la película, te recomendamos que no sigas leyendo.

La historia de Rocko inicia con el trío de amigos perdidos en el espacio, por lo que tras 20 años flotando en la galaxia, regresan a la Tierra para recuperar sus vidas. Sin embargo, al volver se dan cuenta que todo ha cambiado: desde la tecnología hasta su entorno.

Si bien Heffer y Filburt se adaptan rápidamente, el protagonista cae en la nostalgia y piensa en todo momento que los 90 son mejores. Por lo mismo, toma la decisión de ir en busca de Ralph ‘Cabezagrande’ para que la serie de dibujos animados, Los Cabezagorda, que fue cancelada hace años, vuelva a la televisión.

En medio de toda su búsqueda, Rocko encuentra al hijo de los ‘Cabezagrande’, quien le confirma una importante noticia: se realizó un cambio de sexo y ahora era Rachel. Aquí es donde cobra sentido el nombre de la película, ‘cambio de chip’, no tan sólo por los nuevos tiempos, sino también por cómo se va renovando nuestra vida.

Si bien el trío de amigos recibe con los brazos abiertos a Rachel, quien manifiesta que está feliz con su cambio, Ed, su papá, no la acepta en una primera instancia. No es hasta el final de la película que deja atrás sus dudas, y abraza a su hija, entregando un potente mensaje.

La incorporación de Rachel a La vida moderna de Rocko marca todo un hito en las series de dibujos animados, porque puede ser considerada de los primeros personajes transgénero, y que propone de manera abierta el discurso sobre este tema.

“Cuando empecé a escribir (Cambio de chip), realmente comencé a aferrarme a la idea del cambio, cómo la sociedad cambió, lo que sucedió en los últimos 20 años, el desarrollo de nuestros personajes y cómo reaccionarían ante el cambio”, explicó Joe Murray, el creador de la serie, al portal EW.

En medio de la creación de este capítulo de larga duración, se asesoró con Nick Adams, el director de representación transgénero GLAAD (Alianza Gay y Lésbica contra la difamación), quien quedó fascinado con el resultado.

“Esta película cuenta una historia hermosa e hilarante sobre aceptar el cambio (…) Los personajes más jóvenes aceptan a Rachel de inmediato; reconociendo que todavía es su amiga. Y aunque el padre de Rachel tarda en aceptar el cambio dentro de su propia familia, incluso él se da cuenta de que amar a su hijo debería ser incondicional. Esta historia de inclusión y aceptación es muy necesaria en nuestro clima actual”, explicó el director.

Al final, es la frase de Ed ‘Cabezagrande’ la que resume todo el mensaje que quiso entregar la película: “No podemos vivir en el pasado, podemos estar agradecidos por él. Pero la vida no es para siempre, y si no aprovechamos lo que tenemos, nos perderemos de lo que es importante en realidad”.

¿Qué te pareció a ti La vida moderna de Rocko: cambio de chip?

Anna Madrigal no se basa en una persona real, pero el personaje de ‘Tales of the City’ tiene un lugar especial en la historia LGBTQ + por @leahmarilla


Por Leah Marilla Thomas / De Bustle.com / Junio de 2019

Alison Cohen Rosa/Netflix

El viernes 3 de junio de 2019 ha llegado Tales of the City de Netflix, una continuación de la innovadora miniserie de 1993 basada en las novelas de Armistead Maupin sobre Barbary Lane No. 28, un complejo de apartamentos que reunió a un conjunto especial de personas en la comunidad LGBTQ + de San Francisco. Por supuesto, aquellos familiarizados con el material fuente del programa saben que la casera de Barbary Lane, Anna Madrigal, no se basa en una persona real. Pero en este punto, ella también podría estarlo: la vida del personaje ha sido catalogada a través de nueve libros, tres entregas de la miniserie, un musical y ahora esta secuela de Netflix. Baste decir que tiene un lugar bien documentado en la historia LGBTQ +.

Para quienes conocen Tales of the City por primera vez, Anna es una mujer trans que cultiva marihuana en el patio trasero y abre sus puertas a cualquier persona que necesite un lugar para quedarse. En Barbary Lane, creó una familia encontrada de personajes extraños que buscan un lugar al que puedan sentir que pertenecen. Y como todos los personajes de Tales of the City, fue moldeada de la propia vida y experiencias de Maupin.

“Esos personajes y la forma en que reaccionan ante las cosas son solo yo”, dijo Maupin en la edición de fin de semana de NPR en 2014. “Casi todos en Barbary Lane 28 son, de una forma u otra, extraídos de mi propia alma”. Solo intenté usar mi propia experiencia “.

Nino Munoz / NETFLIX

En una entrevista con The Mercury News, Maupin mencionó qué partes de él componen a Anna en particular. “Ella es el único personaje de la serie Tales con un poco más de conciencia que yo”, explicó. “Creo que ella es lo que aspiro a ser, y eso es ser paciente y amable, alguien que vigila con tristeza la vida y no deja que la afecte”.

En la misma entrevista, Maupin recordó que durante los años 70 en San Francisco, muchas casas como Barbary Lane surgieron cuando la ciudad se convirtió en un refugio para la comunidad LGBTQ +. Ann es el ancla indudable de Tales of the City, pero es la familia encontrada que Barbary ha reunido lo que finalmente impulsa la historia. Maupin incluso nombró sus memorias Familia lógica, definiendo el término “donde te sientes seguro y donde eres amado incondicionalmente”, según The Washington Post.

En el renacimiento de Netflix, la vieja pandilla, y la nueva generación de residentes que desde entonces han encontrado consuelo bajo su techo, se unieron nuevamente alrededor de Anna, esta vez para su 90 cumpleaños. El reinicio tiene mucho humor y ligereza del original, pero también es triste. Cuando la serie de libros de Maupin terminó en 2014, el país estaba unido en torno a la igualdad matrimonial, y parecía que el futuro era brillante para la comunidad LGBTQ +. Solo cuatro años después, y ya estamos retrocediendo, particularmente en lo que respecta a los derechos de las personas trans, lo que solo impacta aún más por qué es tan necesario darle a Anna y su historia una segunda vida en Netflix.

Tales of the City llega a Netflix el 7 de junio.

LEAH MARILLA THOMAS

Leah es una escritora de televisión de día y de Broadway de noche para Bustle. Cubre The Walking Dead, Marvel show en Netflix (RIP), Game of Thrones (RIP), casi todo en Netflix y HBO, así como The Masked Singer, The Handmaid’s Tale y ocasionalmente comedias, películas o musicales. Sus anotaciones también se pueden encontrar en Show-Score y Fansided’s Dork Side Of The Force. Tiene experiencia (y una maestría) en escritura de guiones de la Universidad de Boston y estudió Comunicaciones y Dramaturgia en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Pregúntenle sobre el momento en que escribió y dirigió un musical basado en Lost Season 3. Nacida en Rhode Island, criada en Carolina del Norte y actualmente con sede en Nueva York, es casi tan de la costa este como parece. Como ya se mencionó, se puede encontrar a Leah en el teatro cuando no está engullendo tanta televisión como sea posible. Está tratando de eliminar la frase “placer culposo” de su vocabulario. ¡Me gusta lo que te gusta! Síguela @leahmarilla y valida sus chistes, por favor.