El surgimiento de las feministas “radicales” anti-trans, explicado:


“La clave para entender por qué un autoproclamado grupo feminista radical se pondría del lado de las conservadoras que defienden el derecho a obligar a las mujeres cisgénero a ponerse faldas en el trabajo es comprender quiénes son las TERF y qué han estado haciendo durante los últimos 50 años. Porque ahora, bajo la administración Trump y una Corte Suprema de mayoría conservadora, su alianza con estos grupos de extrema derecha podría tener consecuencias duraderas y generalizadas para los derechos civiles trans, y para los derechos de las mujeres en general.”