Mi muerte

Porque mi muerte puede llegar pronto, pagaré todas mis deudas, pagaré todas las injurias y no tendré diferencias con nadie.

Porque mi muerte puede llegar pronto, no malgastaré mi tiempo repasando viejos errores, sino que utilizaré cada día como si fuese el último.

Porque mi muerte puede llegar pronto, prefiero purificar mi mente antes que acicalar mi cuerpo.

Porque mi muerte puede llegar pronto y separarme de los que quiero, desarrollaré el desapego y la compasión antes que la posesividad y el interés.

Porque mi muerte puede llegar pronto, usaré cada día íntegramente, sin desperdiciarlo en objetivos infructuosos o en anhelos vanos.

Ojalá que esté preparado cuando llegue la muerte.

Ojalá que no tenga terror cuando se desvanezca la vida.

Ojalá que mi desapego me permita liberar el corazón.

Longchenpa

erudito yogui de la escuela nyingma del budismo tibetano.

(1308 – 1363)

Señores del cementerio; Tíbet; siglo 15; pigmentos sobre tela; Museo de Arte Rubin.