Destacada

Trans*: entre lo personal y lo político. Violencias de género y participación política electoral de las personas trans* en México desde 1990 dentro del sistema electoral mexicano» por Rebeca Garza


El libro se puede conseguir aquí.

Escucha Luisa Rebeca Garza nos presenta su libro: “Trans entre lo personal y lo político: Violencia de género y participación política y electoral de las personas trans en México” en W Radio México

Las violencias de género que vivimos las personas trans suelen ser invisibilizadas en los discursos, los diagnósticos así como en las forma en que se construyen marcos jurídicos, normativos  e institucionales para propiciar espacios  y vidas libres de violencias.

En este trabajo se hace un ejercicio de visibilización al conceptualizar y dar nombre a las diferentes formas de violencia que vivimos las personas trans para, posteriormente reflexionar cómo estas formas de violencias están presentes dentro del sistema electoral mexicano y los medios masivos de comunicación, con el objeto de que las instituciones que le conforman –partidos políticos y autoridades electorales administrativas y jurisdiccionales- nos interpelen como ciudadanas y ciudadanos con los mismos derechos, no sólo de jure sino también de facto, especialmente en los contextos actuales de omisión legislativa de parte de los Congresos Federal y locales que, a excepción de la Ciudad de México, se niegan a reconocer en las leyes, el derecho al libre desarrollo de la personalidad que tenemos las personas trans, como el reconocimiento a nuestra identidad como puerta de acceso al ejercicio de otros derechos fundamentales.

La consolidación del sistema democrático mexicano no puede continuar avanzando sin reconocer que existimos grupos de personas que históricamente seguimos siendo invisibilizadas, violentadas y revictimizadas simbólica, social e, incluso, legalmente por las propias instituciones de nuestro sistema democrático mexicano.

INTRODUCCIÓN

En este trabajo, se ha pretendido poner en el centro y bajo la luz una de las corposubjetividades, aún hoy en día consideradas por muchas personas, como abyectas: las personas trans*.[1]

Ese lugar abyecto en el que somos ubicadas las personas trans* nos vuelven ininteligibles subjetiva, social y políticamente.

Por lo tanto, este trabajo pretende proporcionar elementos que abonen a su inteligiblidad repasando dos aspectos:

Que las corposubjetividades trans* y no trans*, todas, son socialmente construidas. Que no existe una identidad o un cuerpo que sea producto de la naturaleza, por lo tanto, deben ser leídos y posicionados en sus contextos sociales e históricos. Que dentro de esta construcción operan cotidianamente lógicas que buscan dar orden por medio de la clasificación y jerarquización a través de reglas que subordinan y excluyen para dar materialidad al cuerpo individual y colectivo (entre ellos las ideas de ciudadanía y Estado-Nación).

Que en este orden subjetivo, social y político participan diferentes formas de violencia que legitiman y perpetúan la exclusión de unos cuerpos con respecto de otros.

Se ha puesto especial atención en cómo participan en el ejercicio de la política y, por lo tanto, del poder las  tensiones entre las políticas de identidad de asimilación y de resistencia.

Como un ejercicio de visibilización se ha realizado una revisión histórica del surgimiento de las identidades trans* en sus dos narrativas principales: la identidad transexual y las identidades transgénero en un nivel general. Así como los riesgos de mantener fronteras entre las identidades travesti, transexual y transgénero.

Posteriormente, en la lógica de lo que “no se nombra no existe” se proponen una serie de conceptualizaciones de formas de violencia de género que padecemos las personas trans*. Daremos nombre a formas de violencias de género que ya existen, pero que son socialmente aceptadas, porque la única forma de erradicarlas es a partir de su reconocimiento. Estas formas de violencias, pueden presentarse en todos los contextos, por lo que el político-electoral no está exento sino que también tiene una participación importante en el grado de democratización de nuestra forma de gobierno y en la manera de vivir la democracia.

De esta forma, se reflexiona también sobre la importancia de reconocer que gran parte del ejercicio democrático ha sido androcéntrico y que, si el horizonte del ideal democrático es que todas las personas puedan ejercer efectivamente sus derechos políticos, es imperante que los trabajos alrededor de una mejora en la calidad de la ciudadanía reconozcan la verdadera protección y ejercicio de todos los derechos humanos. Es decir, la importancia de transitar de una ciudadanía minimalista a una integral requiere re-pensar a quienes siguen permaneciendo fuera del ejercicio de sus derechos fundamentales, entre estos grupos las personas trans*.

Por lo tanto, en la siguiente mitad del trabajo se ha buscado hacer un bosquejo muy general sobre la participación política de las personas trans* en México de 1990 hasta 2016, a partir de los siguientes cuestionamientos: ¿Las personas trans* son vistas y reconocidas por el sistema electoral mexicano, entendido en este apartado como partidos políticos y autoridades electorales administrativas y jurisdiccionales? ¿Existimos en sus registros históricos? ¿Existen acciones o políticas que se hayan realizado para garantizar nuestros ejercicios político-electorales?

Asimismo, se buscó recuperar la percepción de las personas trans* que han tenido experiencias en el ejercicio de sus derechos político-electorales ya sea como militantes o como personas candidatas. Ocho personas  trans* de diferentes partes del país participaron en una encuesta en donde compartieron sus percepciones sobre las diferentes formas de violencia conceptualizadas en su relación con los partidos políticos, con las autoridades electorales administrativas y jurisdiccionales y los medios de comunicación.

Si bien, la muestra no es representativa ni los resultados son concluyentes se propone como un primer ejercicio para medir percepciones de violencias de género hacia las personas trans* por parte del sistema electoral mexicano. Los resultados abren la ventana para profundizar más sobres estas formas de violencias de género en éste y otros contextos.

Y, con el objeto de profundizar un poco más en la forma en que las personas trans* ejercen sus derechos políticos-electorales, se presentan dos entrevistas a dos mujeres trans* que fueron candidatas en procesos electorales locales de 2016: Jakelyne Barrientos, como candidata a una diputación local en el estado de Chihuahua y Rubí Suárez Araujo, candidata a regidora por el ayuntamiento de Guanajuato, actualmente en funciones. Es importante reconocer las contribuciones históricas de cada una puesto que Barrientos ha sido la primera candidata trans*  en Chihuahua mientras que Suárez no sólo ha tenido ese mismo logro histórico al ser candidata en el estado de Guanajuato sino que también se convirtió en la primera en ejercer el cargo, mismo que actualmente desempeña.

Como epílogo se recuperan, adicionalmente a las historias de Barrientos y Suárez,  breves historias de quienes han sido pioneras en la lucha por la participación política de las personas trans*: Amaranta Gómez Regalado, primera candidata muxe en la historia de México; Diana Bayardo, primera candidata trans* en el Estado de México; Samantha Fonseca, primera candidata trans* en la Ciudad de México; y Alondra Hernández, primera candidata trans* en Jalisco. Y, como una forma de visibilizar otras historias por el ejercicio de los derechos políticos electorales se presentan también las historias de Silvia Susana Jácome García y Diana Sánchez Barrios, la propuesta inconclusa y la lucha aún vigente por una candidatura, respectivamente.

El epílogo busca ser un primer ejercicio para recuperar las historias de personas trans* que han tenido el coraje y el valor de luchar por el ejercicio de derechos políticos en contextos violentos que no sólo nos sigue excluyendo sino que también  ha borrado sus aportaciones. Sus logros son tan importantes como en su tiempo lo fueron los del Hermila Galindo, Elvia Carrillo Puerto, Aurora Jiménez, entre otras.

Seguramente existen otros nombres y otras historias dignas de ser recuperadas, y también estoy segura que cada historia requiere mayores líneas por lo que este trabajo no espera ser ni exhaustivo ni final sino al contrario, desea poner en el centro y bajo la luz de los partidos políticos, las autoridades electorales la historia de quienes hemos sido silenciadas e invitar a otras personas –incluida la academia- a profundizar en sus vidas y en las formas de violencias que coexisten en el entorno social y político.

Finalmente, este trabajo propone que el reto de los sistemas democráticos modernos consiste en cuestionar periódicamente ¿quiénes siguen sin interpelación de parte del Estado? ¿quiénes aún siguen siendo ininteligibles dentro de las políticas que buscan generar mayores índices de bienestar e igualdad?

Por lo tanto, el desafío consiste en mirar no sólo hacia el centro sino a la periferia y hacia los límites de lo que consideramos válido y normal y que da materia a conceptos como ciudadanía. Es en esa frontera donde las mujeres, las personas indígenas y afrodescendientes han luchado por años y en la que, actualmente, nos ubican y desde la que luchamos las personas trans* y las personas migrantes, por ejemplo.

La búsqueda por la igualdad exige mirar hacia esas fronteras imaginarias  que legitiman la exclusión de un grupo de personas y, por supuesto, cuestionarlas.  Este trabajo invita a repensar y cuestionar la neutralidad  jurídica y política del sistema electoral mexicano hacia las personas trans*, invita a visibilizar las violencias de género que actualmente son socialmente aceptadas y jurídicamente legales y a reflexionar cómo nuestro sistema puede, efectivamente, ser democrático mientras se sigue excluyendo a diferentes grupos humanos en la lucha política por el ejercicio del poder.

Luisa Rebeca Garza López

[1] Para este trabajo se usará el apócope “trans*” como un concepto paragüas para abarcar aquellas identidades sexo-genéricas que no necesariamente se ubican dentro del binario hombre-mujer independientemente de la presencia o ausencia de los procesos quirúrgicos, hormonales e incluso legales que afirmen dicha identidad autopercibida. De igual forma, el asterisco (*) tiene el significado de dejar abierto este concepto para abarcar otras expresiones de pueblos originarios, locales y/o emergentes como aquellas que tienen fuertes intersecciones étnicas como las identidades muxe del Istmo o biza’ah de Teotitlán del Valle, ambas en Oaxaca, así como las adscripciones identitarias no asimilables a las ideas convencionales de masculinidad o feminidad. Si bien, el concepto transgénero o transexual tiene un origen moderno reciente y muchas personas muxe o biza’ah no se identifican con este concepto también es cierto que, producto de los efectos de la globalización, empieza a ser visible la emergencia de nuevas generaciones, principalmente muxe, con un discurso identitario transgénero o transexual. En ese sentido, el apócope trans* pretender ser un concepto abierto, amplio y fluido, y no limitativo, consciente de que los procesos sexo-genéricos de construcción identitaria son dinámicos y sujetos a complejos procesos históricos y socioculturales, tanto locales como globalizados. Esta propuesta es recuperada de los trabajos de Alba Pons Rabasa, de quien agradezco la sugerencia, quien a su vez lo retomó de Mauro Cabral  (Pons Rabasa y Garosi, Trans 2016). Por lo anterior, las observaciones o comentarios personales se harán en números al pie de página y no mediante asteriscos para no confundir a la persona lectora.

(D) Derechos de Autora en trámite. (Actualización: ¡ya están tramitados !)




La injusticia testimonial hacia las personastrans* que sostienen los contextos deinjusticias.


Cartel convocatoria

El Instituto de Investigaciones de Humanidadesde de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, a través del cuerpo académico «Historia, literatura y cultura de Oaxaca, siglos XVI-XXI*

CONVOCA AL ENCUENTRO PRESENCIAL

«DISIDENCIAS SEXUALES EN OAXACA:

ENTRE LA ACADEMIA Y EL ACTIVISMO»

a celebrarse en la ciudad de Oaxaca los días 17 y 18 de noviembre de 2022

EL ENCUENTRO pretende reunir a aquellos, aquellas y aquelles que se encuentren trabajando en alguna investigación o proyecto en torno a la comunidad LGBTTI+ (ya sea histórica o contemporánea) o realizando actividades en favor de su reconocimiento y derechos en el estado de Oaxaca, con el propósito de analizar los avances, las experiencias y los retos generados en los últimos tiempos.

SE RECIBIRAN propuestas de ponencias individuales hasta el VIERNES 16 DE SEPTIEMBRE DE 2022

LA NOTIFICACIÓN de las propuestas recibidas se realizará 14 de octubre de 2022

REQUISITOS:

Resumen de 200 palabras con objetivo claramente definido

Resumen de curriculum vitae en una página

LA FECHA DE RECEPCIÓN de las ponencias completas será el 04 de noviembre de 2022.

EL ENVÍO DE PROPUESTAS y ponencias se realizará a encuentrodisidencias@gmall.com

La injusticia testimonial hacia las personastrans* que sostienen los contextos de injusticias.

Durante el presente ensayo se abordará la injusticia testimonial dentro del contexto político electoral mexicano en articulación con las leyes de transparencia y protección de datos personales a partir de las trabajos de Miranda Fricker y se enmarcarán dentro del contexto de las personas con trayectoria de vida trans*, en particular, a partir de los trabajos de Blas Radi y Moira Pérez. Se repasará conceptualmente este fenómeno, algunos ejemplos y cómo afecta en la configuración de fenómenos injustos y, por lo tanto, violentos a sus condiciones de vida digna. La importancia de reconocer este fenómeno permitirá identificar acciones profundas para reparar y garantizar medidas de no repetición hacia las poblaciones trans*.

Introducción: la injusticia testimonial hacia las personas trans*

Desde hace años, la existencia de las personas transexuales, travestis y transgéneros, llamadas bajo el concepto paraguas de trans*, siempre han sido objeto de debate y de clasificación desde la ciencia médica, las instituciones jurídicas y sus correspondientes normatividades, procedimientos y leyes que han emitido y que históricamente han legitimizado la criminalización y la exclusión.

Uno de los principales problemas al que nos hemos enfrentado las poblaciones trans* es que se nos ha negado el derecho a la palabra, el derecho a enunciarnos y a nombrar en primera persona nuestras experiencias y saberes.

El hecho de que las trayectorias de vida trans* han sido históricamente abordadas como algo inesperado o un suceso extraordinario ha tenido consecuencias nefastas en el lugar que se nos ha colocado dentro de las sociedades modernas así como los procesos de producción del conocimiento. Esto lo identifica Miranda Fricker como una injusticia que llama testimonial.

En su obra “Injusticia epistémica“, Fricker (2017) define a la injusticia testimonial cuando se producen prejuicios que llevan a una persona oyente a otorgarle a las palabras de una persona hablante un grado de credibilidad disminuida, es decir, se le coloca en un lugar de déficit de credibilidad que tiene una consecuencia muy importante en la manera en que es reconocida o no por parte de la persona oyente como portadora legítima de saberes, experiencias y conocimientos incluyendo los que atraviesan su propia experiencia humana, situada y diversa.

A la injusticia epistémica, señala Fricker, le antecede una injusticia hermenéutica que identifica cuando se genera una brecha de recursos de interpretación colectivos que colocan a una persona o a un grupo de personas en una desventaja injusta en lo relativo a la comprensión de sus experiencias sociales.

Este agravio es considerado por Fricker como algo lesivo para una capacidad esencial para la dignidad humana porque impacta nuestra capacidad para la razón que no se limita al maltrato epistémico sino que es el punto de partida para los procesos mentales que justifican dichos y acciones deshumanizantes que impactan atributos elementales en la convivencia humana como la confianza y la sinceridad tanto en la persona hablante como en la persona oyente, en perjuicio del grupo en desventaja.

En ese sentido, la injusticia hermenéutica se sostiene de prejuicios estructurales que tienen como consecuencias la injusticia testimonial que implica un prejuicio en la economía de credibilidad de una persona o un grupo de personas.

Por lo tanto, tomando en cuenta lo anterior, Fricker apuesta por una epistemología de la virtud en donde se aborden los aspectos técnicos y políticos que participan en nuestra conducta epistémica así como en los procesos de producción del conocimiento, particularmente el cuestionamiento hacia el llamado principio de neutralidad que se asume existente en diversos contextos.

Por lo tanto, en el presente ensayo se analizarán los sesgos cissexistas, se repasará cómo las leyes de transparencia participan en la injusticia epistémica hacia las personas trans. De tal suerte que se identificará que el borrado hacia las personas trans es un fenómeno histórico y también estructural.

La injusticia testimonial dentro del cistema mexicano: leyes de transparencia y derechos humanos de las personas trans.

Las leyes de transparencia y acceso a la información pública se alimentan de los lineamientos de gestión documental y de clasificación de archivos. Los lineamientos de gestión documental y de clasificación de archivos especifican qué documentos se archivarán, cómo se archivarán y cuánto tiempo se guardarán. En otras, palabras especifican qué tipo de información se convertirá en memoria histórica pública.

Por lo tanto, la información pública se alimenta de documentos que integrarán expedientes. Estos documentos pueden ser informes, acuerdos, oficios, lineamientos, comprobación de gastos, denuncias, expedientes personales, entre otros.

Es en este punto donde entran los derechos de las personas trans* para lo que tenemos que cuestionar un sesgo que existe cuando se genera la documentación que integrará los expedientes y posteriormente, la memoria histórica pública. Este sesgo surge de un concepto llamado cissexismo que es una forma de pensar donde se asume que las trayectorias de vida trans* son menos verdaderas, menos sanas, menos naturales, menos auténticas que lo NO es trans*, es decir, las trayectorias de vida cisgénero.

Es aquí donde la categoría cisgénero (se usará su apócope: lo cis) adquiere importancia porque es una perspectiva hegemónica desde lo social y que trasciende a lo legal, por lo tanto a las instituciones y sus procedimientos. En este sentido, a partir de la idea de que sólo existen “dos sexos biológicos” se archiva y se genera documentación misma que será insumo para acceder a la información pública con la resultante de este sesgo cissexista, que en términos concretos es una forma de discriminación indirecta en perjuicio hacia las poblaciones trans*.

El sesgo cissexista clasifica y archiva única y exclusivamente trayectorias de vida binarias y cisgénero (no trans*), sin embargo, esta información genera memoria histórica pública de ahí la importancia de reconocer este sesgo para identificar el daño y reparar hacia las poblaciones trans*.

El sesgo cissexista que participa en la clasificación y archivo de información pública produce una memoria histórica pública que borra las trayectorias de vida trans*, es decir, sólo documenta experiencias cisgénero y binarias. Y eso es violencia epistémica.

Miranda Freicker le llama injusticia hemeneútica porque un grupo social es marginado de forma estructural al participar “de manera desigual en las prácticas por las que se generan los sentidos sociales” incluyendo “las propias experiencias de exclusión”.

Blas Radi y Moira Pérez identifican la injusticia hermenéutica como injusticia epistémica a partir de prejuicios que generan discriminación y exclusión por la categoría de la identidad de género. La injusticia epistémica hacia las personas trans* implica que estas poblaciones participan poco o nada “en los recursos para interpretar y dar sentido a sus experiencias” por lo que los recursos que se generan no atienden sus propias experiencias.

Pérez y Radi reflexionan sobre la injusticia hermeneútica a partir de la laguna hermenéutica (“falta de categorías para interpretar un fenómeno social”) y un espejismo hermenéutico (“la ilusión de que esas categorías existen”). Estas lagunas hermenéuticas generan huecos en cómo se procesa y produce la información pero al mismo tiempo aparenta que dicho proceso para acceder a la información pública no deja fuera otras experiencias de vida como las trans*.

¿Es posible rastrear y documentar acerca estas ausencias de las trayectoria de vida trans* en la forma en que se documenta y archiva la memoria histórica institucional en México?

Efectivamente es posible y se comparten algunos hallazgos que resultaron de un trabajo de investigación que esta autora realizó entre el año 2016 y 2017 a través de solicitudes de transparencia mediante los portales respectivos en donde se solicitó información a todas las instituciones electorales administrativas y jurisdiccionales federales y locales de México acerca de diversos temas, por ejemplo, si contaban con registros de personas transexuales, transgénero o travesti, incluso LGBT, ya sea trabajando dentro de sus espacios, en sus bases de datos donde han registrado candidaturas para el caso de Autoridades administrativas o bien si llevaban el registro de resoluciones que implicaban el tema de la identidad de género o personas transexuales, travesti o transgénero para el caso de autoridades jurisdiccionales electorales. Lo mismo se solicitó a los partidos políticos electorales con registro nacional y local.

Uno de los principales hallazgos de dicho trabajo fue la reiterada práctica del transborrado o invisibilidad acerca de las trayectorias de vidas trans, es decir, existe una práctica sistémica relacionada con la insistencia y facilidad con el que las voces y las historias de las personas trans* son descartadas, ignoradas o subordinadas por el sistema cisnormativo, al no ser contabilizadas en los censos de población ni aparecer en las encuestas o estudios que den cuenta de la pluralidad política o que los logros o historias de personas trans* destacadas no sean sistematizadas ni tomadas en cuenta en los registros históricos,

En otras palabras, se identifica como una práctica sistemática y estructural en donde el sistema electoral mexicano se asume incapaz de sistematizar trayectorias de vida que no sean binarias o acordes a un sistema cisgénero por lo que a partir de ese momento se empiezan a documentar las consecuencias de los prejuicios hacia las poblaciones trans* productode un déficit de credibilidad que se materializa en esta injusticia testimonial.

Con respecto a la pregunta sobre si tenían información sobre candidaturas LBTTTTIQ, el 100% de los partidos políticos federales señaló que no llevan registros: 44% porque no es un requisito para ser militante, 12% porque la “preferencia sexual” es un dato personal y privado y el 44% declaró la información inexistente. En sus respuestas, las áreas de transparencia de los partidos políticos federales no distinguían entre identidad de género y orientación sexual.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional) informaron no poseer información sobre militancia LGBTTTIQ a pesar de haber informado a través de las mismas solicitudes de información que cuentan con normatividad y órganos especiales internos para la militancia de la diversidad sexual.

Ante el histórico abuso del principio de auto adscripción no sólo de la identidad de género sino de la identidad indígena y otras que sostienen las acciones afirmativas logradas en 2021, se considera como relevante el fortalecimiento de criterios orientadores para las acciones afirmativas como de la diversidad sexual, indígenas o con discapacidad así como de los procesos de rendición de cuentas con una mirada no punitiva en donde todas las personas con cargos representación pública están obligadas como parte del desempeño de su cargo a diálogos directos, permanentes y continuos con las poblaciones que representan.

Por otra parte, continuando con los hallazgos, el Instituto Nacional Electoral o INE señaló que efectivamente cuenta con datos de personas registradas a cargos públicos pero, ante pregunta expresa vía el Portal de Transparencia señaló que NO ES POSIBLE identificar si una persona era trans*.

Asimismo, el INE informó que no contaba con acuerdos emitidos a favor de los derechos políticos electorales de las personas LGBTTTIQ desde 1990 y hasta 2016 a pesar de que en 2003 aprobó el acuerdo de la histórica candidatura de Amaranta Gómez Regalado y el entonces Instituto Federal Electoral o IFE había aprobado en 2010 el primer “Protocolo para la transición y no discriminación de los derechos de las personas transgénero y transexuales que laboran en el Instituto Federal Electoral”.

El 100% de los 32 OPL -cada uno de los Institutos Estatales Electorales- señalaron en 2016 que no poseían registros o relación de candidaturas para elecciones locales y federales de personas trans* a pesar que los institutos estatales electorales de Chihuahua, Guanajuato y de la Ciudad de México habían aprobado candidaturas trans* previo al momento de la solicitud de información.

El 100% de los tribunales electorales -32 locales y el Federal- consultados informaron vía el portal de transparencia dijo no haber emitido resoluciones a favor de los derechos políticos electorales de la población de la diversidad sexual por no encontrar registros, por no existir sistematización o por que no se había presentado el caso.

Justicia Testimonial: relación entre las leyes de transparencia y los derechos humanos de las personas trans en México

Los partidos políticos nacionales y locales, el INE y todos los OPL, Tribunales Locales y el TEPJF no mantienen registros o censos de candidaturas de personas trans*, esto se ha identificado como una forma de violencia testimonial llamada Transborrado o invisibilización.

La interpretación de las leyes de transparencia y normas de gestión documental a partir de una perspectiva hegemónica cisgénero impide leer los contextos de violencia que viven las personas trans* al ejercer derechos humanos, en el contexto estudiado, los derechos político-electorales como en los casos repasados.

El borrado de lo trans* impide generar registros históricos (memoria histórica) como las sentencias relacionadas con derechos políticos de personas trans* como los casos de Diana Marroquín Bayardo en 2012 en el Estado de México y Jakelyne Barrientos en 2016 en Chihuahua, pero evidentemente no son los únicos casos de personas trans* en esta situación.

Este fenómeno de injusticia epistémica también afecta como se construyen e interpretan otras normas jurídicas o procedimientos como los relacionados con las violencias de género, su atención y prevención. Las instituciones consultadas (que integran el sistema electoral mexicano) son incapaces para sistematizar registros y experiencias políticas que no se manifiesten bajo la norma binaria de hombres y mujeres en clave cisgénero.

La transinvisibilización o transborrado también es producto de las omisiones legislativas que impiden el reconocimiento legal de la identidad de género de las persona trans. La trans-invisibilidad exige cuestionar la importancia que se le otorga al sexo asignado al nacer como elemento definitivo para acceder a censos y prerrogativas sociales y jurídicas, por sus parte, la invisibilización lleva a su vez a la malgenerización (discursiva) y a la desgenerización (performativa).

Por tanto, el transborrado y la transinvisibilizacion son un reto para áreas de Transparencia en particular la generación de Memoria Histórica Pública.

El sesgo cissexista es caldo de cultivo para diversas formas de violencia hacia personas trans* que impiden el ejercicio pleno de derechos humanos y obstaculizan el acceso a una ciudadanía integral y su correspondiente participación política.

En términos de género, los registros de militancias y candidaturas se registran sí y solo sí mediante la categoría de sexo a partir de un documento llamado acta de nacimiento y aquí empieza el problema para las personas trans*.

El acta de nacimiento registra una asignación del sexo a partir de los genitales e inicia el proceso de formación y socialización bajo ritos y símbolos de un género vinculado a dicho sexo y que suele manifestarse con una expresión de género a lo largo de una trayectoria de vida.

A partir de la asignación social y legal del sexo se asume que todas las trayectoria de vida serán lineales como cisgénero, es decir, no trans*. También se asume que dicha asignación de sexo estará directamente ligada a cómo se percibe dicha persona (identidad de género). Es aquí donde entra el sesgo cissexista.

El sesgo cissexista asume que el sexo asignado al nacer, la morfología genital, la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género corren en paralelo. Y no es así. A esas experiencias de vida se le ha llamado diversidad sexual y merecen su memoria histórica.

La categoría “sexo” se vuelve problemática desde la perspectiva cissexista. Una lectura cisgénero y binaria invisibiliza los avances en relación a los derechos político electorales de las personas trans* y genera un verdadero borrado de las trayectorias de vida trans*. Es decir, a partir del reconocimiento del cissexismo imperante en lo social y que trasciende lo institucional se identifican las afectaciones directas e indirectas en contra de las poblaciones trans* por la forma en que se genera información, se archiva y se documenta.

Por lo tanto, es importante revisar y cuestionar la forma en que documentamos la diversidad sexo-genérica, principalmente trans*, porque incide directamente en la memoria histórica (qué se cuenta, cómo se cuenta y qué se deja de contar). En este caso, se detecta que el andamiaje jurídico electoral mexicano es construido e interpretado a partir de posiciones corposubjetivas hegemónicas (las Cis).

¿Qué desafíos hay que resolver?

Finalmente, a partir del reconocimiento de que los sistemas de gestión documental y de archivo alimentan las injusticias testimoniales hacia las poblaciones con trayectorias de vida trans* derivado de una perspectiva con sesgo cissexista se identifican los siguientes desafíos que atender y resolver :

1. Existe una deuda histórica de la democracia mexicana hacia los hombres trans*: ninguno ha sido candidato alguna vez mientras que desde 2003 ha habido diversas candidaturas de mujeres trans*. A la par que se generan políticas públicas que promuevan liderazgos políticos de hombres trans binarios y no binarios es importante que se avance con el reconocimiento y protección de otros derechos fundamentales como reconocimiento de la identidad de género con los más altos estándares en derechos humanos, acceso universal y gratuito a la interrupción legal del embarazo, a la protección y reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos como incluirlos en las acciones contra la violencia ginecobstétrica, reparar la trayectoria de vida de los hombres trans* que sufrieron violencia por que sus cuerpos fueron leídos como “mujeres” en algún momento de su vida (incluida la violencia sexual y asesina).

2. Hay que desglosar registros y avances en derechos electorales de la diversidad sexual al menos por orientación sexual e identidad de género para resolver el problema del transborrado o transinvisibilización lo que es también armónico con el mandato constitucional de la paridad de género.

3. Las leyes de transparencia, de protección de datos personales y los lineamientos para la conservación de los archivos deben contener criterios orientadores claros y precisos para que se corrija la práctica sistémica y estructural de que no haya registros oficiales de las trayectorias de vida trans* que acuden o pasan por las instituciones en articulación con sus derechos ARCOP.

4. Es urgente y necesario que en estos procesos se garantice el acompañamiento cercano de personas y organizaciones por los derechos de las personas trans binarias y no binarias explorando en los registros de datos personales una tercera opción para las personas no binarias. Se puede iniciar revisando la buena práctica de Argentina done incluyen una “X” a partir del 21 de julio de 2021 en los documentos de identidad y pasaportes.

5. Hay que atender la frivolización del principio de autoadscripción (trans* o indígena) fomentaba por los partidos políticos y diversas candidaturas con el objetivo de permanecer en el poder y que tiene como consecuencia directa la vulneración del principio constitucional de paridad de género (fraude a la ley electoral) mientras que se propagan al mismo tiempo estigmas en contra las poblaciones trans de que ser “trans” es un acto discursivo fraudulento.

6. Hay que fortalecer las sanciones a partidos políticos que hagan fraude a la ley con falsas autoadscripciones identitarias por vulnerar el principio constitucional de igualdad y no discriminación reconociendo que esta práctica debe ser parte de la modalidad de violencia política en razón de género hacia toda las mujeres porque usufructa el principio de auto adscripción de la identidad de género para hacer fraude a la ley electoral.

7. Las candidaturas que surjan para atender cuotas o acciones afirmativas deben, en su mayor parte, surgir de procesos de preparación de liderazgos políticos por parte de los partidos políticos como órganos de interés público, que implique asignación de presupuesto suficiente y adecuado para fortalecer dichas candidaturas, para prepararlas y acompañarle durante todo su proceso de formación política incluida la candidatura y los medios de impugnación lo que debe incluir asesoría legal y asignación igualitaria a prerrogativas como financiamiento público, tiempos de radio y televisión, entre otros.

8. La promoción y el fortalecimiento de los liderazgos políticos de mujeres trans* deben estar incorporados dentro de los criterios del financiamiento público que reciben los partidos políticos como parte del 3% para promover liderazgos políticos de las mujeres.

9. Finalmente es importante que los procesos de maduración de la democracia mexicana impliquen el fortalecimiento de los procesos de rendición de cuentas para que todas las candidaturas, incluyendo quienes accedan mediante acciones afirmativas, tengan comunicación constante con las poblaciones que representan.

El reconocimiento de la injusticia hermeneútica y testimonial como práctica sistémica y estructural en perjuicio hacia las poblaciones con trayectorias de vida trans* binarias y no binarias será indispensable para que se abra una veta profundamente radical y revolucionaria acerca de lo que históricamente hemos llamado políticas de reconocimiento, inclusión y reparación hacia estas poblaciones. Deudas históricas aún vigentes hoy en día.

Bibliografía

• Acuerdo del Consejo Nacional del Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, por el que se aprueban los Lineamientos para la Organización y Conservación de los Archivos aprobado en el año 2016. Ver enlace en: https://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5436056&fecha=04/05/2016#gsc.tab=0

• Fricker, Miranda. Injusticia epistémica: el poder y la ética del conocimiento. Barcelona: Herder, 2017.

• Garza, Rebeca. Trans*: entre lo personal y lo político. Violencias de género y participación política de las personas trans en México 1990-2016 dentro del Sistema Electoral Mexicano, 2017. Edición digital de Kindle.

• Garza López, Luisa Rebeca y López Sánchez, Ericka. (Septiembre 26 de 2021). El giro a víctima de los discursos transexcluyentes. Animal Político. Disponible en https://www.animalpolitico.com/blog-invitado/el-giro- a-victima-de-los-discursos-transexcluyentes/

• Garza, Rebeca. Acciones afirmativas de Iniciativa de Reforma Político-Electoral 2022: ¿En riesgos?. Ponencia presentada en el XXXIII Congreso Internacional de Estudios Electorales, América Latina y el Caribe, elecciones y virajes políticos en la Mesa “Estudios de género: representación en perspectiva interseccional”. 13 de octubre de 2022. Enlace: https://youtu.be/g6__CYiNu7s

• Garza, Rebeca. Trans*: entre lo personal y lo político. Violencias de género y participación política de las personas trans en México 1990-2016 dentro del Sistema Electoral Mexicano, 2017. Edición digital de Kindle.

• Moira Pérez y Blas Radi (2018). El concepto de ‘violencia de género’ como espejismo hermenéutico. Igualdad, autonomía personal y derechos sociales.

• Ley Federal de Transparencia y Acceso al Información Pública (texto vigente del 20 de mayo de 2021). Enlace: https://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LFTAIP_200521.pdf

• Ley General de Transparencia y Acceso al Información Pública (texto vigente del 20 de mayo de 2021). Enlace: https://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGTAIP_200521.pdf

• Rabosa, Alba Pons y Garosi, Elena, Trans, Conceptos clave en los estudios de género, Eva Alcántara y Hortensia Moreno, México, PUEG/UNAM, 2016.

• Radi, Blas. Políticas trans y acciones afirmativas en los ámbitos universitarios. Conversaciones necesarias para deshacer el cisexismo. Aletheia, vol. 10, núm. 19, 2019 Universidad Nacional de La Plata, Argentina

• Radi Blas (2019). Políticas del conocimiento: hacia una epistemología trans*. En López, Mariano Los mil pequeños sexos. Intervenciones críticas sobre políticas de género y sexualidades. Sáenz Peña (Argentina): EDUNTREF.

• Suprema Corte De Justicia De La Nación, Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren la orientación sexual o la identidad de género, D.F., Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2014.

• Serano, Julia, Whipping Girl: a transsexual woman on sexism and the scapegoating of feminity, Berkeley, Seal Press, 2007.

• Stone, Sandy, The Empire Strikes Back. A Post-Transsexual Manifesto [En línea], Texas, University of Texas at Austin, 1993, página 4, http://pendientedemigracion.ucm.es/info/rqtr/biblioteca/Transexualidad/trans%20manifesto.pdf

Redes sociales

“No me odias pero tampoco me miras como tu igual:del cissexismo a las injusticias.” Por @rivka_Azatl


Comparto video del XVI Seminario Café Debate de Cultura Política (versión otoño 2022) en donde participécon el tema “No me odias pero tampoco me miras como tu igual: del cissexismo a las injusticias”.

El resumen es el siguiente:

“No me odias pero tampoco me miras como tu igual:
del cissexismo a las injusticias.”

Silencio cuando te fuiste
Silencio cuando me dejaste
Silencio cuando cerraste
Y yo inerme
Quede afuera
Bajo la suave lluvia de los insultos
Fragmento del Poema “Silencio”
De Prado Cabrera Glenda

Resumen

A partir de los trabajos, principalmente de MirandaFricker, Blas Radi y Julia Serano se reflexionará sobre la injusticia testimonial como práctica epistémica en la que se pierden conocimientos de poblaciones particulares derivado de prejuicios identitarios que les arrebatan condiciones elementales de la dignidad humana como la ser inteligibles, razonables y veraces. Posteriormente, se incorporará el concepto del cissexismo y se realizará un ejercicio reflexivo sobre cómo opera en relación con las injusticias testimoniales que padecen las poblaciones trans* como una forma de ejercicio conceptual para cuestionar dichas injusticias testimoniales. En un tercer apartado, se reflexionará cómo la injusticia testimonial y el cissexismo participan en una serie de injusticias, violencias, exclusiones y afectación a la integridad de las personas trans* que hace que estas experiencias sociales queden ocultas de la comprensión colectiva, que compromete la inteligibilidad de la experiencia social trans* y que dificulta que las poblaciones trans* comprendan y comuniquen sus experiencias sociales. Los conceptos que se repasarán se proponen como herramientas epistémicas para compensar el déficit de credibilidad que recae sobre las poblaciones trans* producto de los prejuicios identitarios.

Convocatoria

Video

Fotografías

Memoria trans

Ponencia
Preguntas
Preguntas

Este #25Noviembre #25n en el día internacional contra la violencias hacia las mujeres rememoro que @TEPJF_informa sala Mty instruyó 2 VECES a @INEMexico que iniciara procedimiento laboral sancionador


Este #25Noviembre #25n en el día internacional contra la violencias hacia las mujeres rememoro que @TEPJF_informa sala Mty instruyó 2 VECES a @INEMexico que iniciara procedimiento laboral sancionador delegada de @inequeretaro porque “ dejó de advertir que en autos existían elementos de prueba suficientes para iniciar el procedimiento” #violenciatestimonial #justiciatrans

Redes sociales

(Descarga libro) Presentación del Libro “Acciones afirmativas a favor de la diversidad sexual y personas afromexicanas en el ejercicio de sus derechos políticos electorales: avances y grandes pendientes” (14/nov/22) de @TECDMX con @Rivka_Azatl @IndaliPardilloC Marina Martha López Santiago y Javier Meléndez López Velarde


Difusión

Presentación

Puede ver el video en facebook aquí

Descarga el libro

El libro lo puedes descargar aquí y también abajo:

Memoria fotográfica

(Descarga) Dossier “El sesgo cissexista como origen de injusticias” de @Rivka_Azatl de @QuereTrans y @ErickaEliberte de @BetweenLGBT


Presentación

«#CuartaRemembranzaTrans de @QuereTrans, el Centro de Estudios Trans de Queretrans y Between LGBT te invitamos este 15 de noviembre a las 7 de la tarde (horario de la Ciudad de México) a que nos acompañes a la Presentación del Dossier «»El sesgo cissexista como origen de injusticias»». «»Comentan: Blas Radi, Filósofo de la Universidad de Buenos Aires, Argentina; Claudia Ramos («»Mala Madre»») fundadora del medio digital Animal Político; Ilsa Aguilar, Presidenta de QuereTrans AC. Autoras: Rebeca Garza de QuereTrans y Ericka López de Between LGBT»». No te pierdas la transmisión en las redes de Facebook y YouTube de QuereTrans. Diseño de Killian Morales y Connor Nicolás. Te invitamos a revisar el itinerario semanal. No te pierdas la transmisión en las redes de Facebook y YouTube de QuereTrans. Diseño de Killian Morales y Connor Nicolás. Te invitamos a revisar el itinerario semanal.»

Aquí se puede ver

Twitter Space de @intersectaorg #reformaelectoral: ¿De qué trata? ¿Cuáles son algunas de sus implicaciones para temas como la igualdad? Hablemos y entendamos, juntes, la #reformaelectoral👉 Con @nuriav, @Rivka_Azatl, @AunaMexico y @samnbk.


Convocatoria

Space

Documento “Medidas para garantizar el derecho al voto de las personas trans en los países de América Latina y el Caribe” de @VotoTransLac


Medidas para garantizar el derecho al voto de las personas trans en los países de América Latina y el Caribe, que contiene medidas importantes para los Estados Parte. Se puede descargar aquí

PRESENTACIÓN DEL LIBRO “ACCIONES AFIRMATIVAS A FAVOR DE LAS PERSONAS DE LA DIVERSIDAD SEXUAL Y PERSONAS AFROMEXICANAS EN EL EJERCICIO DE SUS DERECHOS POLÍTICO ELECTORALES. AVANCES Y GRANDES PENDIENTES”


MES DEL LIBRO Y LA CULTURA DEMOCRÁTICA PUBLICATIO 2022

PRESENTACIÓN DEL LIBRO

ACCIONES AFIRMATIVAS A FAVOR DE LAS PERSONAS DE LA DIVERSIDAD SEXUAL Y PERSONAS AFROMEXICANAS EN EL EJERCICIO DE SUS DERECHOS POLÍTICO ELECTORALES. AVANCES Y GRANDES PENDIENTES

14 DE NOVIEMBRE A LAS 12:00 HORAS

Modera:

Mtra. Indali Pardillo Cadena

Diputada del Congreso de la Ciudad de México

Il Legislatura.

Comentan:

Mtra. Luisa Rebeca Garza López.

Mtra. en Procesos e Instituciones Electorales e Integrante Fundadora de la organización QuereTrans.

Dra. Marina Martha López Santiago

Titular de la Defensoria Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígenas del TEPJF.

Javier Meléndez López Velarde

Subdirector de Seguimiento de Derecho Internacional de los Derechos Humanos de la SCJN.

Sigue la transmisión a través de las Redes Sociales del TECDMX

Aquí puedes descargar el libro:

Presentación del libro

17 Cosas que me pasaron por ser trans.



1. Tener un correo electrónico por 4 años con mi nombre asignado al nacer mientras socialmente ya se me reconocía como Rebeca porque necesitaba mi acta de nacimiento rectificada para que Sistemas los rectificara.

2. Vivir y soportar que por el argumento de la certeza jurídica, Durante los 4 años que duro mi lucha por el reconocimiento de mi identidad de género, en los actos oficiales se me malgeneralizara y se me desgeneralizara (El pretexto eran actas que casi nadie lee).

3. Tener que cumplir las mismas actividades de gestión institucional que el resto de mis colegas con el obstáculo de que cuando las personas se enteraban de mi nombre legal y luego de mi expresión de género, muchas alianzas se echaba para atrás y mi trabajo se complicaba.

4. Que esas diferencias no eran tomadas en cuenta durante mis procesos de evaluación lo que implicaba que me tuviera que esforzar más y no darme cuenta que eso acrecentaba mi ansiedad.

5. Vivir una forma de acoso sexual por teléfono cuando realizaba gestiones institucionales pero cuando me presentaba de forma física o presencial con ciertas alianzas recibía indiferencia o Franco rechaza.

6. Lo anterior implicaba volver a empezar desde cero un trabajo que ya había iniciado sin poder desahogarme con nadie porque era una realidad que solamente yo vivía .

7. Qué cuando lograba encontrar alianzas “bien intencionadas“ recibiera comentarios como: no sabía que eres trans, no pareces trans, entre otros comentarios que al inicio me tomaban por sorpresa y poco a poco fui aprendiendo a responder de una forma más asertiva.

8. Que las violencias que yo vivía en mi entorno laboral se invisibilidaban con la frase: “estás abriendo brecha“. De los procesos de dolor, ansiedad e inquietudes emocionales no había espacio para hablar.

9. Darme cuenta que las personas cisgénero me trataban diferente a mí con respecto del resto de mujeres cisgénero por el solo hecho de ser trans. Hablo de cosas tan cotidianas como el saludo que en mi caso seguía siendo bajo dinámicas masculinas.

10. Qué durante los cuatro años que duró la rectificación de mi acta de nacimiento, se me exigiera que ciertos comprobantes fueran con mi nombre legal si no se me exigían reembolsos como en boletos de autobús, en hospedaje, sin importar que eso me colocaba en riesgo.

11. Recibir comentarios o escuchar comentarios de personas que decía que “yo era una mala imagen”, “Que daba mal prestigio”, o que que el simple hecho de defender mis derechos le llamaran “mi activismo“ con un tono peyorativo y que “buscaba protagonismo“.

12. Que se me dijera que colocar los derechos de las personas trans como parte de la agenda democrática no era parte de la agenda democrática. Esto sucedió por 2006 y también en 2019.

13. Que mis posicionamientos críticos contra prácticas institucionales cisssexistas y transfóbicas fueran señaladas como indisciplina, poca lealtad institucional, poco profesionalismo e incluso hasta llamar la atención.

14. Que durante los cuatro años que tarde en rectificar mi acta de nacimiento, se me asignarán en cuartos de hotel con hombres a pesar que mi expresión de género ya era femenina. Agradezco a mis compañeros que fueron muy respetuosos conmigo pero eso no debió suceder.

15. Que mi proceso de transición saliera a la luz pública sin mi consentimiento. Esto me llevó a tener acercamientos con la prensa que no provoque. Cuando aprendí a llevar esta relación, después se me señalaba como algo incorrecto.

16. Vivir con miedo y modificar mis hábitos de diversión cuando supe de los asesinatos de amigas cercanas como Agnes Torres y Bárbara Lezama, ambas de Tehuacán, Puebla. Además callar esos dolores porque no había con quien compartirlo.

17. Pensar muchas veces ir a una revisión médica porque no sé qué tanto tengo que hablar de mi proceso de transición sin que eso afecte mi trato o mi tratamiento. Particularmente cuando me preguntan sobre mi última menstruación o si no pienso tener hijos por mi edad.

Sobre transfeminismo y las deudas de la perspectiva de género hegemónica hacia los hombres trans*


Si quieres saber más, visita esta “Tertulia Académica” realizada con la Escuela Judicial Electoral sobre los derechos político electorales de las personas trans realizada el 3 de diciembre de 2021 el enlace de la descripción o visita mi blog rebecagarza.net

Ensayo “La ilusión en la justicia de las acciones afirmativas:la incómoda zapatilla de cristal para lashermanastras de las diversidades” de @ErickaEliberte y @Rivka_Azatl


La sala superior del tribunal electoral de la ciudad de México publica el libro llamado “ acciones afirmativas a favor de las personas de la diversidad sexual y personas afro mexicanas en el ejercicio de sus derechos político electorales. Avances y grandes pendientes“ y en donde mi querida amiga y compañera Ericka Lopez y yo escribimos el siguiente artículo .

Su objetivo es el siguiente :

Objetivo: El presente trabajo es un ejercicio de justicia epis- témica con el propósito de analizar un caso de injusticia her- menéutica que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) ejecutó tras la resolución que dio a la incon- formidad interpuesta el pasado 30 de noviembre de 2020 por Ilsa Aguilar Bautista, mujer trans, por no aplicarse el criterio de paridad de género en su designación como suplente en la fórmula 03 del Consejo Distrital 04, en el estado de Queré- taro y en el que alegó malgenerización al ser asignada como suplente de una fórmula propietaria de un hombre, cuando su sexo no corresponde al de un hombr

Redes sociales

En texto

La ilusión en la justicia de las acciones afirmativas:

la incómoda zapatilla de cristal para las hermanastras de las diversidades

Luisa Rebeca Garza

López

Ericka López Sánchez

La exclusión de la que buscamos emanciparnos (las personas trans*) se convierte en nuestra prisión conceptual.

Blas Radi

Objetivo: El presente trabajo es un ejercicio de justicia epistémica con el propósito de analizar un caso de injusticia hermenéutica que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, INE, ejecutó tras la resolución que dio a la inconformidad interpuesta el pasado 30 de noviembre de 2020 por Ilsa Aguilar Bautista, mujer trans, por no aplicarse el criterio de paridad de género en su designación como suplente a la fórmula 03 del Consejo Distrital 04, en el estado de Querétaro y en el que alegó malgenerización al ser asignada como suplente de una fórmula propietaria de un hombre, cuando su sexo no corresponde al de un hombre.

1. Caso: Ilsa Aguilar Bautista y su postulación a integrar un consejo distrital federal

Ilsa Aguilar Bautista es una mujer trans originaria del estado de Querétaro, socióloga con 31 años, defensora de los derechos humanos de las personas trans y de las personas con VIH desde una perspectiva social. Es presidenta de QuereTrans, Colectiva de hombres y mujeres trans y personas no binarias de Querétaro. En el pasado Proceso Electoral Federal 2020-2021 se postuló para integrar un consejo distrital electoral federal de su entidad federativa.

Ilsa Aguilar es la primera mujer trans en el estado de Querétaro en conseguir el reconocimiento a su identidad de género a partir de la rectificación legal de sus datos personales en su acta de nacimiento. Logró el reconocimiento de este derecho negado tanto a nivel nacional como en su entidad federativa mediante una travesía jurídica sustentada en el litigio estratégico. Su experiencia de vida se cimenta en resistencias y luchas cotidianas que han potencializado su capacidad de agencia frente al Estado.

El 09 de noviembre de 2020, Ilsa Aguilar entregó a la Junta Local Ejecutiva, JLE, del INE en el estado de Querétaro una solicitud para ser considerada dentro del procedimiento para integrar las propuestas de aspirantes para ocupar las vacantes de los cargos de Consejeras y Consejeros de los Consejos Distritales para los Procesos Electorales Federales 2020-2021 y 2023-2024.

En ambos procedimientos se establecieron criterios orientadores que deberían motivarse en el acuerdo de designación como son la paridad de género, la pluralidad cultural de la entidad, la participación comunitaria o ciudadana, el prestigio público o profesional, el compromiso democrático y el conocimiento de la materia electoral.

Cabe señalar que al cierre de la etapa de “Recepción de solicitudes e integración y remisión de expedientes” se recibieron 119 expedientes, siendo Ilsa Aguilar la única persona trans.

Entre el 16 y 20 de noviembre, la Presidencia del Consejo Local en Querétaro puso a disposición de las personas consejeras electorales y representaciones de los partidos políticos cada uno de los expedientes para su análisis y observaciones.

Al momento de la aprobación del acuerdo con la integración de propuestas de las consejerías de los cinco consejos distritales federales distribuidos en el estado de Querétaro se habían contabilizado a nivel estatal un total de 11 vacantes.

El 26 de noviembre, el Consejo Local del Instituto Nacional Electoral de Querétaro aprobó el Acuerdo A04/INE/QRO/CL/26-11-2020 por el que se designó o ratificó, según correspondía, a las Consejeras y Consejeros Electorales de los Consejos Distritales correspondientes para los Procesos Electorales Federales (PEF) 2020-2021 y, en su caso, 2023-2024:

Consejeras y Consejeros del 04 Consejo Distrital en el Estado de Querétaro para el PEF 2020-2021, y en su caso, para el PEF 2023-2024

El 30 de noviembre, Ilsa Aguilar Bautista solicitó a la Lic. Ana Lilia Pérez Mendoza, Consejera Presidenta del Consejo Local del INE en Querétaro la tramitación de un recurso de revisión al acuerdo A04/INE/QRO/CL/26-11-2020 y que se le informara sobre el argumento por el cual no se aplicó el criterio de paridad en su designación como suplente de la fórmula 3 del Consejo Distrital 04 ya que consideró un acto de malgenerización el hecho que la hayan asignado como suplente en una fórmula propietaria de un hombre cuando su sexo no corresponde a tal.

También hizo referencia a la medida número 28 del Protocolo para adoptar las medidas tendientes a garantizar a las personas trans el ejercicio del voto en igualdad de condiciones y sin discriminación en todos los tipos de elección y mecanismos de participación ciudadana, en el que se señala que la participación de las personas trans en distintas funciones del proceso electoral tiene que estar mediada por la igualdad de trato y la no discriminación, y además establece las directrices para incentivar la participación de las personas trans, entre ellas la participación en los consejos locales y distritales:

Conforme a la política institucional de igualdad de trato y no discriminación, y en consonancia con las acciones para garantizar el voto de las personas trans, corresponda al INE impulsar de manera más amplia medidas de inclusión que hagan posible la participación de las personas trans en las distintas funciones del proceso electoral.

El 21 de diciembre, el Consejo General del INE resolvió mediante el Acuerdo INE/CD697/2020 el expediente INE-RSG/4U/2020 en donde consideró infundado el “único agravio hecho valer por la actora” por lo que procedió a confirmar el acuerdo controvertido.

2. Disonancia y Rebeldía Hermenéutica como detonantes de interpelación a la autoridad electoral

La trayectoria de vida de Ilsa, como muchas otras que se desarrollan en contextos cissexistas y violentos por la identidad de género, dan pauta a la conformación de marcos de comprensión capaces de nombrar las emociones que les atraviesan cuando una decisión social, política o legal es injusta, lastima y violenta. Ilsa Aguilar vivió la incomodidad de la contradicción de sus condiciones de vida y el resultado que dio el Consejo Local del INE en Querétaro tras el proceso de postulación en el que participó.

La incomodidad que le afectó está relacionada con los marcos interpretativos de los cuales partió el Consejo Local del INE en Querétaro para deliberar sobre su designación como suplente a la fórmula 03 del Consejo Distrital 04, ya que no operaron desde la inteligibilidad de su trayectoria de vida situada como mujer trans con una lucha personal y política por el reconocimiento de su identidad de género, que tiene estudios universitarios y con experiencia electoral tanto como capacitadora-asistente electoral en 2015 y como supervisora de campo de la Verificación Nacional Muestral del Registro Federal de Electores en 2016, ambas dentro del INE.

Cabe destacar que en su escrito de razones ante el INE, sitúa su activismo dentro de la participación social “en la búsqueda del reconocimiento con dignidad de los derechos humanos de las personas trans” y afirma que es “indispensable que se tengan consideraciones sociales de género y de diversidad al discernir la elección de las y los consejeros distritales (…)”.

Derivado de este contexto, Ilsa Aguilar experimentó una disonancia hermenéutica, aquella contradicción que se presenta entre la experiencia vivida y los marcos interpretativos que se imponen (Fricker, 2017), que se presentan como construcciones comunes que hacen sentir o tienen objeto de hacer sentir vergüenza acerca de las propias experiencias, ya que se leen desde los grupos privilegiados como absurdas, falsas y hasta ridículas.

No obstante, dirá Fricker (2017) descubrir que algo legítimamente autorizado es absurdo infunde la valentía crítica, en el caso de Ilsa detonó la rebeldía hermenéutica para elaborar desde una una valentía moral e intelectual su recurso de revisión donde solicita a la Consejera Presidenta del Consejo Local ser reconocida dentro de un contexto particular como mujer con trayectoria de vida trans*.

El escrito de revisión de Ilsa Aguilar evidencia un contexto de disputa relacionado con el reconocimiento de las experiencias e inconformidades surgidas desde una vida trans* a partir de un lugar situado tanto en lo personal como en lo colectivo-histórico que entra en contradicción con las asimetrías históricas y sistemáticas en prejuicio de ciertos grupos, del que no se puede escapar el sistema electoral.

El sistema electoral mexicano se articula a partir de la semántica legal constitucional y de los instrumentos normativos de los derechos humanos internacionales que velan por la disolución de las asimetrías que viven las mujeres y las personas LGBT; sin embargo, cuando opera sus decisiones, tareas y resoluciones lo hace con un fuerte sesgo cissexista.

Ilsa Aguilar articula su inconformidad a partir del absurdo que ella reconoce en el acto jurídico en el que se constituye su designación, a pesar de ser una resolución legítimamente autorizada por el máximo Órgano Público que organiza y vigila administrativamente la parte procedimental de la democracia. Esta designación y sus formas llegan mediante un escrito con firmas y sellos oficiales para investir de autoridad un discurso que se articula desde un lenguaje sofisticado-legal y que se impone como una verdad apegada a derechos humanos y con perspectiva de género.

3. Marginación hermenéutica de la experiencia e inconformidad trans*

Resultado de esta inconformidad hermenéutica, Ilsa Aguilar presentó un recurso de revisión que fue respondido por el Consejo General del INE con el Acuerdo INE/CG697/2020 (expediente INE-RSG/4/2020) aprobado el 21 de diciembre de 2020 y que contiene 29 cuartillas estructuradas de la siguiente manera: antecedentes, razones y fundamentos y resuelve (resolución).

Esta respuesta jurídica se elabora desde un lenguaje técnico- legal que se sostiene a partir de una narrativa jurídica que se ha conformado en el imaginario social como neutral, como si el acto de enunciar un largo listado de tratados y leyes a favor de la igualdad entre hombres y mujeres tuviera el efecto por sí mismo de dotar de una interpretación inmaculada a la resolución del caso.

El acuerdo INE/CG697/2020 se constituye a partir un avasallamiento discursivo conformado por 12 disposiciones legales nacionales, 12 obligaciones del Estado mexicano ante instrumentos internacionales y 8 tesis jurisprudenciales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Todo este corpus legal aglutina las herramientas jurídicas que existen en materia de derechos humanos internacionales y constitucionales para subsanar la desigualdad entre hombres y mujeres así como la protección del principio de paridad constitucional.

La resolución que da el Consejo General del INE, como autoridad electoral administrativa, se estructura desde una comunicación sofisticada ausente de sensibilidad a partir de la que se construye el escrito y constituye una barrera lingüística mediante una brecha comunicativa desde donde se aleja a la persona inconforme con una trayectoria de vida trans* e instaura un cerco semántico donde la comunicación se torna asimétrica impidiendo la escucha, cerrando así toda posibilidad de completar un acto comunicativo. A esto se le reconoce como marginalidad hermenéutica, quien emite el mensaje, en este caso el INE, no le interesa contribuir a una distribución equitativa de los recursos expresivos que robustezcan la rebeldía hermenéutica de Ilsa Aguilar.

Lo anterior se materializa desde la definición de la litis que determina qué se analizará, lo que influirá directamente en la injusticia hermenéutica que Ilsa Aguilar vivirá en la resolución final:

De lo anterior, se advierte que la causa de pedir de la recurrente es se informe el por qué en la designación de la fórmula 03 no se aplicó el criterio de paridad de género, toda vez que la responsable la designó en una fórmula en la que el propietario es un hombre.

Asimismo, la pretensión del recurrente consiste en que este órgano colegiado modifique el acuerdo impugnado y, en consecuencia, se le designe como en una fórmula en la que una mujer sea propietaria. (Instituto Nacional Electoral [INE], 2020, p. 6)

Ilsa Aguilar hizo dos precisiones fundamentales en su recurso de revisión que la autoridad omitió incorporar dentro la construcción de la litis:

La inconformidad que resulta de la disonancia que le representa, como mujer trans que ha luchado por el reconocimiento social y legal de su nombre y sexo como mujer. Esta inconformidad la enuncia como un “acto de mal generización” al referirse al hecho de que se le haya asignado como suplente de una fórmula propietaria encabezada por un hombre cisgénero.

La invocación a la medida número 28 como una medida dirigida a los Consejos Locales y Distritales para incentivar la participación de las personas trans establecida dentro del Protocolo trans.

Es decir, en la construcción de la litis el Consejo General omite situar todos los elementos que plantea la propia inconforme como mujer trans dentro de su lucha personal y política con respecto al reconocimiento de su identidad de género (nombre y sexo), lo que se convierte en injusticia testimonial al momento que no se validan sus experiencias y testimonios vertidos en argumentos escritos, lo que la vuelve ininteligible dentro de la lógica de una resolución aparentemente apegada a derechos humanos.

La resolución del Consejo General del INE constituye simbólica, discursiva y materialmente un documento anclado en una “verdad inobjetable” de lo que considera la “real controversia”. Esta resolución también constituye una memoria histórica que se sitúa desde una matriz epistémica que rige y orienta la vida legal de grupos sociales a partir de quienes sí cumplen con los términos y condiciones de lo “normal”.

4. La injusticia hermenéutica dentro de la resolución del caso de Ilsa Aguilar

El apartado de resolución el Consejo General del INE considera que la solicitud de inconformidad de Ilsa Aguilar es infundada derivado de lo siguiente (INE, 2020, p.28)

Considera que han sido congruentes con las diversas medidas y normatividades aprobadas para hacer cumplir el principio de paridad de género.

Afirma que con el fin de “promover la participación política de las mujeres y su inclusión en la toma de decisiones de la autoridad electoral, se designó en una fórmula presidida por un hombre a una mujer, en el caso, resultó ser la actora del medio de impugnación que nos ocupa.”

Sostiene que “para el cumplimiento de la paridad de género, deben preverse tres fórmulas de mujeres, pero, adicionalmente, las mujeres pueden ser postuladas como suplentes en las fórmulas encabezadas por hombres, ya que la exigencia de que necesariamente una fórmula sea integrada por personas del mismo sexo, debe analizarse con la finalidad de alcanzar la igualdad material en la integración de las autoridades electorales. Es decir, se debe garantizar el posicionamiento paritario de mujeres, llevando en todo momento un mayor posicionamiento de la mujer, lo que permite fórmulas conformadas por un hombre y una mujer.

Concluye realizando tres afirmaciones donde se identifica la constitución de la injusticia hermenéutica a Ilsa Aguilar por parte de la autoridad electoral administrativa:

Que “(…)el acto de la autoridad local lleva a señalar que realizó una interpretación con perspectiva de género, con la finalidad de lograr paridad en la integración de los órganos distritales, lo que hace evidente que siguió el principio de legalidad al respetar lo contenido en la Constitución Federal.(…)”

“(…) En consecuencia, la designación de la C. Ilsa Aguilar Bautista, como consejera electoral suplente, de la fórmula 3, del Consejo Distrital 04 en el estado de Querétaro, fue en respeto a las acciones afirmativas y los principios constitucionales que contemplan la paridad de género.(…)

“(…) Al haber resultado infundado el único agravio hecho valer por la actora, lo procedente es confirmar, en lo que fue materia de impugnación, el acuerdo controvertido.”

El apartado de resolutivos, aparentemente con perspectiva de género, se sostiene de la laguna hermenéutica originada desde la litis donde prevalece la omisióndel hecho de que es una mujer trans y, por lo tanto, omite la importancia de ser reconocida como tal. La importancia de ser nombrada y reconocida adecuadamente se nutre de sus experiencias personales y colectivo-históricas relacionadas con el reconocimiento de la identidad de género en México.

La litis como imperativo definitorio de límites sobre la “realidad de la controversia” hace un recorte a la inconformidad que Ilsa Aguilar establece en su recurso de revisión, en consecuencia la resolución omite atender la invocación de la medida 28 del Protocolo Trans, que la inconforme señala, y que refiere a analizar las medidas para incentivar la participación de las personas trans dentro de los consejos locales y distritales. La fundamentación y motivación acerca de porqué siendo la única mujer trans postulante es precisamente ella a quien se le aplica el criterio de excepción de integrar una fórmula con su mismo sexo están ausentes dentro de la aplicación de los criterios orientadores.

En síntesis, los efectos de la laguna hermenéutica iniciada desde la litis se hacen presentes en los siguientes apartados que integran la resolución: razones y fundamentos y resuelve (resolución), apartados donde no existe espacio que dé respuesta por parte de la autoridad electoral administrativa a su inconformidad de que fue malgenerizada como mujer trans al haber sido la única mujer asignada como suplente de un hombre; tampoco existe mención al concepto de identidad de género y su importancia como derecho, en este caso, cuando Ilsa Aguilar afirma en el recurso de revisión que su “sexo no corresponde al de un hombre” y, finalmente, tampoco se aborda el análisis de las medidas para incentivar la participación de las personas trans dentro de los consejos distritales.

El expediente INE-RSG/4/2020 constituye un acto de injusticia hermenéutica porque se identifican los dos elementos centrales que constituyen su definición: 1. omite dentro del análisis y argumentación su exigencia de ser reconocida como mujer trans que se inconforma al aplicársele una cláusula de excepción como lo es el ser suplente de un hombre; en particular siendo ella la única mujer trans postulante en Querétaro; y 2. resuelve el caso sin atender su trayectoria de vida trans*. El Consejo General del INE cree que la aplicación de la perspectiva de género atiende la experiencia de vida de Ilsa Aguilar, y por lo tanto, cree o aparenta creer entender su inconformidad, situación que no sucede; por el contrario, la resolución genera la ilusión de que su experiencia e inconformidad han sido reconocidas y atendidas.

Se considera que el Consejo General del INE construye una argumentación robusta que sólo da cabida a la objeción vía el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, lo que tiene una consecuencia directa en la judicialización de derechos, mediante una larga lista de información técnica-jurídica con la que se fundamenta la resolución. Este avasallamiento discursivo de normas y resoluciones jurídicas relacionadas acríticamente con los derechos humanos sostiene el espejismo hermenéutico desde donde se asume que se atiende totalmente la experiencia de vida trans* y la inconformidad de Ilsa Aguilar.

El Consejo General del INE responde desde la posición social-política de autoridad administrativa electoral, de tal manera que en aras de la objetividad jurídica y la expertiz desde la cual habla configura una injusticia epistémica, pues la persona inconforme es involuntariamente desventajada en su estatus de agente epistémico. Es decir, su posición social de mujer con una experiencia de vida trans* interfiere en la posición epistémica ante la autoridad electoral que impide que su inconformidad sea inteligible.

El sistema electoral puesto en práctica por sujetos no ajenos a las dinámicas de dominación, parte de matrices epistémicas basadas en la objetividad, en la idea de personas abstraídas de sus cuerpos y experiencias de vida, contempla una idea homogénea y hegemónica del sujeto político (de la ciudadanía) que no alcanza a comprender la diversidad humana y sus trayectorias diversas.

Desde este modo se configura un déficit de inteligibilidad desde la autoridad electoral administrativa acerca de la inconformidad de Ilsa Aguilar. El Consejo General no accede, porque no puede o porque no quiere, a los conceptos necesarios para comprender la inconformidad situada dentro de su trayectoria de vida como mujer trans*; por el contrario, analiza y resuelve el caso a partir de los conceptos hegemónicos de género anclados sólo para aprehender a las trayectorias de vida de determinadas mujeres cisgénero. En consecuencia, desde ahí, da respuesta a la inconformidad estableciendo una asimetría de inteligibilidad para comprenderla desde su dignidad humana como persona. Esto se reconoce como injusticia hermenéutica.

La autoridad electoral recurre a la ignorancia hermenéutica voluntaria para perpetuar la marginación hermenéutica al mismo tiempo que genera la ilusión de que la laguna no existe ni tampoco el acto de injusticia hermenéutica porque se le escinde en el análisis dentro de un contexto de violencia y resistencia como persona trans* mismo que se oculta bajo una aparente lógica de neutralidad jurídica pero que en los hechos es una forma de discriminación indirecta.

Reflexiones finales

A lo largo de los diferentes apartados del expediente, el Consejo General del INE usa acríticamente la teoría de derechos humanos para documentar el hecho que escucha, atiende y resuelve la inconformidad de Ilsa Aguilar pero sin tomar en cuenta su condición ciudadana atravesada por su experiencia de vida como mujer trans*. Es decir, enuncia y recupera la integralidad de normas jurídicas a favor de la igualdad entre hombres y mujeres pero no las articula directamente en ningún momento ni con su inconformidad de ser asignada dentro de una fórmula de consejería encabezada por un hombre ni del porqué no se atendió la recomendación 28 del llamado Protocolo Trans.

El INE opta por una ignorancia hermenéutica voluntaria dado que el marco de análisis ya lo tiene pero, no lo usa o no lo quiere usar, lo que perpetúa la marginación hermenéutica ante Ilsa Aguilar Bautista como consecuencia de la omisión de reconocer la importancia de una inconformidad hermenéutica que es tanto personal como colectiva-histórica, en este caso el reconocimiento de su nombre y sexo a partir de su identidad de género.

La conformación de marcos epistémicos que protegen los derechos humanos de los grupos desaventajados históricamente, en los cuales se fundamentan las resoluciones de la autoridad administrativa o jurisdiccional, tendrán poca eficacia en la atención de inconformidades, demandas y peticiones si parten de marcos de inteligibilidad privilegiados, pues desde esas matrices epistémicas se efectúan de manera categórica recortes a la realidad social y con ello se atienden solo a unos cuerpos con unas determinadas trayectorias de vida históricamente hegemónicas y a los “otros” se les atiende a partir de sesgos que lejos de dar justicia y reparar lastiman la dignidad humana y, en casos graves, revictimizan.

El Consejo General del INE es reiterativo al formular una respuesta sustentada en los derechos de las mujeres a partir de enunciar todos los instrumentos legales internacionales y nacionales, pero su argumentación evidencia una comprensión reducida pues sólo aprehende las experiencias de vida de ciertas poblaciones como determinadas mujeres cisgénero, pasando por alto la inteligibilidad de otras experiencias de vivirse mujer.

La resolución de dicho Consejo se estructura desde un déficit de recursos conceptuales; es decir, desde el déficit de la inteligibilidad de la inconformidad de Ilsa Aguilar. El grado de sofisticación política del discurso y el cúmulo de información tiene el efecto de desactivar la acción de inconformidad de quien interpone el recurso de revisión. Los privilegios desde los cuales se operan construyen zonas de opacidad, de no inteligibilidad y desde está dinámica el cauce de los recursos de inconformidad por personas o grupos desventajados epistémicamente difícilmente procederán.

La injusticia hermenéutica hacia Ilsa Aguilar, como ha sucedido históricamente hacia las personas trans* dentro del sistema electoral mexicano (Garza, 2019), no se resuelve con medidas de nivelación como el Protocolo Trans ni éste es suficiente como medida de reparación ante las violencias sistemáticas y estructurales a estas poblaciones. Al contrario, sin un ejercicio constante de autocrítica que resignifique la autonomía epistémica de poblaciones históricamente en desventaja y sin una revisión constante de estas lagunas y espejismos hermenéuticos difícilmente las injusticias podrán ser reconocidas, previstas o atendidas.

El sesgo epistémico cissexista produce y reproduce injusticias que impiden el reconocimiento de las experiencias e inconformidades de poblaciones históricamente excluidas como las trans* al omitir dentro de sus análisis y argumentaciones las complejidades específicas de condiciones de vida diversas y alejadas de la condición hegemónica de ciudadanía.

Este sesgo dentro del diseño, implementación, seguimiento y evaluación de las acciones afirmativas y medidas de nivelación dentro del sistema electoral mexicano, como sucede con el Protocolo Trans y el procedimiento para integrar consejos distritales, impide el ejercicio de una inclusión de facto no sólo de jure de las poblaciones trans* y participa en la falta de confianza hacia las instituciones y sus procedimientos democráticos.

La condición de ciudadanía validada por los grupos hegemónicos se establece como una medida estándar a la que las personas tienen que ajustarse para ser comprendidas y en consecuencia escuchadas, de tal manera que el sujeto político de las democracias liberales es la justa medida de la zapatilla de Cenicienta, la que será difícil de calzar en el pie de las hermanastras de la diversidad humana.

Referencias bibliográficas

Cossío Díaz, J. R. (2006). La integración de la Litis en juicio ejecutivo mercantil. Revista de Derecho Privado, (13-14), 63-68. Recuperado de http://historico.juridicas.unam.mx/publica/rev/derpriv/cont/13/dtr/dtr3.htm

Enríquez, G. A. y Martínez, Díaz C. (2016). Ciudadanía y cuerpos: reconfigurando la ciudadanía desde la diversidad. Sinéctica, (46), 1-13.

EXPEDIENTE: INE-RSG/4/2020, 21 de diciembre, Resolución del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, respecto del recurso de revisión interpuesto por Ilsa Aguilar bautista, que confirma el acuerdo del consejo local en Querétaro, por el que se designa o ratifica a las consejeras y consejeros electorales de los Consejos Distritales. Instituto Nacional Electoral, 21 de diciembre de 2020, pp. 1-29. Recuperado de https://repositoriodocumental.ine.mx/xmlui/bitstream/handle/123456789/116220/CGex202012-21-rp-14-2.pdf

Fricker, M. (2017). Injusticia epistémica (Ricardo García Pérez, Trad.). Barcelona: Herder.

Garza, R. (2017). Trans*: entre lo personal y lo político. Violencias de género y participación político-electoral de las personas trans* en México 1990-2016 dentro del sistema electoral mexicano. México: INE-SEP.

Pérez. M. y Radi, B. (2018). El concepto de “violencia de género” como espejismo hermenéutico. Igualdad, Autonomía Personal y Derechos Sociales, 8, 69-88.

Protocolo para juzgar con perspectiva de género, haciendo realidad el derecho a la igualdad. Suprema Corte de Justicia de la Nación. 2da edición, noviembre de 2015. Recuperado de https://www.scjn.gob.mx/registro/sites/default/files/page/2020-02/protocolo_perspectiva_genero.pdf

Presentación de “La base de datos: la memoria del avance de los derechos LGBT+ en América Latina y el caribe” y la participación de @Rivka_Azatl de @QuereTrans @georgehaleg de @Promsex, Nicolai Ayden de @HTPanama organizado por @ErickaEliberte de @BetweenLgbt


Convocatoria

Redes sociales

Memoria fotográfica

⚠️ El feminismo trans excluyente mexicano intenta ir contra el derecho humano al libre desarrollo de las infancias trans y no binarias en #Chihuahua ⚠️


Esta propuesta es acorde a la agenda feminista llamada abolicionista y que abordaron en su Encuentro Nacional sobre lo que llaman “Neo patriarcado neoliberal” y que definen con 7 eslabones (si mal no recuerdo).

En dicha agenda incluyeron como peligro de lo que llaman “borrado de mujeres” los avances en el reconocimiento de la identidad de género y su posicionamiento en contra de las infancias trans lo incluyeron dentro del eufemismo “en contra de los estereotipos de género a las niñas y niños. Ahí consideran que reconocer la identidad de género de las infancias trans es “hipersexualización”. Lo cual no sólo es falso sino que atenta contra la autonomía progresiva y el derecho humano al libre desarrollado de la personalidad de las infancias trans y no binarias.

Lo grave es que no solo se están organizando y aliando con partidos con agendas anti LGBT sino con los llamados de “izquierda”.

La transfobia y la LGBTfobia así como el machismo permea dentro del sistema electoral mexicano en muchas personas porqué es un reflejo de la sociedad mexicana donde se asesinan 11 mujeres Cis al día y donde Mexico encabeza estadísticas de violencias hacia Infancias, particularmente las diversas, diversidades sexuales y de género, entre otras.

A todo esto ¿que dicen las 2 personas diputadas del PAN de diversidad sexual que supuestamente llegaron en el Congreso?

Aquí escribí sobre las violencias que trae como consecuencia el discurso feminista trans excluyente: https://rebecagarza.net/2022/01/12/violencias-separatistas-consecuencias-de-los-discursos-trans-excluyentes-por-rivka_azatl/

Rebeca Garza

Más información aquí

Redes sociales