[Cuento infantil] “El mitote de los virus 🦠 sin corona”, autora Lía García, Ilustración Vnder Philia


El potente mensaje hacia la comunidad #trans que dejó la película de ‘La vida moderna de Rocko’ por Hernán Cordero


Por Hernán Cordero / De Página7.cl / Fecha: 18 de agosto de 2019

Hace unos meses, las redes sociales explotaron ante el anuncio hecho por Netflix, que confirmaba que la épica serie de dibujos animados La vida moderna de Rocko volvería a la pantalla, pero en formato de película.

La espera para ver de nuevo al Ualabí terminó el pasado 09 de agosto, fecha en la que se estrenó la cinta Cambio de chip, que traía de vuelta los clásicos personajes de Nickelodeon. De hecho, tuvieron que pasar más de 15 años para ver las nuevas aventuras de Rocko, Heffer y Filburt.

Te advertimos que ahora vienen spoilers, así que si aún no has visto la película, te recomendamos que no sigas leyendo.

La historia de Rocko inicia con el trío de amigos perdidos en el espacio, por lo que tras 20 años flotando en la galaxia, regresan a la Tierra para recuperar sus vidas. Sin embargo, al volver se dan cuenta que todo ha cambiado: desde la tecnología hasta su entorno.

Si bien Heffer y Filburt se adaptan rápidamente, el protagonista cae en la nostalgia y piensa en todo momento que los 90 son mejores. Por lo mismo, toma la decisión de ir en busca de Ralph ‘Cabezagrande’ para que la serie de dibujos animados, Los Cabezagorda, que fue cancelada hace años, vuelva a la televisión.

En medio de toda su búsqueda, Rocko encuentra al hijo de los ‘Cabezagrande’, quien le confirma una importante noticia: se realizó un cambio de sexo y ahora era Rachel. Aquí es donde cobra sentido el nombre de la película, ‘cambio de chip’, no tan sólo por los nuevos tiempos, sino también por cómo se va renovando nuestra vida.

Si bien el trío de amigos recibe con los brazos abiertos a Rachel, quien manifiesta que está feliz con su cambio, Ed, su papá, no la acepta en una primera instancia. No es hasta el final de la película que deja atrás sus dudas, y abraza a su hija, entregando un potente mensaje.

La incorporación de Rachel a La vida moderna de Rocko marca todo un hito en las series de dibujos animados, porque puede ser considerada de los primeros personajes transgénero, y que propone de manera abierta el discurso sobre este tema.

“Cuando empecé a escribir (Cambio de chip), realmente comencé a aferrarme a la idea del cambio, cómo la sociedad cambió, lo que sucedió en los últimos 20 años, el desarrollo de nuestros personajes y cómo reaccionarían ante el cambio”, explicó Joe Murray, el creador de la serie, al portal EW.

En medio de la creación de este capítulo de larga duración, se asesoró con Nick Adams, el director de representación transgénero GLAAD (Alianza Gay y Lésbica contra la difamación), quien quedó fascinado con el resultado.

“Esta película cuenta una historia hermosa e hilarante sobre aceptar el cambio (…) Los personajes más jóvenes aceptan a Rachel de inmediato; reconociendo que todavía es su amiga. Y aunque el padre de Rachel tarda en aceptar el cambio dentro de su propia familia, incluso él se da cuenta de que amar a su hijo debería ser incondicional. Esta historia de inclusión y aceptación es muy necesaria en nuestro clima actual”, explicó el director.

Al final, es la frase de Ed ‘Cabezagrande’ la que resume todo el mensaje que quiso entregar la película: “No podemos vivir en el pasado, podemos estar agradecidos por él. Pero la vida no es para siempre, y si no aprovechamos lo que tenemos, nos perderemos de lo que es importante en realidad”.

¿Qué te pareció a ti La vida moderna de Rocko: cambio de chip?

Anna Madrigal no se basa en una persona real, pero el personaje de ‘Tales of the City’ tiene un lugar especial en la historia LGBTQ + por @leahmarilla


Por Leah Marilla Thomas / De Bustle.com / Junio de 2019

Alison Cohen Rosa/Netflix

El viernes 3 de junio de 2019 ha llegado Tales of the City de Netflix, una continuación de la innovadora miniserie de 1993 basada en las novelas de Armistead Maupin sobre Barbary Lane No. 28, un complejo de apartamentos que reunió a un conjunto especial de personas en la comunidad LGBTQ + de San Francisco. Por supuesto, aquellos familiarizados con el material fuente del programa saben que la casera de Barbary Lane, Anna Madrigal, no se basa en una persona real. Pero en este punto, ella también podría estarlo: la vida del personaje ha sido catalogada a través de nueve libros, tres entregas de la miniserie, un musical y ahora esta secuela de Netflix. Baste decir que tiene un lugar bien documentado en la historia LGBTQ +.

Para quienes conocen Tales of the City por primera vez, Anna es una mujer trans que cultiva marihuana en el patio trasero y abre sus puertas a cualquier persona que necesite un lugar para quedarse. En Barbary Lane, creó una familia encontrada de personajes extraños que buscan un lugar al que puedan sentir que pertenecen. Y como todos los personajes de Tales of the City, fue moldeada de la propia vida y experiencias de Maupin.

“Esos personajes y la forma en que reaccionan ante las cosas son solo yo”, dijo Maupin en la edición de fin de semana de NPR en 2014. “Casi todos en Barbary Lane 28 son, de una forma u otra, extraídos de mi propia alma”. Solo intenté usar mi propia experiencia “.

Nino Munoz / NETFLIX

En una entrevista con The Mercury News, Maupin mencionó qué partes de él componen a Anna en particular. “Ella es el único personaje de la serie Tales con un poco más de conciencia que yo”, explicó. “Creo que ella es lo que aspiro a ser, y eso es ser paciente y amable, alguien que vigila con tristeza la vida y no deja que la afecte”.

En la misma entrevista, Maupin recordó que durante los años 70 en San Francisco, muchas casas como Barbary Lane surgieron cuando la ciudad se convirtió en un refugio para la comunidad LGBTQ +. Ann es el ancla indudable de Tales of the City, pero es la familia encontrada que Barbary ha reunido lo que finalmente impulsa la historia. Maupin incluso nombró sus memorias Familia lógica, definiendo el término “donde te sientes seguro y donde eres amado incondicionalmente”, según The Washington Post.

En el renacimiento de Netflix, la vieja pandilla, y la nueva generación de residentes que desde entonces han encontrado consuelo bajo su techo, se unieron nuevamente alrededor de Anna, esta vez para su 90 cumpleaños. El reinicio tiene mucho humor y ligereza del original, pero también es triste. Cuando la serie de libros de Maupin terminó en 2014, el país estaba unido en torno a la igualdad matrimonial, y parecía que el futuro era brillante para la comunidad LGBTQ +. Solo cuatro años después, y ya estamos retrocediendo, particularmente en lo que respecta a los derechos de las personas trans, lo que solo impacta aún más por qué es tan necesario darle a Anna y su historia una segunda vida en Netflix.

Tales of the City llega a Netflix el 7 de junio.

LEAH MARILLA THOMAS

Leah es una escritora de televisión de día y de Broadway de noche para Bustle. Cubre The Walking Dead, Marvel show en Netflix (RIP), Game of Thrones (RIP), casi todo en Netflix y HBO, así como The Masked Singer, The Handmaid’s Tale y ocasionalmente comedias, películas o musicales. Sus anotaciones también se pueden encontrar en Show-Score y Fansided’s Dork Side Of The Force. Tiene experiencia (y una maestría) en escritura de guiones de la Universidad de Boston y estudió Comunicaciones y Dramaturgia en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Pregúntenle sobre el momento en que escribió y dirigió un musical basado en Lost Season 3. Nacida en Rhode Island, criada en Carolina del Norte y actualmente con sede en Nueva York, es casi tan de la costa este como parece. Como ya se mencionó, se puede encontrar a Leah en el teatro cuando no está engullendo tanta televisión como sea posible. Está tratando de eliminar la frase “placer culposo” de su vocabulario. ¡Me gusta lo que te gusta! Síguela @leahmarilla y valida sus chistes, por favor.

Olvídate de Juego de Tronos, “Orange Is the New Black” es la serie de televisión más importante de la década #OrangeForever 🍊 #OITNB 🍊


Por Judy Berman / De Time / Fecha: 22 de julio de 2019

“La prisión no es tan romántica como en todas las películas de explotación de los años 70,” Nicky Nichols, una reclusa interpretada por Natasha Lyonne, le dice a Alex Vause (Laura Prepon) en la séptima y última temporada emocional de Orange Is the New Black. “Quiero mi dinero de vuelta.”

La broma funciona en múltiples niveles: Nicky y Alex son lesbianas. También son mujeres blancas privilegiadas que no pudieron haber previsto lo que les esperaba cuando ingresaron a Litchfield Penitentiary, la prisión ficticia de seguridad mínima del estado de Nueva York, donde se realizan las primeras cinco temporadas del programa. Pero el estallido es también un comentario-guiño sobre las expectativas que los espectadores han estado proyectando sobre la dramaturgia de Netflix incluso antes de su estreno en julio de 2013. Creada por Jenji Kohan, la inconformista escritora y productora detrás de “Showtime’s Weeds”, y basada en las memorias de Piper Kerman del mismo nombre, “The Orange… “ sonaba, al principio, como una mirada maliciosa de las mujeres en prisión sobre como el público amigablemente ve a través de los ojos de una chica WASP (blanca, anglosajona y protestantes) además de guapa bisexual de un Brooklyn gentrificado (Taylor Schilling).

De hecho, como saben los fans, 105 millones de ellos, según Netflix, que han hecho que sea la serie original más vista y el programa más querido en el servicio de streaming, “The Orange… “siempre fue un proyecto más ambicioso. Kohan concibió a la famosa Piper Chapman de Schilling como un caballo de Troya para contrabandear a docenas de mujeres históricamente ignoradas de Hollywood: mujeres pobres, mujeres negras, mujeres morenas, mujeres trans, mujeres inmigrantes, mujeres ancianas, mujeres con enfermedades mentales y mujeres con vestimenta de dos dígitos de tamaño.

Cuando HBO y Showtime no pudieron abrir sus puertas, se llevó el caballo a Netflix. La sincronización de Kohan fue perfecta: nueva en el desarrollo de la programación original, el servicio le otorgó un gran margen de maniobra. Debido a su visión expansiva en un momento crítico en el auge de la transmisión, esa libertad produjo una serie que suavizó la transición de la edad de oro de la década de 2000 a la vibrante y diversa, aunque fragmentada, época que se conoce como Peak TV. Más que un audaz experimento en un juego de manos de representación, Orange se convirtió en el espectáculo más influyente de la década.

ORANGE IS THE NEW BLACK JoJo Whilden/Netflix

Seis años pueden no parecer mucho tiempo en la historia de la televisión: “Friends” recorrió toda una década y “Los Simpson” están a punto de cumplir 30 años. Pero sería difícil subestimar cuánto ha cambiado la pantalla pequeña desde 2013. Netflix lanzó su primer original de alto perfil, “House of Cards”, en febrero. Hulu y Amazon también estaban metiéndose en el grupo de contenido original, aunque este último era esencialmente de crowdsourcing y ninguno había producido una serie de firmas. (“Transparent” de Amazon llegó en 2014. Hulu careció de un gran éxito hasta que “The Handmaid’s Tale” se estrenó en abril de 2017).

Como tal, la frase “observación compulsiva” apenas comenzaba a ganar dinero cuando apareció la primera temporada de “The Orange…”, las 13 horas, en Netflix. Los espectadores que ahora consumen con regularidad el contenido de una serie determinada de una temporada determinada dentro de las 24 horas todavía no estaban seguros de poder acostumbrarse a esta nueva forma de sofá-maratón. El espectáculo de Kohan jugó un papel importante en la conversión de los escépticos. Recuerdo haber maratonado la temporada en un fin de semana, estimulada por mi impaciencia por conocer a todas en el tremendo reparto de personajes de “The Orange…”. Para bien o para mal, el atracón es ahora tan común que un término para ver un episodio de TV a la vez sería más útil.

A pesar del consenso de que estábamos viviendo un renacimiento en pantalla pequeña, los lanzamientos aún eran deprimentes y homogéneos en 2013. Las presentaciones de Shonda Rhimes fueron las excepciones que demostraron la regla: cuando debutó el año anterior, “Scandal” se convirtió en el primer drama de la red con una mujer negra liderada desde los años setenta. Con una lista corta de drama sobresaliente compuesta por “Mad Men”, “Game of Thrones”, “Downton Abbey”, “Homeland”, “House of Cards” y la ganadora “Breaking Bad”; los Premios Emmy 2013 fueron atestados de nominados que protagonistas blancos, la mayoría de ellos hetero y acaudalados.

“The Orange ….” rompió ese molde en casi todas las formas posibles. Cuando se trató de representación, este no fue simplemente la primera serie de prestigio desde que “The Wire” se desarrolló alrededor de personas pobres y no blancas, o el raro programa destinado a una audiencia general que presentaba más que un testimonio queer ordinario. También dotó a cada uno de estos personajes con una especificidad que desafía el estereotipo. En 2014, cuando esta revista declaró que Estados Unidos había alcanzado un “punto de inflexión transgénero”, el avance de Laverne Cox como la reclusa Sophia Burset la convirtió en la cara de ese momento. Por una vez, las mujeres a quienes habitualmente ignoraba la sociedad estaban siendo representadas en la cultura pop como personas con virtudes y defectos, en lugar de como una masa monolítica de degeneradas o zorras.

Laverne Cox en la portada de TIME, 2014 Fotografía de Peter Hapak para TIME

La mezcla de humor en la cárcel y la alta tragedia interrumpieron las categorías de género en la medida en que los Emmy lo pasaron de la comedia al drama entre las estaciones 1 y 2. Y a lo largo de los años, su descripción inquebrantable del sistema de justicia estadounidense ha reflejado y catalizado la intensificación de los debates en torno al encarcelamiento masivo, las cárceles privadas, el racismo sistémico, la desigualdad económica y la violencia policial contra las personas de color. Algunas de estas líneas de historia han sido controvertidas: Kohan recibió un fuertes críticas por haber matado a un guardia. La muerte de Samira Wiley, Poussey Washington, les complació al final de la temporada 4. Tal vez el punto era que incluso la reclusa más amable de Litchfield podría ser víctima de la brutalidad policial, pero muchos fans vimos otro cuerpo negro sacrificado al servicio de una trama torcida. Aún así, las conversaciones que han surgido de los errores percibidos de “The Orange…” se han sentido tan vitales como las de sus éxitos.

Si el programa ya no genera tanta atención como la que disfrutó en sus primeras dos o tres temporadas, es probable que la televisión haya absorbido rápidamente sus innovaciones. Los últimos cinco años han sido definidos tanto por un aumento en la programación apuntalada con buenos guiones, uno impulsado por la fábrica de contenido de Netflix que Orange ayudó a construir, y un auge relacionado en programas que representan a comunidades marginadas. Ahora, una serie tan diferente como la virtuosa “Atlanta” de Donald Glover y la exitosa comedia “Fresh Off the Boat”, que comienza su sexta temporada, son protagonizadas por personajes negros. “GLOW”, un drama más ligero sobre mujeres luchadoras de la productora ejecutiva Kohan, presenta a otro gran y diverso reparto de mujeres. Antes del problema #MeToo de Jeffrey Tambor, “Transparent” siguió el ejemplo de Kohan de honrar cada letra de LGBTQ en donde la historia gira casi en su totalidad alrededor de personas de color queer y trans de bajos ingresos. El actor no binario Asia Kate Dillon tuvo un papel en “The Orange… “ antes de hacer historia como un personaje no binario en “Billions”.

“The Orange…” ha servido como una verdadera cantera llena de mujeres talentosas de todas las identidades. Wiley ahora protagoniza la serie “The Handmaid’s Tale”. Uzo Aduba, quien ganó dos premios Emmy por su interpretación profundamente humana de la reclusa mental Suzanne Warren, interpretará a Shirley Chisholm en un drama de FX sobre la Enmienda de Igualdad de Derechos. Dascha Polanco, Daya Díaz de Orange, brilló en el proyecto de DuVernay “When They See Usy” y aparecerá en una adaptación cinematográfica de “In the Heights” de Lin-Manuel Miranda. La poderosa actuación de Danielle Brooks como la mejor amiga de Poussey, Taystee Jefferson, la llevó a competir por una nominación al Tony en “The Color Purple”. Después de que “The Orange…” reavivó la carrera de Lyonne, ella co-creó y protagonizó su propio drama idiosincrásico de Netflix, “Russian Doll” que es uno de las mejores series nuevas del año.

Mientras la temporada final decepcionante de “Juego de tronos” generó más fanfarria, también se sintió como un réquiem para una clase de series épicas, costosas y creadas para dominar la conversación cultural, que la era del streaming más peculiar, más fragmentada y politizada no puede sostener. Desde “Westworld” de HBO hasta “Shannara Chronicles”, de corta duración, de MTV, ningún intento de producir los próximos “Tronos” ha atraído a tantos espectadores; su sucesor más probable, la precuela de “El Señor de los Anillos” de Amazon, no se estrenará hasta 2021. Según las propias métricas de Netflix, incluso “Stranger Things” no ha generado tanto interés como “The Orange…”, y nunca hubo nada especialmente revolucionario en el programa anterior de todas formas. Uno de mis dramas favoritos de la década de 2010, “Mad Men”, representó la realización más completa de la edad de oro de la década anterior, la de los hombres blancos y antihéroes más que un nuevo paradigma para la televisión. Otro, “Twin Peaks: The Return”, es simplemente demasiado singular para replicar.

“The Orange…” es la serie más importante de la década, en parte porque viste su importancia tan a la ligera. Aunque el momento en que se sintió verdaderamente audaz ha pasado, aún siguen experimentando. Dedicada por completo a un levantamiento de presas que duró tres días, la temporada 5 fue tan emocionante como agotadora. Más series pasadas de primer nivel debieron lanzarse al vacío con tal salvaje renunciación.

Taryn Manning, izquierda, y Uzo Aduba en ‘Orange Is the New Black’ JoJo Whilden / Netflix

****SPOILER****

En su temporada final algo accidentada pero en su mayoría satisfactoria, el 26 de julio en Netflix, “The Orange…” continua su atención a la inmigración en otra línea narrativa sin precedentes, si acaso algo apresurada. Se le dedica demasiado tiempo a la relación de Piper con Alex, quien ahora es su esposa, y hay una transición difícil a la vida de la ciudad neoyorquino-bohemia de Nueva York. Sin embargo, en otros lugares, los personajes queridos tienen finales que se sienten bien incluso cuando son aplastantes, que no reflejan tanto la justicia como el cálculo áspero de privilegios, experiencia, unidad, suerte y apoyo social que rigen los resultados para las personas encarceladas.

Pero mi trama favorita imagina cómo podría verse la prisión bajo un liderazgo progresista, con clases de justicia restaurativa y un fin al aislamiento. Si bien estas reformas no pueden poner fin al problema del encarcelamiento en masa, son un paso en la dirección de ofrecer a las personas la dignidad humana que el programa insiste en que se merecen. Como la misma “The Orange …” el nuevo Litchfield Max no es perfecto, pero sus innovaciones representan una amenaza radical para el status quo.

Contáctanos en editors@time.com.

Talisa García, la desconocida actriz #trans chilena que triunfa en Inglaterra


Fuente: Biochile

Por Camilo Suazo.

Se ha editado la nota donde se le malgeneriza o desgeneriza. Se mantiene el abordaje al “pasacentrismo” para futuras reflexiones. Rebeca Garza

Es actriz, tiene 45 años y forma parte del elenco de la nueva serie Baptiste, un drama británico de la BBC que debutó este domingo 17 de febrero.

Nos referimos a Talisa García, quién es chilena de nacimiento pero que ha pasado casi toda su vida en Gran Bretaña, en donde ha desarrollado una prolífica carrera.

Se trata de una actriz trans qué tal y como recoge el periódico británico The Sun, nació en plena dictadura militar que encabezó Augusto Pinochet en nuestro país.

Durante aquellos convulsionados días fue separada de sus padres y nunca más volvió a saber de ellos. Siendo aún bebé, fue encontrada en las calles, y terminó siendo adoptada por una profesora universitaria y su esposo ingeniero.

Posteriormente, en 1977, la familia se trasladó a Swansea, la segunda ciudad más grande de Gales. Durante su niñez acostumbraba a usar brillo de labios y en la escuela hacía ballet con su expresión de género masculina.

“Pero nadie me molestaba. Todos los chicos rudos eran amigos míos”, sostuvo. “Cuando tenía 6 o 7 años, jugaba con muñecas. No quería cortar mi cabello, y no entendía por qué las niñas podían usar vestidos y yo tenía que usar pantalones”, añadió.

Sin embargo, García admite que los problemas comenzaron a los 13 años, cuando se mudó con sus padres a Londres.

“Me deprimí e intenté quitarme la vida. Tomé pastillas para dormir y me corté las muñecas. Quería tener vagina”, precisó. 

Al despertar en el hospital, los médicos le preguntaron por las razones que lo habían llevado a hacer eso. “No soy feliz, porque quiero ser una mujer y no puedo”, respondió.

“Los doctores le dijeron a mis padres: ‘pase lo que pase, este niño terminará suicidándose si es que ustedes no hacen algo’. No podía vivir como hombre. En el hospital quería saltar por la ventana. No tenía miedo de morir”, aseveró.

Fue ingresada en un recinto psiquiátrico, y luego de un tiempo, un doctor le diagnosticó como transexual, regalándole además un libro sobre la actriz transgénero Caroline Cossey, quien participó en la película de James Bond, For Your Eyes Only (1981).

“Leyendo sobre esta chica Bond que solía ser un hombre, vi una luz al final del túnel”, comentó. “Si ella pudo, yo también podré”, recordó.

En 1991, y con el apoyo de sus padres, se sometió a una operación para cambiarse de sexo, la cual describió como “peligrosa y brutal”.

Tomó su nuevo nombre tras inspirarse en la modelo y actriz de Puerto Rico Talisa Soto, quien también fue una chica Bond, en la película Licence to Kill (1989).

Talisa estudió en el Sylvia Young Theatre School de Londres, y comenzó teniendo apariciones como extra en la serie de drama infantil Grange Hill.

Desde entonces ha participado en producciones como The Green Bag Factor, Testigo Mudo y Doctors, entre otras.

No obstante, su trabajo más importante es en Baptiste, un drama policial que es dirigido por Harry y Jack Williams y en la que interpreta a Kim Vogel.

“En las audiciones para los roles que tuve en el pasado, siempre me dijeron que no era lo suficientemente transgénero. Pero en Baptiste no debes saber que ella lo es. No es la persona transexual obvia”, destacó.

Con más de 21 mil seguidores en Instagram, Talisa es una usuaria activa de las redes sociales, en las que constantemente comparte imágenes de sus actividades.

¡El resumen de 2013 de mi blog!


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 24.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 9 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Banksy!! ¿Arte o Van dalismo? Simplemente crítico, divertido y genial


Pues que sí existió Jebús…


Pues en mi ignorancia siempre pensé que "Jebus" era una bufonada para referirse a Jesús, en franca crítica a las religiones judeocristianas, pero leyendo un artículo sobre "Las Ciudades Más Antiguas del Mundo" en la revista Muy Interesante de este mes, me encontré con este fragmento:
Jerusalem, Israel
La ciudad en el ombligo del mundo 

(…) Las referencias más antiguas aparecen en textos de escritura cuneiforme y en las cartas de Anarma. En un principio sus fundadores, los jebuseos, bautizaron a la ciudad como Sardem (Shardem) y los hebreros la llamaron Ierushalaim, es decir, la ciudad de la paz (…)
Pues si, según San Google, los jebuseos fueron (aunque creo que las fuentes no son nada claras ni fidedignas) :

1. Preisraleitas que habitaron la región de Jerusalem, osea, que eran los meros fundadores de tal forma que Jersusalem era conocida antes como Jebus (Wikipedia).

2. Eran descendientes de Canaan que después fueron conquistados por David (Diccionario Bíblico).

3. La máxima deidad de los jebuseos era Sedek (Wikipedia Dixit).

4. Y aquí la cosa se pone pantanosa porque casi no hay mucha información estructurada sobre el Dios Sedek.
 
5. Según esto, otros nombres de Sedekh (ahora con "h") eran Sudekh o Sutekh.

File:Set.svg

6. Finalmente, esto nos lleva a la Antigua Mitología Egipcia justo frente al Dios Set (que entre otros nombres tenía el de Sutekh, Setan o Seteh), que es considerado entre otras monerías como el representante del mal, se le demonizó por ser el responsable de la muerte de Osiris. "Es la personificación de las fuerzas hostiles y en el símbolo de la rebelión contra los hombres y contra los dioses."

Interesante, ¿verdad?

Rebeca Garza



¿Perdido entre tantos correos? Enciende tu hotness con Hotmail

México Mágico II


Para iniciar la semana con ese ingenio picaresco propio de las tierras mexicas. Algunas fotografías son verdaderamente hilarantes. Disfrútenlas.

Rebe.

Vota por este video


https://i0.wp.com/www.merca20.com/wp-content/uploads/2009/06/lg-musica-impreso.jpg

Hola:

Mi amigo Cristi
an de Puebla esta participando en un concurso de LG con un video y el ganador se decide por el número de votos. La dirección es la siguiente:

http://www.lg.com.mx/music/
(pulsa sobre el enlace)

El registro te tomará menos de un minuto  para validar el voto.

 ¿Cómo me registro? Es muy fácil!!



1.- En la página de LG,  hay que darle "click" en " Registrate", eso nos llevará a un enlace donde nos aparece una fotografia donde dice :"Aun no tengo mi LG Dolby Phone pero quiero votar".
2.- Llena los campos que solicita el registro (no es necesario que incluyas tu teléfono ni tu nombre real) y dar "click" en "Aceptar".
3.- Una vez terminado el registro, la página solicitará que se ingrese de nuevo, pero ya como registrado, asi que escribiremos el nombre de usuario  que elegimos  y el password en las casillas correspondientes y damos "Click" en "Entrar"
4.- Nos vamos al menú de "Videos"  y nos llegará a nuestro correo un e-mail de confirmación de ingreso.

5.- En "Videos" buscamos cualquiera de los dos videos y votamos por el que mas nos guste.

Los videos que te estamos pidiendo que apoyes son:

a) "No importa que no escuche", que se centra en una historia con sordos
b) " El gran salto" que contiene la historia de una chica que se lanza con un paracaídas

El mensaje que contienen ambos videos es que no hay limitaciones para la mente, para disfrutar de la música, de la vida.

Espero les gusten y voten por ellos!!!

Saludos

Rebe


Conoce el reto de esta semana y y gana con Perfil de Windows Live