Mi último día con el Windows Live Messenger (WLM).


Hoy es el último día que uso el Windows Live Messenger.

Ya había leído la noticia de la compra de Skype por parte de Microsoft en 2011. Ya había leído las noticias de la inminente fusión de ambos servicios. Incluso, había leído de sus ventajas.

Hoy he visto el mensaje donde me solicitan que instale el programa de Skype porque dejará de funcionar el WLM.

Mientras se descarga e instala el nuevo programa y antes de desinstalar el WLM me acuerdo que fue en 1995, aproximadamente, cuando saqué mi primera cuenta de hotmail messenger (así se llamaba). Iniciaba mis estudios de licenciatura en la UANL y, como parte del programa de estudios, pasaba mucho tiempo en el, entonces llamado, “Club de Informática”. Justo recuerdo que era un momento como de transición entre los sistemas de interfaz gráfica y los sistemas “viejitos”. Alguna vez me tocó ingresar mediante IP para leer mis correos que tenía en la cuenta de la facultad, recuerdo chatear mediante MIRC, y cómo participé en los llamados “Foros de discusión”. Eran pantallas de fondo negro y las letras nadamás, estilo película “Matrix”. No existía el ratón. Y no hablemos de  escuchar música en línea o ver videos, era un sueño guajiro.

El navegador que todo mundo usaba era el “Netscape” y poder visitar páginas con fotografías era un lujo. El internet era lentísimo, de ahí el logotipo de la taza de “café” y creo que de ahí surgió el concepto de “cibercafé”. Era clásico el ronroneo del módem al hacer conexión. El 90% de las páginas, sino más, eran en inglés. Los contenidos en castellano no abundaban como ahora. Google aún no nacía. Yahoo era el navegador que me tocó conocer en primera instancia. Luego lo abandonaría por Altavista, y finalmente me quedaría casada con Google. Recuerdo que todos los trabajos los imprimíamos en impresora de matriz de puntos (un aparato escandaloso pero barato). Poder imprimir en impresoras láser era un verdadero lujo. Y quien lo hacía a colores, lo veíamos como perteneciente a una élite.

Y, en un momento dado, no recuerdo por qué ni cómo, obtuve mi cuenta. Recuerdo lo verdaderamente extraordinario que me parecía platicar en texto con otra persona que se encontraba lejos y ni siquiera hablo de miles de kilómetros. Me parecía fascinante poder platicar con mis amistades que se encontraban del otro lado de la ciudad. Posteriormente extendería mi círculo de contactos virtuales a otros estados, a otros países, incluso del otro lado del mundo.

Charlé horas con mis amistades, me secreteaba por ahí con mis compañeras de trabajo, me mantuvo en contacto con mi familia cuando me mudé al sur de México, charlé largas horas sobre literatura, música o dramas personales con mis amistades, sirvió de puente para compartir música, libros, fotos (discos completos pasaron por sus ventanas), algunas fiestas se organizaron por ahí, nunca faltó la noche de copas virtual con la amiga lejana y ayudó a mantener viva la comunicación con mi ahora esposo cuando apenas nos conocíamos.

Y con el paso de los años, se volvió en parte importante de la vida cibernética. Lo primero que hacía al comprar una computadora era instalar el mensajero. A veces era más fácil dar el correo electrónico que el número telefónico cuando conocías a una persona con la se deseaba seguir en contacto (ahora se da el nick de facebook). Y, con sus innovaciones, presagiaría la moda de publicar estados de ánimo que explotaría muy bien la Red Social.

—————————————————————————————————————————————————-
Ya se instaló el programa y he comprobado sus beneficios. Acabo de charlar con una amiga de París quien casi no usaba el WLM y ahora no solo pudimos charlar por la PC sino por el celular. Quizás la nostalgia nos haga resistirnos al cambio pero así como se dieron los cambios que narré arriba, seguramente este también irá modificando la forma en que nos relacionamos las personas.

No hay años malos…..


Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos. Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son.

 

Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos.

 

Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje. Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad.

 

Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo. “Ser feliz es una decisión”, no nos olvidemos de eso.

 

Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía que hacer yo para poder construir un buen año 2011/2012 porque todos estamos en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas: -a aprender a amar -a dejar huella -a ser felices

 

En esas tres cosas debiéramos trabajar todos los días, el tema es cómo y creo que hay tres factores que ayudan en estos puntos:

 

1) Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento. El trabajo sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien en nuestra salud mental. En Chile el significado del cansancio es visto como algo negativo de lo cual debemos deshacernos y no cómo el privilegio de estar cansados porque eso significa que estamos entregando lo mejor de nosotros. A esta tierra vinimos a cansarnos, para dormir tenemos siglos después.

 

2) Valorar la libertad como una forma de vencerme a mi misma y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero. Quizás el 2011/2012 deberíamos ejercer nuestra libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente agotados y así poder amar más y mejor.

 

3) El tercer y último punto a cultivar durante el 2012 es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores. Este a mi juicio es el gran elemento a educar no sólo el 2012 sino que durante todo el siglo XXI. Es dentro de todo este trabajo donde nos debiéramos concentrar en:

 

a.. Sentarnos en la mesa en familia, mínimo una vez a la semana, ojala todos los días.

 

b.. Apagar las pantallas mientras estamos comiendo, no contestar teléfonos, sentir que los únicos ruidos que se escuchan sean los de nuestras voces.

 

c.. Hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los choferes de las micros, sonreír por lo menos una o varias veces al día. Querernos.

 

d.. Crear dentro de nuestras casas, hogares. Y para eso tiene que haber olor a comida, cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida. Nuestras casas, independientes de los recursos, se están volviendo demasiado perfectas que parece que nadie puede vivir adentro.

 

e.. Tengamos contacto con la naturaleza, juguemos, riamos y démonos el tiempo de compartir,

 

f.. Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello. La trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la inteligencia del nuevo siglo: la inteligencia espiritual.

 

g.. Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a la conversación, a los juegos “antiguos”, a los encuentros familiares, a los encuentros con amigos, dentro de casa. Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias. Si logramos trabajar en estos puntos y yo me comprometo a intentarlo habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos sino que con la ACTITUD con la cual enfrentemos lo que nos toca y la capacidad de transformarlo. Este 2012 vendrá con lo que tenga que venir, todo será necesario y maravilloso, lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo, acojámoslo con amor y con gratitud y con el alma abierta a todo lo que tendremos que aprender de él.

****************************************************************************************

Desconozco el nombre de la persona que escribió lo anterior pero desde aquí mi reconocimiento. Me sumo a esta propuesta. Les deseo un inicio de 2012 lleno de esperanza, fe y tesón. Tenemos un país que reconstruir. Abrazos. Rebe.

 

Sexo, Genero y Democracia (final)


Para descargar, da click abajo:

Sexo, genero y democracia por Rebeca Garza.pdf

Sexo, genero y democracia por Rebeca Garza.pptx

Mi Niña Interior


http://prensanecochea.files.wordpress.com/2008/08/stickkids.jpg

Para Rebequita


La vida siempre tendrá algo divertido que ofrecer, algo hermoso que sentir ante los ojos de la infancia. Y no es porque los niños y las niñas pequen de ilusos o exagerada inocencia sino porque ellos todavía carecen del filtro que las presiones de la sociedad nos coloca como la preocupación por poseer dinero, éxito simbólico o material, status social o incluso una persona (su amor o su falta de amor).


Ver con los ojos de la infancia es aceptar lo que la Vida ofrece sin juzgarla ni menospreciarla. Es vivir y divertirse con lo que se tiene y no lamentarse por lo que no se tiene. Saber que la Vida ya se tiene ganada si se cuenta con la energía y la salud para correr y jugar. Qué importa si hace calor, neva o llueve. Los ojos de la infancia alimentan una incontenible imaginación que te permite jugar que vuelas aunque estes en cama, que te permite recorrer el mundo aunque afuera llueva, que te permite tener amigos aunque te encuentres físicamente solo.

Una sonrisa vuelve al desconocido un amigo y digno compañero de juegos. No interesa cómo luzca, su sexo o su clase social. Una pelea termina cuando te vuelven a saludar como si nada y un abrazo es la más valiosa muestra de cariño. Y cada nuevo día es una hoja en blanco en donde no se arrastran los rencores del pasado ni se teme al vértigo que produce pensar en el futuro.


¿Cúando cegué a mi niña interior? Yo no lo recuerdo pero sé que debo abrazarla, reencontrarla y permitir que siga viendo con sus ojos de infancia …


FELICIDADES!


Rebeca Garza

********************************************************************************************************************

Hola, les comparto este mensajito, y solo para recordar que jamas hay que olvidar ese niño que llevamos dentro y por nuestras agitadas vidas de adulto solemos olvidar y dejamos de apapachar y consentir…

Saludos y Felicidades mis niños y mis niñas que quiero y aprecio..


Besos y abrazos


Bonito fin de semana…

Claus 

********************************************************************************************************************

El niño interior es esa parte tuya, creativa y amante de la aventura, curiosa, perceptiva, y sin embargo humilde y plena de admiración y gratitud. 
El niño interior confía en que tanto la vida como el universo le prodiguen lo que él les pida. Y no se limita a permanecer sentado, sin hacer nada, ya que se halla muy ocupado viviendo la vida y haciendo lo que le proporciona alegría. 

El niño interior posee una gran sabiduría. 
El sabe lo que verdaderamente produce deleite. 
No piensa en términos de límites y no juzga a nadie por sus diferencias. 
El ayer no le provoca arrepentimientos, ni tampoco se preocupa de un mañana que aún no ha llegado.
 El gran poder del amor en su interior, capaz de resolver y disipar todo aparente  problema, es su aliado y amigo. 
Y es eso lo que tú realmente eres en cuando retiras las caretas de temor y las limitaciones. Deja emerger ese amor que yace en tu interior y sé de nuevo ese niño. 
Puede tener una nueva aventura de descubrimiento y volver a jugar con la vida,
¿No te parece divertido?

 

"No dejamos de jugar porque envejecemos, sino que envejecemos porque dejamos de jugar"

 



En Messenger están mis contactos con los que sí tengo contacto

Me he peleado con mis padres


https://i0.wp.com/aiyana.blogia.com/upload/20070119121936-mafalda.gif

A Verito.


Todos en algún momento hemos sentido "odio" por
nuestros padres, especialmente cuando buscamos nuestra identidad
(como  en la adolescencia) y empezamos a chocar contra sus
ideas.

A ellos nadie les enseñó a ser padres, que los hijos no son de su
propiedad ni que pueden ser completamente diferentes de ellos (y que
esto es algo natural). Los hijos no vienen con un instructivo que digan
cómo deben ser criados y generalmente lo que terminan haciendo es
repetir los patrones que vieron y vivieron de otros núcleos familiares
como el de sus propias familias y otros cercanos, que generalmente
tampoco fueron ejemplos de relaciones sanas y cordiales.

Por otra parte, hay que reconocer que mucha veces, nosotros,
los y las hijas somos muy duros y exigentes contra los defectos y
errores de nuestros padres quizás porque seguimos idealizandolos
inconscientemente como para comprender que también son seres humanos
que vienen con su carga de estereotipos, traumas, miedos, prejuicios,
como cualquier vecino o el pariente lejano que nos hace "feo", y que
ellos tampoco son inmunes a los errores y/o quedarse rezagados en este
proceso de aprendizaje/evolución que vivimos todos a lo largo de la
vida.

De igual, todos los seres humanos tendemos al cambio, nada es inmutable, y cuando esto sucede aunque no lo deseemos las personas que nos rodean
también inician el suyo propio, no son solo espectadores ya que tienen
sentimientos hacia nosotros (positivos o negativos), interactuamos
mutuamente, ya venimos con una serie de experiencias compartidas de
construcción, de destrucción o de indiferencia y como cualquier cambio
del
status quo
al inicio hay una comprensible y esperada reacción de negación
al cambio (es parte de nuestra naturaleza humana) y así como nosotras,
ellos también tienen que vivir su propio proceso de adaptación a ese
cambio, unos reaccionarán bien, otros mal, y esa es su propia
responsabilidad pero la nuestra y solo la nuestra es cómo reaccionamos
ante la reacción de ellos.

Los responsables del dolor físico que nos pueda causar una persona,
con un golpe, por ejemplo, es esa persona que nos golpea y de ahí las
consecuencias que se deriven como exigirle la reparación del daño y
señalarle su culpa. Pero la responsabilidad de cómo se maneja la
emoción que surge de ese maltrato (físico, emocional, psicologico,
etc), es una cuestión meramente individual. Nosotros decidimos qué
tanto nos lastiman, nos dañan y nos afectarán emocionalmente las otras
personas cuando nos hacemos conscientes que nosotros dominamos nuestras
emociones y no ellas a nosotros.

No estoy diciendo que no se llore, que no se grite, o que no se golpee la
pared hasta el cansancio. Al contrario, si siente la
necesidad de hacerlo hazlo, es un proceso catártico, pero no debemos hacerlo contra otro ser humano (cosa que tendemos hacer a veces). Expulsar toda
esa energía negativa nos permitirá estar relajados para: el proceso del perdón.

Todos cometemos errores puesto que no somos perfectos más somos
perfectibles. Y el punto no es
cometerlos sino sacar el aprendizaje de ellos, superarlos y
posteriormente perdonarnos y perdonar. El ejercicio del perdón es un proceso catártico muy complejo de llevar pero
muy liberador a largo plazo. Es sanador, purifica, y además te vuelve
inmune contra los agravios.

A grandes rasgos, consiste
en que durante uno de los ejercicios de meditación que se acostumbre a realizar te
imagines a tu padre, madre (o bien, la persona que sientes te ha lastimado emocionalmente) en algún momento de tu vida, el que sea, donde la
hayan pasado bien, donde te haya hecho reír, algo que hayas disfrutado.

No existen las personas 100% malas ni buenas, todos somos una escala de
grises, por lo que algo debe haber en el pasado, incluso un regalo que
te haya realizado, una reunión donde haya habido armonía, un momento
especial para la familia que los haya unido aunque sea de forma
momentánea.

Cuando encuentres ese recuerdo, mentalizado, re-vívelo,
siéntelo despegándote por completo del presente. Vuelve a estar ahi. En
el momento que vuelvas a sonreír por esa anécdota, a revivir ese
sentimiento, abrazalo y perdónate y perdónalo mentalmente.

No es fácil,
pero puede ser el inicio de ese proceso largo de perdonar que nos
libera del pasado y nos impide concentrarnos en el presente y ver con
claridad el horizonte del futuro.


Variación No. 9 NIMROD
De "Variaciones Enigma" Op. 36
de Edward Elgar  (1857 – 1934)

¿Amor eterno?


         
“¿Tu crees en el ‘amor eterno’?”

         
“No, la verdad no.”

         
“¿Por qué no?”, sorprendido.

         
“¿Por qué condenar un sentimiento al vértigo de
la eternidad? ¿No crees que es demasiado? Ni siquiera nosotros somos eternos.
Soy de las que dicen: ‘Te voy a amar por
HOY’
”.

         
Pensativo: “Entonces, eres de las que dicen que
hoy te amo y mañana quien sabe’ “.

         
“¡No!, no me confundas. Me gusta aplicar la
misma filosofía de los Alcohólicos Anónimos en el amor, el ponerme la meta del HOY, es decir, “te amo por HOY” y mañana que será otro HOY, también te seguiré amando por ese día, bajo la premisa que no
estoy pensando en el mañana, en el después, en las prórrogas, porque no tenemos
el mañana ni el futuro asegurado. Y cuando menos lo sientes, ya pasó un año, ya
pasaron dos años y medio, y quizás si el compromiso de estar juntos ha sido
mutuo y el esfuerzo por así lograrlo ha sido en la misma intensidad, quizás,
podemos hablar de diez, veinte, treinta o más años juntos. Entonces, ese
“pequeño” compromiso diario se habrá convertido en un compromiso de toda una
vida.

         
“¿Compromiso mutuo? ¿a qué te refieres?”,
ligeramente confuso.

         
“A que tu puedes amar con la mayor intensidad,
con la mayor fuerza que tu corazón te lo permita, a que puedes ser capaz de
hacer los más grandes sacrificios, a que puedes indudablemente sentir que esa
persona es la que tu deseas contigo pero si esa persona no siente lo mismo, si
no comparte ese mismo sentimiento, sino posee ese deseo y compromiso por
esforzarse al igual que tu, nada de lo que tu hagas podrá tener un verdadero
eco, y creo que aquí es donde más hemos sufrido todos alguna vez en la vida,
ese sentimiento de impotencia, de frustración, quizás hasta de decepción y
coraje, porque nos cuesta creer que la otra persona no luche y se esfuerce como
tu mismo te sientes capaz”.

         
“Sí, fíjate que eso me ha pasado, que al
principio la relación es hermosa y luego pasa algo que la enfría y siempre me
he preguntado qué es lo  que pasó, qué
hice mal, o que hicimos mal…..”

         
“Bueno, querido amigo, cuando yo hablo del amor sí hago la diferencia entre enamoramiento. Creo que esa euforia,
deseo de estar con la persona que acabamos de conocer, los pensamientos
constantes por saber todo sobre esa persona, 
la ilusión por sentirnos cerca de ella, incluso, desear sexualmente a
esa persona con una intensidad que no sentimos por cualquiera, para mi eso es
el enamoramiento y creo que ese
sentimiento lo podemos sentir por muchas personas que incluso acabamos de
conocer y que creo que es lo que llaman algunos como Amor a primera vista. Pero yo no creo que sea amor. Yo creo que
solo amas lo que conoces, entonces para amar, creo que debes pasar por la etapa
del enamoramiento que como te dije, sientes el deseo profundo de estar cerca de
esa persona y saber mucho mas de ella para que, posteriormente, después de
formalizar una relación, empieza lo que yo creo que es lo más difícil, la parte
del verdadero descubrimiento de la persona.”

         
“¿Por qué?”

         
“Porque cuando estamos en la etapa del enamoramiento creo que es cuando
queremos dar la mejor impresión de nosotros mismos y la otra persona también,
pero cuando ya es una relación más larga, constante, pues no solo la persona ve
lo que le atrajo al principio de ti: tu físico o tus virtudes como persona sino
también tus defectos tanto físicos como aspectos no tan nobles de tu
personalidad y viceversa, y creo que es cuando surgen las primeras peleas, que
es donde te digo que en mi visión de amarte
solo por HOY
se encuentra esa esfuerzo y compromiso de superar esos retos y
obstáculos para seguir estando juntos si ambos así lo desean”.

         
“Pero el problema es que luego te quieren
cambiar o te condicionan que para seguir juntos debes ser diferente en ciertas
cosas, como, ser mas detallista, que no les dices que las quieres, que no las
ves constantemente, entre otras cosas”.

         
“Bueno, yo estoy en contra de cambiar a las
personas. Creo que el amor no debe condicionarse. Más bien creo que cuando tu
amas verdaderamente a una persona haces todo por que esa persona se sienta a
gusto contigo, por no herirla, por no hacerla sentir mal, entonces sin que ella
te lo pida tu deseas y procuras cambiar. Una vez ví en una película una escena
en donde un neurótico le declaraba su amor a una mujer de una forma que me
pareció fantástica: ‘Tu me haces desear
ser una mejor persona’
. A eso me refiero. En el trato diario tú sabes que
le disgusta y qué le agrada a tu pareja, entonces es obvio que procurarás en
cierta manera tomar en cuenta ese conocimiento que tienes de ella para hacerla
sentir bien. Y la otra parte, creo yo, bajo lo que te decía que tenga ese mismo
compromiso que tu por seguir a tu lado y ese mismo sentimiento de amor, pues
hará lo mismo, también procuraría darte esforzarte porque tu estés contento con
esa persona. Y como te dije, yo reduzco este compromiso y labor a un periodo de
solo HOY.”

         
“Pues que complicado es eso del amor, ¿no
crees?”

         
“Más bien creo que nos lo complicamos. Quizás
seria más sencillo si fuéramos honestos primero con  nosotros mismos y luego con las demás
personas”

         
“Tienes razón. Salud.”

         
“Salud”.

 

 

 

 

 


Se de los primeros en usar el nuevo Windows Live Hotmail en Prodigy/MSN Windows Live Hotmail en Prodigy/MSN